¿Por Qué Son Tan Caros los Veterinarios?

Precio de los Servicios Veterinarios

Historia en Breve -

  • Actualmente, muchos dueños de mascotas están preocupados porque ha aumentado el costo de atención veterinaria para los peludos miembros de las familias
  • A medida que las mascotas se vuelven cada vez más importantes en la vida de sus seres humanos, los dueños de mascotas esperan que la atención veterinaria sea de alta calidad
  • Obtener mayor y mejor atención para la salud de tu mascota significa que puedes prever que acudir a una consulta veterinaria tendrá un costo más elevado
  • Si decides hacer una comparación en los servicios de atención veterinaria, recuerda que el costo no es la única cuestión que debes considerar
  • Otra consideración muy importante es la filosofía que tiene la clínica donde está tu veterinario prospectivo. ¿Su enfoque de salud para tu mascota es compatible con el tuyo?

Por la Dra. Becker

En la actualidad, muchos dueños de mascotas están preocupados porque ha aumentado el costo de atención veterinaria. Antes, era "económico mantener" una mascota, pero ahora, este ya no es el caso para las personas que están comprometidas en proporcionar una excelente calidad de vida a sus mascotas.

Existen muchas razones para aumentar el costo de los honorarios veterinarios. Un ejemplo, es el altísimo costo de asistir a una escuela de veterinaria. Al graduarse, los nuevos veterinarios deben tener suficientes ingresos para pagar su deuda estudiantil (que podrían ser cientos de miles de dólares), así como el dinero suficiente para vivir.

Otro factor — en los costos de la atención veterinaria — es la evolución de la relación entre los dueños de mascotas con sus compañeros animales.

No hace mucho, los perros y los gatos vivían al aire libre y eran vistos más bien como una propiedad no como seres conscientes. Las visitas a los veterinarios eran muy pocas. Las mascotas enfermas o heridas tenían la misma posibilidad de ser atendidas o recibir una eutanasia.

No obstante, hoy en día, la mayoría de las mascotas no solo viven en el interior de los hogares con sus seres humanos, sino que a menudo son considerados queridos miembros de la familia, quienes merecen atención de salud de alta calidad, al igual que los miembros de dos piernas de la familia. Y la calidad de la atención de salud tanto en la medicina humana como en la medicina veterinaria tienen un costo correspondiente.

Los Costos Operativos de la Práctica Veterinaria

El veterinario que es dueño del consultorio al que llevas a tu mascota es responsable de todos los gastos operativos asociados con su clínica. Esto comienza con el edificio en el que se encuentra la clínica, que debe cumplir con una lista interminable de reglas y regulaciones gubernamentales y ordenanzas locales.

A menudo, el equipo y los suministros que tienen las clínicas veterinarias son arrendados o comprados a las mismas empresas que suministran a los hospitales para humanos y, además, los costos son los mismos. Como explica la Dra. Patty Khuly, dueña de una clínica veterinaria:

"Ya sea que las jeringas, catéteres, gasas, tubos endotraqueales y equipo quirúrgico sean utilizados en un Labrador Retriever, gato callejero, adulto humano o paciente pediátrico, el precio es el mismo.

Lo que explica por qué mi 'nuevo' monitor de CO2 es un artículo renovado, por qué tengo que incluir una tarifa diaria por el uso de bombas de infusión, y por qué cada valoración quirúrgica tiene una tarifa complementaria adicional por 'materiales y suministros'".1

Otro importante gasto, que las clínicas veterinarias absorben, es su propia farmacia. La Dra. Khuly dice que gasta más de US$ 20 000 al mes en fabricantes y distribuidores de medicamentos. Como muchos saben, en los últimos años, los precios de medicamentos, tanto para humanos como veterinarios, han aumentado significativamente.

El mayor gasto que tiene la mayoría de los dueños de consultorios, es su personal veterinario, que incluye a los otros veterinarios que trabajan en la clínica, técnicos veterinarios acreditados, recepcionistas, asistentes en las perreras, y otros empleados.

Con el fin de atraer y retener al personal veterinario altamente cualificado, los propietarios de los consultorios deben ofrecer salarios competitivos, seguro de salud y oportunidades de educación continua.

A medida que las mascotas se han vuelto cada vez más importantes para sus seres humanos, los dueños de mascotas esperan un mayor y mejor cuidado de parte de sus proveedores de servicios veterinarios. Para satisfacer esas expectativas los veterinarios necesitan hacer y cobrar más, y los dueños de mascotas pueden prever que este servicio será más costoso.

¿Es Necesario Comparar los Costos de Atención Veterinaria?

Hace unos años, un conocido grupo de consumidores publicó un informe que señalaba que los costos de cuidados para mascotas aumentaban mucho más rápidamente que la tasa de inflación.2

El informe recomienda que los dueños de mascotas hagan una comparación de los servicios de atención veterinaria, y que se preparen con antelación, a través de obtener los costos de 3 a 4 veterinarios locales, para hacer los exámenes y procedimientos de rutina, así como para los servicios de atención urgente y emergencia.

