Ocultar
Comportamientos Riesgosos en Perros

Historia en Breve -

  • Nuestros compañeros caninos tienen su propia personalidad y comportamientos, muchos de los cuales son muy entretenidos
  • Mientras que algunos comportamientos divertidos de los perros son inofensivos, otros pueden representar un riesgo para su salud
  • Un ejemplo de un comportamiento lindo e inofensivo es: por lo general, que algunos perros toman algo con su hocico cuando están emocionados
  • Un ejemplo de un comportamiento gracioso pero arriesgado es: subirse a la encimera de la cocina
 

¿Por Qué un Perro Emocionado Hace Esta Rutina?

Marzo 27, 2017 | 3,468 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Como todos los amantes de los perros, nuestros compañeros caninos están equipados con sus propias personalidades y peculiaridades. Es una maravillosa aventura conocer a tu perro y viendo como su personalidad se desarrolla a medida que madura, en el caso de un cachorro, o a como se adapta a la vida en familia, en el caso de un perro adulto adoptado.

Una de las mejores cosas de ser dueño de un perro es observar las adorables y graciosas travesuras que hacen nuestros familiares de cuatro patas. Como muchos dueños de mascotas han escuchado decir, "¡Estás cosas nunca pasan de moda!"

Estoy Tan Emocionado, y No Lo Puedo Ocultar

Por razones que solo ellos conocen, muchos perros deben tomar algo en su hocico cuando están emocionados.

Tengo una cliente cuyo Golden Retriever toma uno de sus zapatos o de su esposo cada vez que llega a casa del parque para perros o de un mandado con su dueño.

Toma un zapato, corre en las escaleras, y brinca alrededor con la cosa en su hocico, su cola hacia arriba, hasta que es recibido apropiadamente y la emoción de su rutina de "¡Estoy en casa!" se calma. Repite su actuación cuando su dueña o dueño o un invitado pasan por la puerta.

También tengo un amigo cuyo pequeño Chihuahua de 5 libras es una mezcla delirante de felicidad cuando se despierta cada día. Tanto pronto como le abren la puerta de su jaula, hace una fila a su canasta de juguetes. Toma un juguete pequeño de la canasta, corre y salta alrededor con el juguete en su hocico, en algún tipo de ritual de celebración del amanecer.

Porque los Perros Ponen Cosas en sus Hocicos Cuando Están Emocionados

Sí tu perro también toma cosas en su hocico cuando está emocionado, según el veterinario de conducta el Dr. Wailani Sung en una entrevista con Vetstreet, puede estar:

  1. Ofreciendo un regalo
  2. Buscando atención
  3. Mostrando que está feliz

"Pienso que muchos perros están muy emocionados de ver un visitante porque puede representar a una nueva persona que puede jugar en ellos, así que el perro toma un juguete para tratar de incitar a la persona a jugar, ya sea tirando o lanzando el objeto" dice el Dr. Sung.1

Los dueños de mascotas en ocasiones también enseñan el comportamiento a los perros como una actividad de reemplazo a los ladridos o saltar sobre la gente.

Según Sung “... [Estos] propietarios han reconocido que sus perros pueden parecer inquietos o preocupados, pero si consiguen que el perro se involucre con sus juguetes, parecerán menos preocupados por nuevos visitantes en la casa.”

A veces un perro simplemente toma la emoción de su dueño y responde igual. Sung dice que parece que los Retrievers son especialmente aficionados al comportamiento, lo que tiene sentido puesto que está, después de todo, "recuperando" algo con sus hocicos.

¿Qué Pasa si la Cosa Que Tiene Tu Perro en el Hocico Te Hace Sonrojar?

En ocasiones, ese “algo” que un perro emocionado toma y pasea alrededor es un objeto que el dueño preferiría que nadie más viera (usa tu imaginación). Obviamente, es mejor asegurarse de que esas cosas estén fuera del alcance de tu mascota en todo momento.

Sin embargo, las cosas pasan, así que si recibes a un invitado en tu casa y volteas a ver a tu amiguito dando vueltas alegremente con los calzones de la abuela o los bóxers de tu esposo colgando de su hocico, ve inmediatamente a tomar un premio. Mantente relajado y reemplaza rápidamente el objeto por un bocadillo delicioso.

