Un Perro Limpio, un Perro Feliz…

Después de cada baño, Bailey el yorkie experimenta una oleada de energía y felicidad. ¡No te lo pierdas, es bastante gracioso!

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo