7 Trucos Útiles Que Todo Dueño de Gato Amará

Gato Mascota

Historia en Breve -

  • A menudo, los gatos tienen hábitos únicos y misteriosos, pero algunas veces se requiere de un poco de ingenio para que la convivencia con tu gato sea gratificante y placentera para ambos
  • Mover los tazones de comida y eliminar la comida de los tazones son dos ejemplos de hábitos en los gatos que puedes solucionar sin mucho problema
  • Soluciones prácticas a problemas como limpiar una alfombra si tu gato llega a tener un accidente podría tomar unos cuantos pasos, pero vale la pena seguirlos para arreglar el problema y asegurarse de que no vuelva a ocurrir
  • En muchos casos, los gatos sólo están siendo ellos mismos cuando hacen cosas como comerse las plantas, sin embargo, para asegurarte de que no está enfermo o carece de un nutriente vital debes visitar al veterinario

Por la Dra. Becker

Tal vez siempre te das cuenta o simplemente se escabulle de ti cuando no lo estás viendo, pero los gatos son fascinantes. Son buena compañía, incluso si no los ves la mitad del tiempo, y son maravillosos en demostrar cuánto valoran tu opinión de la manera más entrañable o inesperada.

Sin embargo, a pesar de que tu gato podría ser más hermoso e inteligente que cualquier otro gato que conozcas, algunas veces tienen problemas. No grandes problemas necesariamente, sino hábitos o debilidades molestas que hacen que te preguntes si tu gatito está tratando de decirte algo pero no puedes entenderlo.

Aquí siete ejemplos de los aspectos de la parte relativamente más difícil de ser humano y tener un trabajo que algunas veces puede llegar a ser desafiante y es convencer a tu felino peludo favorito quien realmente está a cargo.

1. "Te Estoy Diciendo Que Eso No Me Gusta"

A pesar de tener fama de ser maniáticos del orden, algunas veces no lo son. Puedes descubrir que aunque no llenes su tazón, algunas veces te encontraras con pedazos de comida tirados por todas partes, por lo que debes de mantener tu escoba a la mano.

También hay gatos con el quisquilloso hábito de agarrar pedazos de comida y ponerlos al lado del tazón de comida. Tal vez esto lo hacen para evitar esa comida. O bien podría quererte decir que si realmente quieres hacer su vida más sencilla, entonces tires a la basura la comida que no quiere antes de ponerla en su tazón.

Aunque tal vez no logres evitar que clasifique su comida, una solución para evitar que redistribuya su comida es invertir en un tapete de goma con bordes en los extremos, diseñado inicialmente para drenar las botas y zapatos mojados. Colocar el tazón de comida y agua de tu gato sobre este tapete le ayudará a mantener las cosas en orden.

2. "No Quiere Mi Tazón Allí, Lo Quiero Aquí"

Es difícil saber si un gato ya se aburrió de algo, pero si tu gato tiene el hábito de empujar su tazón de agua hacia otro lugar, sin importar qué métodos has utilizado para acabar con este hábito, Vetstreet1 tiene una solución.

Coloca el tazón de tu gato en una caja de cartón con bordes, aproximadamente unas cuatro pulgadas de alto. Coloca el tazón en la caja y córtala a la medida. Tu gato podrá acceder fácilmente al agua, pero la caja de cartón evitará que mueva el tazón al otro lado. ¡Voilá!

Muchos gatos tienen problemas con los tazones en sí. Los tazones de plástico podrían liberar toxinas en el alimento o agua y tu gato puede detectar su olor y sabor, lo que provoca que parezca muy "quisquilloso" al momento de comer, cuando en realidad son sus instintos natos los que le dicen que no debe consumir las sustancias contaminadas. Mejor elige tazones de vidrio o acero inoxidable.

