Penoso, Penoso, Penoso

Una esponjosa gatita llamada Viena vacila en el pasillo, insegura de qué hacer en su nuevo hogar. Sin embargo, su pequeño maullido indica que está dispuesta a hablar de ello…

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo