Ocultar
Entrenamiento de Agilidad Canino

Historia en Breve -

  • El entrenamiento de agilidad implica enseñarle a tu perro a correr sobre una pista con obstáculos; esto se puede hacer solo por diversión o a un nivel de competencia
  • Este tipo de entrenamiento está diseñado para despertar los instintos naturales de perseguir, correr y saltar del perro
  • Tanto los perros como sus manejadores disfrutan de obtener beneficios para su salud física y mental
  • Si bien cualquier perro adulto sano podría participar, algunos perros, especialmente las razas de trabajo y pastoreo, podrían ser más ideales que otras para hacer este deporte
 

Entrenamiento de Agilidad: Libera los Instintos Naturales de Tu Perro

Enero 12, 2017 | 2,497 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Si buscas una forma para pasar más tiempo con tu perro, más allá de la típica caminata en el vecindario, el entrenamiento de agilidad podría ser justamente el deporte para ti (y tu compañero canino).

Este deporte está volviéndose cada vez más popular entre los dueños de mascotas que son jóvenes y de edad avanzada por igual, quienes consideran que es una maravillosa forma para fortalecer el vínculo y proporcionar una salida para los perros que son muy energéticos.

Básicamente, el entrenamiento de agilidad implica enseñar a tu perro a correr a través de una pista de obstáculos, moverse entre los postes, pasar por túneles, saltar a través de los anillos, caminar sobre los sube y baja, así como muchos otros más. Esto les proporciona increíbles beneficios físicos y mentales a los perros, y también es un nuevo desafío para los dueños.

Podrías hacerlo, ya sea por diversión o competencia, depende de ti y de tu perro, pero de cualquier manera, en primer lugar, es una buena idea obtener una orientación sobre el contexto, con el fin de evitar lesiones. Afortunadamente, con la creciente fanfarria, es fácil encontrar un club de agilidad cercano.

¿Por Qué el Entrenamiento de Agilidad es Tan Popular?

El entrenamiento de agilidad comenzó en 1978, de forma absolutamente accidental, cuando un entusiasta de caballos empleó a su perro para realizar los trucos típicamente reservados para los caballos, para entretener a las personas que miraban la demostración canina de Crufts, en Londres. Los trucos fueron un éxito, y así fue creado el deporte de agilidad para perros.1

Durante el entrenamiento de agilidad, tu perro aprende cómo lograr vencer varios obstáculos, tales como pasar por postes, túneles, así como un sube y baja. Además, los cursos de agilidad básicos consisten de obstáculos para hacer saltos, una llanta, una pasarela de agilidad y tabla de pausa, en donde tu perro debe hacer una pausa de 5 segundos al hacer el recorrido por la pista de obstáculos.

Aunque al principio, hacer que tu perro corra por la pista de obstáculos podría parecer poco natural, el entrenamiento de agilidad está diseñado para despertar los instintos naturales de tu perro.

Si se les proporciona la oportunidad, la mayoría de los perros disfrutan de cazar y buscar. En la naturaleza, esto abarcaría saltar sobre árboles caídos, pasar por debajo de arbustos, subir y bajar colinas y más que eso, que es la razón por la que muchos perros aman la oportunidad de utilizar estas habilidades cuando se encuentran en una pista de agilidad.

Mientras retas a tu perro mental y físicamente, y estimulas su coordinación y confianza, ambos deben trabajar en equipo.

Como manejador, correrás junto a tu perro a través de la pista, lo que exige estar sintonizados en cuanto a la comunicación y confianza. Además, los manejadores se benefician al mejorar su concentración y perseverancia, mientras que los perros también se benefician al:2

  • Aumentar su sentido de alerta
  • Aumentar su fuerza y resistencia
  • Desarrollar habilidades de comunicación
  • Desarrollar su velocidad
  • Desarrollar habilidades de obediencia

Si realizas el entrenamiento de agilidad en tu jardín, podrías hacer el recorrido a tu propio ritmo. Pero competitivamente, la idea es completar el recorrido con la mayor rapidez y precisión posible.

Asimismo, esto significa que harás un entrenamiento, mientras corres a un lado de tu perro. (Si no puedes correr con tu perro, es posible darle indicaciones a distancia, pero te recomendamos que encuentres a un entrenador con experiencia para que te instruya cómo hacerlo).

Depende de ti, como manejador, estar familiarizado con la pista de antemano, con el fin de dirigir a tu perro rápidamente a través del recorrido. Como señaló Boise Agility Runners & Climbers (BARC):3

"... [E]l perro es quien negocia los obstáculos; el manejador le proporciona la dirección por la pista a través de señales de movimientos corporales, velocidad, con la mano y la voz.

Los obstáculos incluyen diferentes tipos de saltos, túneles, obstáculos de postes y ‘obstáculos de contacto’, que el perro trepa o pasa por encima de ellos. El entrenamiento de agilidad está ideado para utilizar métodos de entrenamiento positivos y de recompensa ​​¡para que tu perro aprenda a amar este juego y trabajar contigo!"

¿Podría Hacerlo Cualquier Perro?

Los perros de cualquier raza, forma o tamaño pueden participar en el entrenamiento de agilidad, aunque ciertos perros, especialmente las razas de trabajo y de pastoreo, podrían ser más adecuadas que otras, para este deporte. La vicepresidenta de BARC, Ariel Agenbroad, dijo para KIVI TV:4

"Realmente es beneficioso para crear un vínculo y tener una gran relación de trabajo con tu perro, especialmente con los perros como Border Collie, Pastor de Shetland, Pastor Australiano y Labradores, que tienen mucha energía, pero les gusta trabajar con sus dueños... Podrían obtenerse maravillosos resultados".

Normalmente, hay una edad mínima para los perros de competencia (por lo general de 9 a 18 meses), y debes estar seguro de que tu perro está en buen estado de salud antes de comenzar el entrenamiento.

También, debes considerar la personalidad y el temperamento de tu perro. Las preguntas a considerar antes de decidir realizar el entrenamiento de agilidad (y si hacerlo de forma recreacional o competitiva) incluyen:

  • ¿Tu perro se pone ansioso alrededor de otros perros o extraños?
  • ¿Tiene miedo ante las multitudes?
  • ¿Es agresivo hacia las personas u otros perros?
  • ¿Le gusta correr?
  • ¿Responde a tus indicaciones o prefiere seguir su propio camino?

Ten en consideración que las competencias de agilidad podrían involucrar a cientos de perros y sus manejadores, y algunos de ellos estarían sin correa. Con el fin de hacerlo bien y disfrutar de la experiencia, los perros deben saber los comandos de obediencia básica y llevarse bien con otros perros y personas extrañas.5

Clases de Entrenamiento de Agilidad

Si piensas entrar en una competencia de agilidad, es necesario tomar clases de entrenamiento de agilidad. Los instructores tendrán la experiencia para enseñarte a ti y a tu perro cómo recorrer juntos los obstáculos de mejor manera.

Durante el entrenamiento, podrías utilizar premios saludables o algún juguete que le guste mucho a tu perro para animarlo; sin embargo, por lo general, durante la competencia solamente la recorrerán tú y tu perro.

Incluso, si haces el entrenamiento de agilidad solo por diversión, las clases de entrenamiento de agilidad podrían ser una forma gratificante para pasar tiempo con tu perro.