3. Los Humanos No Son los Únicos Quisquillosos Para Comer

Aunque siempre hagas todo lo posible para asegurarte de que tu preciado gato tenga todo lo que necesita para ser feliz y saludable, algunas veces podría parecer muy poco contento con lo que pones en su tazón.

Si ya lo llevaste al veterinario para descartar algún problema físico y parece que sólo es quisquilloso, existen formas para remediar el problema. La experta en el estilo de vida de las mascotas, Sandy Robins, autora de "Making the Most of All Nine Lives: The Extraordinary Life of Buffy the Cat", recomienda un solución simple pero efectiva.

Trata de calentar la comida de tu gato sólo lo suficiente como para emitir un delicioso aroma que llame su atención. El sentido del olfato de tu gato es muy poderoso, así que esto podría ser suficiente para activar lo suficiente las papilas gustativas de tu gatito como para atraerlo hasta el tazón de comida. (Primero utiliza tu dedo para asegurarte de que no esté demasiado caliente).

4. Si No Es el Alimento, Tal Vez Sea el Tazón

Si bien los niños se pelean por comer en el plato rojo en lugar del plato azul, tal vez los gatos son quisquillosos por otras razones.

Los bigotes de los gatos son muy sensibles y para algunos gatos los tazones pequeños pueden molestarlos lo suficiente como para hacer que parezca que están "jugando con su comida", cuando en realidad están intentando sacar la comida para ponerla en una superficie plana, que es algo más fácil y placentero para sus bigotes.

Puedes encontrarte con que es más fácil para tu gato comer en un plato que un tazón y que también podrías requerir de algo de innovación. Aquí otra sugerencia por parte de Vetstreet:

"Robin Olson, dueña de un gato, escritora y presidenta de Kitten Associates, se ha dado cuenta de que sus gatos prefieren comer en platos planos que en tazones. Y, tiene que poner los platos sobre una plataforma para que pueda alcanzar fácilmente el alimento, algo que parece ser muy eficaz, especialmente para los gatos de edad avanzada.

Olsen coloca el plato sobre un plato de sopa al revés. Esto ayuda a levantar el plato unas cuantas pulgadas y los bordes en la parte inferior del plato ayudan a evitar que se resbale. Parece que los gatos están más cómodos comiendo de esta forma, especialmente los gatos de edad avanzada", explica Olsen.2

5. ¡Arena, Arena por Todos Lados! – Literalmente

Así como es de fastidioso para ti, lo es para tu gato, ya que algunas veces puede salir de la caja de arena con arena metida entre sus dedos. No puede evitarlo. En poco tiempo, la arena está por todos lados, la cocina, el sillón.

Sin embargo, hay algunos remedios que puedes probar. El primero es uno muy común. Un tapete de goma o plástico con pequeños relieves que ayuden a quitar la arena de las patas de los gatos en cuanto salga de la caja de arena.

Como alternativa, una opción más estética podría ser un tapete para ducha con una superficie que tiene la misma función, pero que es más suave.

6. ¡No, No!… ¡No Sobre la Alfombra!

Quizá su caja de arena está llena o tu gato sentía que no tenía la privacidad suficiente, pero una vez que haga sus necesidades en la alfombra de tu habitación (o cualquier otra alfombra) podría hacerse a la idea de que ese es el lugar designado, sin importar que tan bien lo hayas limpiado. Te repito, tienes que hablar con tu veterinario holístico para descartar cualquier problema de salud.

Aquí algunas cosas que puedes poner en práctica y que podrían ayudarte a eliminar varios aspectos del problema a la vez: utilizar una capa protectora transparente – como del tipo que utilizan los agentes de bienes raíces en las casas muestra – del tipo que es pegajoso para evitar los resbalones.

Su superficie es del tipo del que los gatos buscan para hacer sus necesidades, no tienen ningún aroma, así que literalmente tienes el problema resuelto.

