¿Tu Gato Tiene Problemas Con Bolas de Pelo?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 24, 2017 | 2,031 vistas

Historia en Breve

  • Encontrar una bola de pelo en el piso, o peor, encontrar una con tus pies descalzos en medio de la noche, es una de las maravillas de vivir con un gato. Y definitivamente no es divertido para tu gato
  • A pesar de ser un problema muy común, las bolas de pelo no son una función normal en el proceso digestivo de tu gato. Su tracto gastrointestinal está diseñado para acomodar cierta cantidad de pelo de cuando se lavan solos, así como el pelo de sus presas
  • Uno o más de los siguientes problemas suele causar un problema crónico de bolas de pelo: ingerir demasiado pelo, una dieta sin suficiente hidratación, o un problema en el tracto gastrointestinal
  • Entre lo que puedes hacer en casa para reducir o eliminar las bolas de pelo es cepillar o peinar a tu gato diariamente o varias veces a la semana, alimentarlo con una dieta apropiada para su especie y bien hidratada y añadir un suplemento de aceite de krill a su dieta.
  • Si sientes que la situación con las bolas de pelo no se está resolviendo rápidamente con estas medidas, te recomendamos que visites a tu veterinario. Un problema en el tracto gastrointestinal, por ejemplo, una enfermedad inflamatoria intestinal, puede causar o empeorar un problema con bolas de pelo. Además, a veces las bolas de pelo pueden crecer tanto que se vuelven potencialmente fatales y pueden requerir una extracción quirúrgica

Por la Dra. Becker

Existen pocas cosas que provoquen más ganas de vomitar que encontrarse una bola de pelo toda viscosa y peluda. En la oscuridad. Con los pies descalzos.

Solo un poco menos asqueroso, es verla antes de que la pises, o despertarse con los horribles sonidos que hace tu gato cuando se intenta librar de ese objeto extraño en su estómago. (Le queda muy bien que el nombre científico para las bolas de pelo sea tricobezoar, o simplemente bezoar).

Como probablemente has notado, las bolas de pelo no son redondas. Suelen ser montones de pelo cilíndricos, restos del pelaje del gato, trozos de comida sin digerir, y un poco de baba para unir toda la mezcla.

A veces una bola de pelo se puede parecer un poco a la popó del gato, pero si la encuentras considerablemente lejos de su caja de arena, probablemente es una bola de pelo. El olor (o falta de) también puede ser una pista.

Las Bolas de Pelo No son Normales

Mientras que las bolas de pelo en los gatos domésticos son muy comunes, puede que te sorprenda descubrir que no son una parte normal del proceso digestivo de un felino. El tracto digestivo de tu gato está hecho para soportar cierta cantidad de pelaje, ya sea el que sale de sí mismo cuando se está limpiando, o el pelaje de una presa que atrape en el exterior.

Pero los gatos que viven exclusivamente en el interior, suelen desarrollar bolas de pelo particularmente por el largo de su pelaje, sus patrones de cambio de pelo (la primavera suele ser una temporada de bolas de pelo para los gatos ya que su pelaje suele reducirse mientras el clima comienza a ser menos frío), limpiarse demasiado (a sí mismos o a otros gatos en la casa), deficiencias en su dieta, disfunción digestiva, o una combinación de problemas.

Cuando una o más de estas situaciones ocurren, el pelo que tu gato ha ingerido forma una masa en su estómago que no puede pasar fácilmente por los intestinos. Su cuerpo sabe que debe deshacerse solo de este objeto extraño, así que, a fin de cuentas, termina saliendo por arriba.

Causas de las Bolas de Pelo

La mayoría de los casos de bolas de pelo son el resultado de una o más de las siguientes situaciones: ingerir demasiado pelo, una dieta sin suficiente hidratación, o un problema en el tracto gastrointestinal.

Los gatos con pelo más largo suelen tener más problemas de bolas de pelo que los gatos con pelaje más corto, simplemente porque tienen más pelo.

Las condiciones en la piel causadas por alergias o infecciones o parásitos pueden causar caídas excesivas o que se bañen demasiado. El exceso de limpieza, también llamado alopecia psicogénica, es un desorden compulsivo en gatos que puede resultar en cantidades enormes de pelo ingerido.

Los gatos con una alimentación de comida deshidratada no están recibiendo ni remotamente cerca la hidratación que sus órganos necesitan para funcionar eficientemente. A diferencia de los perros, los gatos no compensan la deficiencia bebiendo mucha agua. Un tracto gastrointestinal que no recibe suficiente humedad es menos capaz de transportar una bola de pelo, que un tracto digestivo de un gato bien hidratado con una dieta apropiada para su especie.

Un tracto digestivo comprometido por una condición inflamatoria como una enfermedad inflamatoria intestinal, parásitos, objetos extraños, cáncer, u otra enfermedad grave puede que no sea capaz de procesar incluso cantidades normales de pelo. Un problema crónico de bolas de pelo debería ser investigado por tu veterinario, ya que podría haber una enfermedad subyacente que requiere tratamiento.

Rara vez una bola de pelo puede crecer hasta ser potencialmente fatal y requerir una extracción quirúrgica.

Si no encuentras bolas de pelo, pero tú gato está teniendo todos los sonidos y comportamientos relacionados con bolas de pelos, deberías llevarlo al veterinario tan pronto como te sea posible. Es posible que una bola de pelo haya crecido demasiado para ser regurgitada o pasar o el tracto gastrointestinal.

También puede que sea una condición seria pero no relacionada con bolas de pelo, como el asma felina.

Si tu gato vomita frecuentemente, deja de comer, pierde peso, o muestra algún otro síntoma de estar enfermo o sentir dolor, también es hora de llevarlo al veterinario. También puede ser una bola de pelo que no se puede pasar, pero esos síntomas también pueden ser una señal de otras condiciones serias.

Consejos Para Reducir o Eliminar las Bolas de Pelo

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias