Movimientos Erráticos, Tambaleo y Tirones Musculares - ¿Qué Está Pasando?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 29, 2017 | 3,057 vistas

Historia en Breve

  • Las glándulas paratiroides se encuentran en las glándulas tiroides en el cuello de tu mascota
  • Las mascotas que padecen hipoparatiroidismo secretan poca o ninguna cantidad de la hormona paratiroidea de las glándulas paratiroides, lo que provoca que haya niveles inferiores de calcio y niveles elevados de fósforo, en el torrente sanguíneo
  • Los síntomas de hipoparatiroidismo son el resultado de tener niveles inferiores de calcio en la sangre y podrían incluir una pérdida de coordinación, menor frecuencia cardíaca, pérdida de coordinación y contracciones musculares involuntarias
  • El diagnóstico de hipoparatiroidismo requiere que se realicen pruebas de diagnóstico, y en algunos casos, se requiere realizar pruebas adicionales para descartar otros trastornos con síntomas similares
  • Por lo general, el tratamiento requiere hacer una suplementación de calcio y vitamina D por un extenso periodo de tiempo, y un apoyo alimenticio adecuado para su especie

Por la Dra. Becker

Las glándulas paratiroides se localizan en las glándulas tiroides ("para" significa adyacente o a un lado). Las glándulas tiroides y paratiroides se encuentran localizadas en la parte delantera del cuello de tu mascota, cerca de la tráquea (tráquea), justo debajo de la piel.

La función de la glándula paratiroidea es secretar una hormona que regula los niveles de calcio y fósforo en la sangre, ajusta las cantidades de estos minerales, que son absorbidos por el tracto gastrointestinal, eliminados por los riñones, y liberados de los huesos al torrente sanguíneo. Es un sistema muy complejo.

Si tu mascota padece un trastorno conocido como hipoparatiroidismo, significa que las glándulas paratiroides liberan muy poca o ninguna cantidad de la hormona paratiroidea. Esto provoca que haya niveles inferiores de calcio y niveles elevados de fósforo, en el torrente sanguíneo.

Afortunadamente, el hipoparatiroidismo es un trastorno inusual en perros, y aún más raro en el caso de los gatitos. Por lo general, en los gatos, es el resultado de extirpar la glándula tiroides, e inadvertidamente, se extirpan las glándulas paratiroides junto con ello. En el caso de los perros, a menudo, este trastorno es causado por una destrucción de las glándulas paratiroides, accionada por el sistema inmunológico, o un traumatismo en el cuello.

Síntomas del Hipoparatiroidismo

Entre las razas de perros que son propensas a padecer hipoparatiroidismo se encuentran el Caniche tamaño Toy, Schnauzer miniatura, Pastor Alemán, Labrador Retriever y las razas terrier. Las hembras son más comúnmente diagnosticadas que los machos, y la edad promedio para obtener este diagnóstico es de 5 años.

Generalmente, en el caso de los gatos, estos tendrán de 12 a 13 años de edad, al momento de ser diagnosticados, y muy frecuentemente, esta enfermedad es el resultado de extirpar la glándula tiroidea, como forma de tratamiento para el hipertiroidismo.

Las causas menos comunes en los gatitos, son el paratiroiditis, que es la inflamación de las glándulas paratiroides, y la atrofia (el debilitamiento) de las glándulas.

En realidad, los síntomas del hipoparatiroidismo son síntomas de hipocalcemia, o bajos niveles de calcio en la sangre, y esto podría incluir:

Convulsiones

Frotamiento facial

Debilidad

Abdomen tenso

Temblores musculares, espasmos o contracciones musculares involuntarias

Mayor cantidad de micción y de sed

Inestabilidad, sensación de embriaguez, mayor entumecimiento, o pérdida de coordinación

Gruñidos

Vómito

Letargo

Jadeo

Falta de apetito

Fiebre o baja temperatura corporal (hipotermia)

Cataratas

Baja frecuencia cardíaca (bradicardia)

Los síntomas podrían aparecer y desaparecer, especialmente al iniciar el proceso de la enfermedad.

Diagnóstico

Tu veterinario realizará un examen físico y tomará el historial de salud completo y los síntomas de tu mascota. También se necesitará realizar pruebas de diagnóstico y estas podrían incluir:

Si tu mascota experimenta convulsiones, debilidad muscular, temblores o contracciones musculares, podría ser necesario realizar un análisis para descartar otras posibles causas de los síntomas, incluyendo el corazón, metabólicas, o enfermedades hepáticas, así como enfermedades inflamatorias, tumores o epilepsia.

Opciones de Tratamiento

A veces, las mascotas que padecen hipoparatiroidismo deben ser inicialmente hospitalizadas, para tener un control médico de los bajos niveles de calcio u otros síntomas, hasta que el padecimiento del paciente pueda ser estabilizado.

Si tu perro o gato tiene hipocalcemia, requerirá un tratamiento a largo plazo para atender la enfermedad. Esto incluirá suministrar vitamina D y suplementos de calcio. La vitamina D es necesaria para asegurar la absorción de calcio del tracto gastrointestinal, y será prescrita por tu veterinario en una dosis específica.

Para las mascotas que están estables, los suplementos de calcio y vitamina D podrían administrarse por vía oral en casa. Las dosis deben ser ajustadas, según sea necesario, en función de la respuesta y síntomas del animal, así como al realizar constantes mediciones de los niveles de calcio y fósforo en la sangre.

A algunas mascotas se les podría retirar la suplementación de calcio, siempre y cuando continúe suministrándose la terapia de vitamina D, de acuerdo con los resultados de los análisis sanguíneos. Como es el caso en la mayoría de los desequilibrios hormonales, generalmente los tratamientos para toda la vida, de algún tipo, son requeridos, y será necesario hacer un monitoreo continuo.

A menudo, los gatos que padecen un hipoparatiroidismo secundario y tienen una tiroidectomía (extirpación de la glándula tiroides) para tratar el hipertiroidismo, recuperan la función normal de las glándulas paratiroides después de algunas semanas o meses, luego de realizar la cirugía.

Colaborar con un veterinario integrativo para proporcionar una ayuda alimenticia apropiada según su especie, es una de las mejores acciones que puedes realizar, en el caso de un perro o un gato que padece hipoparatiroidismo. Estas mascotas se benefician de consumir alimentos mínimamente procesados, evitar vacunas innecesarias y al reducir su exposición a sustancias químicas en el hogar y su entorno.