Si no estás seguro sobre cuáles son los puntos que le gustan a tu gato, pasa una luz negra y las manchas de orina aparecerán en color verde neón. Seca el "derrame" lo mejor que puedas con una toalla de papel seca o con una camisa de algodón vieja. Después, rocía agua pura sobre la mancha y seca una vez más hasta que ya no absorba más orines.

Posteriormente, remoja la mancha con una solución para mascotas a base de enzimas y deja reposar durante el tiempo establecido. Tal vez también deberías aplicar unas cuantas gotas de aceite esencial (como limón o lavanda) para que actúe como elemento de disuasión. Deja que se seque por completo antes de colocar el forro de plástico.

Una vez que hagas todo lo posible por remediar las posibles causas del comportamiento de tu gato, tal vez debas recordarle cuál es su caja de arena y el lugar en donde tiene que hacer sus necesidades. Llévalo, colócalo en el lugar correcto, toma suavemente sus patitas para hacer que explore la arena y que siga sus instintos. Este es un método que funciona con los gatitos nuevos y podría servir con los gatos que necesitan un pequeño recordatorio.

7. Comer Plantas No Siempre es Bueno Para los Gatos

De acuerdo con Off Grid News,3 los lirios, gloria de mañana, tulipanes, hiedra y azaleas pueden ser levemente tóxicas para los gatos, depende del gato y la cantidad que consuma.

Tu mejor opción es mantener estas plantas lejos de su propiedad o mantener a tu gato lejos de estas plantas.

Además, algunas plantas no son buenas para los gatos, ni ningún otro animal, especialmente las plantas como la hiedra venenosa o cualquier otra planta que haya sido rociada con herbicidas o pesticidas tóxicos. Probablemente veas a tu gato masticar pasto cuando está en el jardín. Le ayuda a eliminar las bolas de pelos e incluso a proporcionarles enzimas que no pueden obtener de otra forma.

Cuando se trata de consumir plantas lo mejor es evitarlas por completo o dejarlas fuera de su casa (algo que debes tomar en cuenta es que a los gatos les molestan ciertos aromas y superficies, lo que podría trabajar a tu favor). Estos consejos obtenidos del blog de The Creek Line House4 podrían ser justo lo que está buscando:

La cáscara seca de naranja, limón o lima es aborrecible para los felinos, así que puedes colocarla como base para las plantas que quieras mantener alejadas de tu gato.

Algunas marcas de cinta de doble cara pegada a lo largo de los cuatro lados de las masetas pueden ser algo insoportable para los gatos al momento de caminar sobre ella. Los gatos odian las superficies que se pegan en sus patas.

Por alguna razón, el papel de aluminio sobre el suelo también parece evitar que los gatos caminen sobre él. Los pinos pequeños se ven bien y son otra herramienta para incomodar a los gatos. Una vez que se acostumbre a no acercarse a ese lugar, puedes quitar los protectores.

¿A tu gato le gusta masticar plantas? Coloca 1 cucharadita de pimienta de cayena en una botella de aerosol con media taza de agua y rocíala sobre las flores, hojas y tallos de las plantas. Esto ayudará a repeler a los gatos y no dañará las plantas.

Puedes tener una hierba gatera dentro y fuera de su casa, eso le dará a tu gato algo que masticar y con qué entretenerse. Puedes tener a la mano plantas frescas y saludables que ayuden con la digestión de tu gato, tales como "hierba gatera" y brotes de girasol.

Idiosincrasias de los Gatos: Algunas Veces Molesto Pero Siempre Adorables

Una de las cosas más interesantes sobre tener un gato en casa es que tienen muchas facetas. Justo cuando crees que se ha puesto muy molesto, salta sobre tu regazo y pone su mejilla junto a la tuya, demostrándote una vez más, lo adorable que es.

Estos son los momentos en los que recuerdas por qué decidiste abrir tu corazón a tu bebé peludo favorito y te das cuenta de que tu gatito también podría estar tratando de hacerte ver quién es el verdadero dueño de la casa.

Publique su comentario