Cuando Tu Gato Vuelca Su Tazón de Agua en el Suelo, Esto es lo Que Te Está Diciendo

Historia en Breve -

  • Las persona dicen muchas cosas sobre los gatos que algunas veces pueden ser verdad o no, tales como “los gatos odian el agua”, porque claramente, a algunos gatos no les gusta
  • Algunas razas de gatos, tanto exóticas como domésticas, podrían sorprenderte con respecto a sus hábitos cuando están cerca de lagos, albercas o duchas; algunas veces se meten
  • Los gatos son misteriosos, pero podría haber razones que ni te imaginas por la que un gato mete las patas en su tazón de agua al momento de beberla, en lugar de hacerlo de la forma convencional como los demás felinos

Por la Dra. Becker

Ya sea que te gusten los gatos o no, probablemente hayas escuchado rumores sobre los gatos durante años: que no "aceptan" a las personas de la forma en la que lo hacen los perros, que son flojos o que se acercan a ti sólo cuando quieren algo.

Pero si hay algo seguro sobre los gatos (o cualquier otra criatura) es que cuando conoces toda su historia, no sólo comienzas a entenderlos, sino a respetarlos por la forma en la que se comportan.

Al igual que los perros, las diferentes razas de gatos tienen diferentes talentos y tendencias. Algunos escalan árboles mejor que otros – un tipo, el gato Bosque de Noruega, ha sido conocido por bajar de los árboles con la cabeza de frente porque tiene patas más robustas en comparación con otras razas. Se dice que los Abisinios y Savannah son los más fáciles de entrenar.

También tenemos a las razas de gatos que utilizan métodos completamente diferentes para beber su agua y otros disfrutan de una buena mojada con la manguera del jardín. Si estás interesado en conocer algunos datos curiosos sobre algunas razas de gatos con una cierta afinidad al agua, entonces sigue leyendo.

6 Razas de Gatos que Aman el Agua

1. Van Turco

Quizá el Van Turco se lleva el premio por ser el que mejor se adapta al agua. No sólo les encanta nadar y jugar en el agua, sino que también utilizan su tazón de baño como su propio parque acuático privado.

De hecho, este gato es el tema de un interesante folclore que podría explicar su nombre: Se dice que un par de gatos Van Turco en el Arca de Noé, que se encontraban en el Monte Ararat en Turquía cuando bajó el agua de las inundaciones, tenían tanto calor en el clima árido que brincaron al agua y nadaron por el lago Van.

2. Americano de Pelo Corto

Este amiguito prefiere meter las patas en su tazón de agua y en lugar de utilizar su lengua para beber el agua del tazón como lo hacen la mayoría de los gatos, lame sus patas. The Dodo sugiere una razón para esto:

"Algunos gatos prefieren lamer sus patas para beber el agua del tazón si no les gusta la forma de su tazón. Los gatos están sujetos al "estrés de los bigotes", es decir no les gusta la presión sobre sus bigotes mientras comen o beben agua.

Sin embargo, muchos gatos ven el agua como algo más que una simple fuente de hidratación, lo ven como algo de diversión. A algunos gatos les atrae el agua en movimiento, así que les gusta moverla – y hacer ondas en su tazón de agua – ¡eso hace al agua más interesante!"1

Por esa razón lo mejor es utilizar tazones lo suficientemente grandes para que no incomode los bigotes de los gatos. Algunos dueños de esta raza reportan que su gato tira intencionalmente el agua del tazón.

Esto podría deberse a que les permite acceder al agua más fácilmente o simplemente por la forma en la que se ve el agua cuando juegan con ella.

3. Maine Coon

Se rumora que estos gatos tienen algo de sangre de mapache en ellos, pero eso en realidad no es posible.

Sin embargo, los gatos Maine Coons tienen algunas cosas en común con los mapaches, como remojar sus juguetes favoritos en su tazón de agua, mover su tazón de agua de lugar y utilizar sus patas para recoger y beber el agua.

Algunos de estos hábitos han llevado a los dueños a poner el tazón de agua de su gato dentro de un contenedor más grande, como una caja de cartón o una caja de arena pequeña, un contenedor de cuatro lados para que le complique al gato mover su tazón por todos lados.

Mantén cerrada la tapa de la taza del baño: este fetichismo de agua de los gatos podría tenerte limpiando manchas de agua por toda tu casa.

4. Bobtail Americano

Si algo es bien sabido sobre los Golden Retriever es su modus operandi para acceder al gua, así que el Bobtail Americano es el "Golden Retriever del mundo de los gatos", esto debido a que le encanta jugar en el agua. Esta es otra raza de gato a la que le encanta remojar su juguete favorito en el tazón de agua.

Una raza amigable con un perfil musculoso que también tiene un pelaje naturalmente resistente al agua, pero sus hábitos de jugar con el agua podrían requerir que pongas una toalla bajo el tazón de agua para evitar que haga un tiradero.

5. Angora Turco

Majestuoso y siempre alerta, este sedoso felino algún día podría sorprenderte metiéndose a la ducha contigo o deslazándose por tu bañera. Los gatitos Angora Turco son conocidos porque les gusta estar en el baño, les encanta jugar y salpicar el agua, así como mirarla con fascinación.

Tan cómodo como cualquier gato puede sentirse con el agua, puedes encontrarlo nadando junto a tu perro en un lago o alberca e incluso sale corriendo para tocar el agua cada vez que abres la llave de la cocina o del baño.

6. Bengala

Aquí otro felino con una fascinación por los objetos flotantes, ya sea el jabón en la bañera, una cuchara en el fregadero de la cocina o los cubos de hielo en tu vaso de agua. Está de más decirte que si también tienes una pecera, debes taparla bien.

La razón de su comportamiento podría deberse a la forma en la que se ven estos objetos, lo que realmente llama la atención de los gatos Bengala. Curiosamente, el gato Bengala es descendiente de un gato más grande, el leopardo asiático, por lo que no es de sorprender lo fascinado que puede ser para este gato la forma en la que cae el agua en la ducha.

Que los Gatos Jueguen con el Agua es una Cosa, Bañarlos es Otra

Dicho esto, la afirmación de que a todos los gatos por naturaleza le tienen miedo al agua es otro mito. De hecho, algunos gatos pueden flotar sobre el agua, sumergir la mitad de su cuerpo mientras tú lo detienes amorosamente. Pero, no te emociones, porque ciertamente este no siempre es el caso.

Algo que no siempre es cierto cuando se trata de gatos: No tienen la mejor higiene del mundo. Los gatos con lesiones o sobrepeso, así como los accidentes desafortunados pueden requerir de un baño, así que las recomendaciones para hacerlo sencillo para ti es tener un ayudante, y preparar todo con anticipación.

Si desde jóvenes empiezas a introducirles poco a poco el agua y les muestras que no serás duro o los forzaras a bañarlos cuando realmente necesiten de un baño (como cuando están pegajosos o huelen mal) entonces estarán más tranquilos a la hora del baño.

Publique su comentario