Si por alguna razón el querido amiguito está renuente a hacer el trato, hagas lo que hagas, no lo persigas, ya que fácilmente podrías convertir esto en un juego muy divertido para él, y así arrastrar la agonía de tu vergüenza indefinidamente mientras el corre por la casa sosteniendo tus calzones en su hocico.

Aparte de los momentos vergonzosos, muchos cachorros que toman cosas en sus hocicos cuando están emocionados solo están siendo felices, adorables, así que no es un comportamiento del que necesites preocuparte o extinguir. Sólo asegúrate de no dejar nada de valor en el camino de tu mascota y únete a la diversión.

Comportamientos Caninos Divertidos Pero Arriesgados

Desafortunadamente, también hay comportamientos que los perros realizan, que aunque divertidos, son potencialmente peligrosos. Uno de ellos es el pasatiempo de los perros grandes conocido como subirse a la encimera de la cocina. (Para que conste, de igual manera los perros pequeños han sido atrapados subiéndose a la encimera, pero siempre después de que una persona sin darse cuenta les ha dado el acceso a la encimera.)

El Golden Retriever que mencioné antes al cuál le gusta correr alrededor con un zapato en su hocico por lo general es un perro fanfarrón. A menudo tiene algo en su hocico, usualmente uno de sus juguetes, pero de vez en cuando es un no-no, como un par de calcetines de su dueño.

Cuando tiene algo en su hocico que sabe que no debe, pone su cabeza abajo, esperando a ser descubierto y tener algo de atención. Una noche en la cena, comenzó con su rutina, y claramente tenía algo en su hocico.

En lugar del habitual contrabando, su dueño le quito una mantequilla completa de su hocico que él había robado de la encimera. Fue la primera vez que se había subido a la encimera, y mi cliente estaba muy agradecido de haberle quitado la mantequilla de su hocico antes de que se la trague.

Esta fue una de las llamadas de atención que la mayoría de los que tenemos perros conocemos muy bien. Ahora todos en la casa de mi cliente tienen que ser cuidadosos de no dejar alimentos al alcance sobre la encimera y mantener un ojo en el perro a las horas de la comida.

Como experto en el comportamiento de los perros Mikkel Becker escribe para Vetstreet:

"Cada bocado robado con éxito aumenta la posibilidad de que tu perro continuará con su racha de ladrón en el futuro. Además, la atención que recibe por poner las patas sobre la encimera o tratar de arrastrar un bocado puede ser una recompensa – incluso si la atención es negativa.

Administrar el entorno de tu perro y enfocar su energía en comportamientos más aceptables pueden ayudar a disminuir los intentos de pepenar de tu perro.”2

Frenar a Tu Perro de Subirse a la Encimera

No hace falta decir que subirse a la encimera puede ser arriesgado para tu perro. No sólo podría comer algo que le haga daño, también podría encontrarse con la estufa caliente o con un cuchillo afilado.

Sí tu perro es un ladrón de comida confirmado, deberás hacer lo necesario para bloquear su acceso, incluyendo el ponerlo en una jaula, detrás de una puerta para bebés, o en un cuarto separado a la hora de comer. Sí es necesario, también podrías necesitar poner candados en los cajones y gabinetes de la cocina.

Es importante tener en mente que muchos perros ladrones de comida se vuelven expertos en lucir completamente desinteresados en lo que está pasando en la cocina o en la mesa, cuando en realidad están esperando la primera oportunidad para tomar un bocadillo.

Además de negar el acceso a la cocina y al comedor, también tendrás redirigir su energía con rompecabezas de alimento o huesos y mordeduras recreativas. También puedes entrenarlo para ir a un lugar en específico, normalmente a su cama, lejos de la cocina y del comedor, mientras las comidas están siendo preparadas e ingeridas.

Finalmente, cuando todos tus esfuerzos fallan, debes entrenar a tu perro para responder a la orden "suéltalo". Para muchos perros, "suéltalo" es fácil de aprender cuando se enseñó de la manera correcta, la cual es ofrecer a tu perro un regalo – el objeto en su hocico por el regalo en tu mano.