Desde mi perspectiva como veterinaria y madre de mascotas, encontrar el veterinario adecuado para tu perro, gato, ave u otro compañero, en muy pocas ocasiones se trata simplemente de los costos. Bueno, eso no quiere decir que el precio no debe ser una cuestión que debamos considerar cuando buscamos un veterinario — solo, que no debe ser la única consideración.

Solamente tú puedes decidir qué cantidad de tus ingresos puedes permitirte destinar al cuidado de los peludos miembros de la familia. Si eres cuidadoso con tu presupuesto, creo que una gran idea sería planificarlo, por decir algo, dos exámenes de salud al año y una limpieza de dientes profesional anual para tu perro o gato.

Al conocer el costo de estos servicios con anticipación significa que puede incluirlos en la planificación de tu presupuesto.

Desafortunadamente, es mucho más difícil prepararse de antemano para los gastos que ocurren cuando una mascota se enferma o lesiona, o que tiene una situación que posiblemente ponga en peligro su vida y requiere recibir un tratamiento en una clínica de emergencias.

Es por eso que recomiendo que te familiarices con anticipación con los hospitales de emergencias veterinarias, a los que recurrirás en caso de necesitarlo.

Una parte de esta planificación debe incluir averiguar qué formas de pago acepta la clínica —¿solamente efectivo o cheques, o tarjetas de crédito?

Algunos dueños de mascotas asignan una tarjeta de crédito únicamente para utilizarla en emergencias del cuidado de mascotas, mientras que otros compran una cobertura de seguro de salud para mascotas.

También, recomiendo que te familiarices con diferenciar entre las situaciones de atención urgente y las emergencias reales que amenazan la vida.

Ciertamente, algunas enfermedades de mascotas parecen peores de lo que en realidad son. Por el contrario, es posible que algunas situaciones que ponen en riesgo la vida, inicialmente no parezcan muy graves.

Saber cuándo incurrir en costosos servicios de emergencia, y cuando es seguro esperar a hacer una cita con tu veterinario, podría ayudar a controlar los costos de atención para mascotas.

¿Qué Tipo de Veterinario Deseas Para Tu Mascota?

Al decidir sobre el cuidado veterinario para tu compañero animal, además de averiguar sobre sus honorarios, también debes considerar anticipadamente la filosofía que aplica la clínica en donde se encuentra tu prospecto de veterinario. Idealmente, su enfoque para mantener a tu mascota saludable debe ser compatible con el tuyo.

Como regla general, un veterinario capacitado convencionalmente se enfocará en tratar a tu mascota con medicamentos y/o cirugía, cuando está enferma o lesionada. Un veterinario que tiene formación holística estará más interesado en prevenir la enfermedad y utilizar remedios naturales para ayudar a que el cuerpo de tu mascota sane a sí mismo.

Los médicos veterinarios proactivos e integrativos, al igual que yo, complementan las filosofías de medicina occidental con medicina alternativa, para tratar a los pacientes. Ambos enfoques tienen una aplicación práctica en el cuidado de las mascotas.

Preguntas que deberías hacerle a un posible veterinario:

  • ¿Cuál es su punto de vista sobre las vacunas? ¿Realiza prueba de titulación de anticuerpos en las mascotas para saber su situación inmunológica antes de suministrar vacunas?
  • ¿Qué tan rápido administra medicamentos, tales como antibióticos y esteroides, a sus pacientes?
  • ¿Ofrece métodos alternativos de curación en su consultorio, tales como hierbas, suplementos nutricionales, quiropráctica, acupuntura, homeopatía o terapia física/de movimiento?
  • ¿Qué opina acerca de proporcionar alimentos crudos, si esa es la forma en que alimentas a tu mascota o planeas alimentarla en el futuro? Cuando se trata de como alimentar a tu mascota, es importante que tú y tu veterinario tengan una filosofía similar.

Sugerencias Adicionales

Siempre es una buena idea visitar el consultorio de un posible veterinario, para comprobar tu nivel de comodidad en sus instalaciones y con su personal. Algunas de las cosas que debes considerar son:

  • ¿Cuál es su horario de atención? ¿Está disponible por las tardes o los fines de semana?
  • ¿Las instalaciones se encuentran limpias y organizadas, y tienen un ambiente tranquilo?
  • ¿El personal es atento, profesional y comunicativo?
  • ¿Cuántos veterinarios hay en la clínica? ¿Alguno de ellos es especialista?
  • ¿Están equipados para manejar emergencias? De no ser así, ¿a quién refieren esos casos?

También, es bueno saber qué tipo de equipo de diagnóstico tienen disponible. Muchas clínicas nuevas o pequeñas no tienen equipo de rayos-X o de exploración, lo que significa que tendrás que llevar a tu mascota a otro lugar para obtener ese tipo de servicio.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo