Ocultar
Mascotas Dan Apoyo a las Personas

Historia en Breve -

  • Casi la mitad de las personas que padece enfermedades mentales incluye animales de compañía (perros, gatos, aves, hámster, peces y más) como parte de su red de apoyo social
  • De ellos, el 60 % situó a las mascotas en su círculo social más cercano, mientras que el 20 % los colocó en su segundo círculo más cercano
  • Las mascotas proporcionaron una distracción de los angustiosos síntomas, facilitaron una rutina diaria y ejercicio, al igual que aceptación y amor incondicional
 

Las Mascotas Proporcionan Apoyo a las Personas con Enfermedades Mentales

Febrero 9, 2017 | 2,095 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

No hay límite para el amor y compañerismo que las mascotas proporcionan a nuestras vidas, y esto podría ser particularmente cierto en las personas que padecen problemas de salud mental a largo plazo. Para muchos de los que se encuentran en esta categoría, una de las preocupaciones esenciales es la capacidad para permanecer involucrados en su vida cotidiana.

Otras de las continuas preocupaciones, que fueron informadas por las personas que experimentan problemas de salud mental, incluyen la pérdida de conexiones anteriores y estatus social, incapacidad para continuar con las actividades que alguna vez disfrutaron y los sentimientos de soledad y aislamiento.

Una enfermedad mental podría eliminar el sentido de propósito y significado de la vida de una persona, especialmente si la persona siente que es juzgada o estigmatizada. Es común que sucedan rupturas en las relaciones familiares y con los amigos, al igual que la dificultad para mantener una rutina diaria.

En estas situaciones es invaluable tener una red de apoyo positiva, con los amigos y la familia humana, lo cual frecuentemente es percibido como una de las fuentes más importantes de tal apoyo.

No obstante, una nueva investigación sugiere que los animales podrían fungir un importante rol como fuente de apoyo, donde las mascotas proporcionan beneficios emocionales y mentales a sus dueños. Los resultados fueron tan convincentes al grado que los investigadores concluyeron que:1

"Las mascotas deben ser consideradas como una fuente principal y no una fuente marginal de apoyo, en el control de los problemas de salud mental a largo plazo."

Las Mascotas Proporcionan un Valioso Apoyo Social

Los investigadores de la Universidad de Manchester entrevistaron a 54 personas que tenían problemas de salud mental a largo plazo, con respecto al rol de las mascotas en sus vidas.

Se les proporcionó un diagrama con tres círculos concéntricos alrededor de un cuadrado destinado a representarse a sí mismos y pidieron que lo llenaran con sus fuentes de apoyo (con las fuentes más importantes, que se encuentran en su círculo más cercano, y posteriormente hacia el exterior).

Casi la mitad de los participantes incluyeron a sus mascotas (perros, gatos, aves, hámster, peces y más, fueron parte del estudio) como parte de su red social. De ellos, el 60 % situó a sus mascotas en el círculo más cercano, mientras que el 20 % las colocó en el segundo círculo más cercano.

Los participantes observaron que tener mascotas les proporcionaba muchos beneficios, incluyendo ser una fuente de contacto físico y comodidad, así como una forma de canalizar su energía emocional.

Muchos participantes informaron que sus mascotas sabían intuitivamente cuando se sentían mal y actuaban en función de ello. Uno de los participantes, un dueño de dos perros y dos gatos, que los colocó en el círculo más cercano, explicó:2

"Cuando tengo muy poco ánimo son maravillosos, porque no se separan de mi lado durante dos días.

Me levanto y los dejo salir para hacer sus necesidades, y los alimento, pero regreso directamente a mi cama, y ni siquiera voy a comer o bebo agua; y luego, ellos simplemente regresan y se quedan conmigo hasta que puedo superarlo. Supongo que están acostumbrados a ello."

En algunos casos, la relación entre los dueños y sus mascotas era tan fuerte que les distraía de sus síntomas y sensaciones negativas, como escuchar voces, en el caso de una persona que padece esquizofrenia.

Los investigadores sugirieron que las mascotas podrían proporcionar un papel terapéutico en distraer a sus dueños de pensamientos suicidas, sentimientos de soledad y otros síntomas de las enfermedades mentales. En otros casos, las mascotas proporcionaron una fuente muy necesaria de frivolidad y humor " y a menudo eran los únicos que podían animar la vida de los participantes", señalaron los investigadores.

Las Mascotas Proporcionan Reconocimiento y Amor Incondicional

Algo que los participantes señalaron, y que también es importante, es que sus mascotas proporcionaron una fuente de amor incondicional, que los aceptó por quienes eran, sin juicios o resentimiento. Esto fue invaluable para las personas que padecían enfermedades mentales, muchas de las cuales se sentían estigmatizadas, inclusive por familiares y amigos.

Además, muchos notaron que el vínculo humano-animal era una relación recíproca, mientras que las relaciones humanas en sus vidas no eran consideradas de la misma manera. Incluso, algunos creían que sus mascotas tenían síntomas similares (como el trastorno de estrés postraumático [TEPT]), lo que ayudó a aliviar los sentimientos de aislamiento y alienación.

Asimismo, cabe destacar que muchos de los participantes estaban desempleados y tenían problemas con su vida cotidiana. En esa cuestión, las mascotas también tuvieron un efecto positivo, ya que los dueños sentían orgullo y reconocimiento al cuidar exitosamente a su mascota, mantenerla sana y enseñarle trucos.

Mientras tanto, cuidar de sus mascotas ayudó a los participantes a desarrollar rutinas y obtener una sensación de control en sus vidas. Los investigadores señalaron que:3

"En este sentido, el trabajo de las mascotas en comunidades de personas les proporcionó a los participantes una relación aparentemente profunda y segura, que a menudo no estaba disponible en otras partes dentro de la red o en una comunidad más amplia.

Esto se volvió cada vez más importante dada la trayectoria de una enfermedad a menudo incierta y asociada con una enfermedad mental grave, incluyendo la recuperación y los períodos de crisis."

En resumen, las mascotas proporcionaron numerosos beneficios prácticos y emocionales a los dueños que padecían problemas de salud mental, incluyendo:

  • Distraer o interrumpir los síntomas angustiosos
  • Facilitar la rutina y ejercicio
  • Control del estigma asociado con la enfermedad mental
  • Proporcionar una forma de aceptación

Al elegir una mascota, parecía que el vínculo entre el dueño y la misma era más importante que el tipo de mascota. Al tener mascotas de una variedad de especies, desde peces y hámster, hasta gatos y perros, se percibieron los beneficios.

Una advertencia importante es que, algunos de los participantes informaron estar preocupados por lo que les pasaría a sus mascotas si fueran hospitalizados o no pudieran cuidarlas. Por lo que, debe realizarse un plan para que las mascotas sean atendidas apropiadamente en caso de que el dueño tenga un período de crisis.