Ocultar
Terapia de Ondas de Choque

Historia en Breve -

  • Un nuevo estudio de 30 perros con osteoartritis de cadera demuestra los beneficios de la terapia de ondas de choque extracorpórea (TODCE) para mejorar la calidad de vida, el dolor y la cojera
  • Las ondas son utilizadas en la TODCE son ondas de choque de alta energía que son dirigidas hasta el objetivo del tratamiento en el cuerpo de tu perro
  • Hay gran número de otras condiciones en los perros donde las terapias de ondas de choque pueden ser beneficiosas, incluyendo displasia de cadera, lesiones de tendones y ligamentos y granuloma acral por lambido
  • La terapia de ondas de choque debe usadas en conjunto con rehabilitación física para ayudar a los perros a regresar a sus actividades
 

Esta "Alarmante" Terapia en Realidad es un Regalo de Dios Para las Mascotas

Febrero 15, 2017 | 2,994 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Recientemente un grupo de investigadores de la Universidad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, Universidad de São Paulo, Brasil, estudiaron los efectos del tratamiento de ondas de choque extracorpórea radial (TODCE) en los perros con osteoartritis (OA) de cadera.1 El estudio involucró a 30 perros con OA de cadera bilateral (artritis en ambas caderas).

Los perros fueron sometidos a 3 semanas de sesiones de TODCE el primer, el octavo y el dieciseisavo día de la investigación. El progreso fue evaluado utilizando una presión especial que permitió a los investigadores medir la fuerza máxima, impulsó y simetría.

Los investigadores también evaluaron a los perros utilizando una escala analógica visual. De igual manera, los dueños de los perros proporcionaron información sobre los niveles de actividad física de sus perros, y los investigadores recopilaron datos de seguimiento 30, 60 y 90 días después del primer tratamiento con ondas de choque.

Al fin del estudio, las tres medidas (fuerza vertical máxima, el impulso vertical y la simetría) en los perros tratados mejoraron. Las puntuaciones en la escala analógica visual también indicaron mejoría en el dolor y cojera de los perros y sus dueños reportaron mejores niveles de actividad física así como en la calidad de vida.

Los autores concluyeron que la terapia de ondas de choque tiene efectos benéficos en los perros con OA de cadera. Para determinar un protocolo de tratamiento ideal serán necesarios futuros estudios.

Estos resultados confirman las conclusiones de un estudio austriaco realizado en 2007 en el que fue considerada una mejora significativa y similar en las mismas medidas en un grupo de 18 perros con OA.2

Explicación de la Terapia con Ondas de Choque

Muchas personas han escuchado la palabra “ondas de choque” e inmediatamente piensan en una descarga eléctrica. Pero las ondas de choque extracorpóreas utilizadas en veterinaria son ondas de sonido de alta energía (energía acústica) que son dirigidas hasta el objetivo del tratamiento en el cuerpo de tu perro.

Las ondas de choque extracorpóreas desencadenan los mecanismos de reparación en el cuerpo, que acelera la cicatrización y proporciona una mejora a largo plazo.

La tecnología utiliza tecnología electrohidráulica para generar ondas de choque. Las ondas de sonido de alta intensidad interactúan con los tejidos del cuerpo, llevando a efectos benéficos como:

  • Desarrollo de nuevos vasos sanguíneos
  • Revertir la inflamación crónica
  • Estimulación del colágeno
  • Disolución de la acumulación de calcio

Está actividad crea un ambiente óptimo de curación, y mientras que el área dañada regresa a la normalidad, el dolor se alivia y la funcionalidad se restaura.

Cuando la terapia de ondas de choque se aplica en áreas de tejido no-curativo, puede desencadenar la liberación de citocinas agudas que estimulan la cicatrización. Acompañando el alivio del dolor puede ser el resultado del aumento de serotonina en el asta dorsal (situada en la médula espinal).

Condiciones Tratadas Exitosamente con TODCE

Además de osteoartritis, la terapia de ondas de choque puede ser benéfica en el tratamiento de una variedad de otros trastornos caninos, incluyendo:

Displasia de cadera y codo

Tejido cicatricial doloroso

Enfermedad articular degenerativa

Dolor de espalda crónico

Espondilosis

Granuloma acral por lambido

Lesiones en ligamentos y ligaduras

Sesamoiditis (inflamación crónica de los huesos en el pie)

Enfermedad de Legg-Calve-Perthes

Cuidado de heridas crónicas

Fracturas incurables

Puntos de activación

Retraso en la cicatrización de fracturas

Puntos de acupresión

Resultados Adicionales del Estudio de TODCE en Perros

  • De 4 perros tratados para fracturas incurables, tuvieron una mejoría significativa en la cicatrización del hueso siguiendo el tratamiento de TODCE.3
  • En un estudio de perros con fractura distal de radio sin uniones (una rotura en la parte inferior de la extremidad delantera, justo encima de la articulación de la muñeca), todos los perros que recibieron TODCE mostraron curación ósea completa después de 12 semanas, mientras que ningún perro en el grupo de control logró una unión ósea completa.4
  • En un estudio de perros con cojera provocada por tejido blando del hombro, el 88 % mostró mejoría después de la terapia con ondas de choque, sin intervención quirúrgica.5
  • La TODCE también ha demostrado reducir perceptiblemente el engrosamiento del ligamento distal en perros con inflamación de articulaciones de rodilla después de la cirugía por una ruptura LCC.6
  • La terapia con ondas de choque ha demostrado ser benéfica en el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos en la interface hueso-tendón del tendón de Aquiles en los perros.7

Actualmente, solo hay informes sin publicar de casos de terapia de ondas de choque para el tratamiento de heridas crónicas en animales pequeños. Sin embargo, partiendo de su mecanismo de acción, la TODCE puede resultar valiosa en el manejo de los injertos de piel y heridas difíciles y crónicas.

Que Esperar Durante y Después de la TODCE

El equipo utilizado en la TODCE puede ser ruidoso, y el tratamiento puede ser incómodo, por lo que algunos animales requieren ser sedados. Dado que la terapia de ondas de choque a menudo es utilizada en conjunto con cirugías, algunos pacientes podrían estar anestesiados en el momento del tratamiento.

Solo disponible en Inglés

La duración del tratamiento depende de la fuerza de las ondas de choque y del número de puntos a tratar. La dosis común es de 800 pulsaciones por articulación, la cual puede lograrse en menos de 4 minutos.

Normalmente los animales comienzan a experimentar los alivios del dolor dentro de las 24 horas de tratamiento. Dependiendo de la condición a tratar, otros tipos de tratamiento también pueden ser necesarios.

En el tratamiento de las enfermedades musculoesqueléticas, la terapia se recomienda cada 2 a 3 semanas, de 1 a 3 tratamientos o hasta que mejoran los síntomas o hasta que se lograr la completa curación. Las heridas se tratan generalmente una vez por semana según sea necesario.

Con pacientes con artritis, la TODCE generalmente se repite cada 6 a 2 meses según sea necesaria.

La terapia de ondas de choque debe utilizarse en conjunto con la rehabilitación física para ayudar a los perros a regresar a sus actividades.