Este Popular Alimento Podría Poner en Riesgo la Vida de Tu Mascota

Alimento Para Mascotas

Historia en Breve -

  • Cada vez crece más la tendencia de utilizar la equivocada denominación de mercado de alimentos "naturales" para mascotas, que incluye a los tipos de alimentación que contienen proteínas vegetales, granos ancestrales y proteínas exóticas
  • Conforme más padres de mascotas consideran proporcionarle este tipo de alimentación a sus mascotas, es importante comprender la razón por la que muchas tendencias en el mercado de alimentos humanos no deben aplicarse en el mercado de alimentos para mascotas
  • Las proteínas de origen vegetal son biológicamente inadecuadas para las mascotas carnívoras, ya que no proporcionan todos los aminoácidos esenciales que requiere el cuerpo de tu perro o gato
  • Los granos ancestrales aún continúan siendo granos, y no son más saludables para tu perro o gato que los granos modernos que son manipulados, tales como el trigo
  • Inevitablemente, utilizar un exceso de proteínas exóticas en los alimentos para mascotas, provocará una incapacidad para desarrollar un nuevo tipo de alimento proteico para perros y gatos que padezcan una grave intolerancia alimenticia

Por la Dra. Becker

En una edición reciente de un jornal de la industria alimenticia para mascotas enlistó las tendencias populares del alimento "natural" para mascotas disponible comercialmente.

Para las personas que posiblemente no estén enteradas, el término "natural" se ha convertido en una popular palabra de mercadotecnia que no tiene sentido en las industrias de alimentos, tanto en el caso de los humanos como en el de las mascotas.

Esto aparece en todos los paquetes y etiquetas de los alimentos procesados, donde se ignora el hecho de que los alimentos procesados no pueden ser de ninguna manera alimentos naturales.

Definición de natural: "existente o derivado de la naturaleza; que no es producido o creado por la humanidad."1

Obviamente, con raras excepciones, los alimentos que provienen de una lata, bolsa o caja fueron elaborados u originados por los seres humanos.

Dicho lo anterior, volvamos al tema de las tendencias que se fortalecen en el mercado, de los falsamente nombrados alimentos para mascotas. Estas incluyen:2

  • Aptos para consumo humano
  • Provenientes de animales alimentados con pastura o criados libres en pastizales
  • Tipos de alimentación que contienen ingredientes limitados
  • Proteínas de origen vegetal
  • Granos ancestrales
  • Proteínas exóticas

En un reciente artículo, hablé de los primeros tres: apto para el consumo humano, provenientes de animales alimentados con pastura o criados libres en pastizales e ingredientes limitados. Ahora, observemos más de cerca a los tres restantes.

Proteínas de Origen Vegetal

Adivino que las tendencias en los tipos de alimentación que contienen proteínas de origen vegetal para los perros y gatos son el resultado de los intentos de la industria de alimentos para mascotas para crear una equivalencia entre las proteínas de origen vegetal y de origen animal. Es posible que también existan dueños de mascotas que no estén bien enterados acerca de las mezclas y que están decididos a proporcionar forzosamente una alimentación vegetariana o vegana a un animal carnívoro.

Las proteínas de origen vegetal son biológicamente inapropiadas, en el caso de perros y gatos, que necesitan 22 aminoácidos para estar saludables.

Los aminoácidos son los elementos constituyentes de las proteínas. Los cuerpos de los perros podrían sintetizar 12 de esos 22 aminoácidos; los gatos podrían sintetizar 11 aminoácidos. Los aminoácidos restantes deben provenir de los alimentos que consumen, que es la razón por lo que se denominan aminoácidos esenciales.

Las proteínas presentes en los tejidos animales tienen un perfil de aminoácidos completo. Las proteínas vegetales no contienen todos los aminoácidos cruciales para la salud de los carnívoros, y a diferencia de los humanos, quienes tienen la capacidad fisiológica de convertir las proteínas de origen vegetal en los elementos requeridos para tener un perfil de aminoácidos completo, sucede lo contrario en el caso de los perros y los gatos.

Estos deben obtener los aminoácidos preformados directamente de su alimentación.

Por ejemplo, uno de los aminoácidos que no contienen las plantas es la taurina, que se encuentra en la carne del músculo de los animales, especialmente el corazón e hígado. Tener una deficiencia de taurina provoca serios problemas de salud en los gatos, incluyendo enfermedades cardiovasculares y ceguera.

Algunos dueños de gatos creen que podrían proporcionarles una alimentación vegana o vegetariana, y añadir un suplemento de taurina.

En mi opinión, esto equivale a no comer nada, excepto una lechuga iceberg o arroz y tomar un multivitamínico sintético. Es imposible que esa vitamina compense todos los nutrientes que faltan en una alimentación que solo incluya lechuga o arroz. Además, las fuentes de proteínas para tu mascota deben proporcionarle un amplio espectro de aminoácidos.

Las fuentes de proteínas que contienen un perfil de aminoácidos de amplio espectro, incluyen a la carne de res, bisonte, pollo, huevos, pescado, cordero, pavo, pato, venado, alce y cabra.

Las proteínas son un componente esencial de cada célula en el cuerpo de tu mascota. Los aminoácidos esenciales que proporcionan las proteínas de origen animal de alta calidad ayudan a desarrollar unas células, órganos, músculos, enzimas y hormonas saludables.

Granos Ancestrales

Este es otro ejemplo de una tendencia de alimentos aptos para el consumo humano que se mezclan con alimentos para mascotas sin una buena razón que lo justifique, ya que los perros y gatos no tienen ninguna necesidad biológica que los obligue a consumir granos, aun si estos son ancestrales.

No hay una definición oficial de "granos ancestrales". Generalmente, estos son definidos como granos y pseudocereales, que básicamente, han permanecido inalterados en los cultivos selectivos, en los últimos cientos de años. Por el contrario, el trigo moderno, el cual se produce y cambia constantemente, no es un grano ancestral, y el maíz, así como el arroz están en la misma situación.

Los granos ancestrales, que incluyen al teff, amaranto, quínoa, mijo, sorgo, espelta, farro, kamut, freekeh, einkorn, entre otros,3 normalmente son comercializados en la industria de alimentos para humanos, como más saludables que los granos modernos.

Para tener acceso a un debate sobre granos en la alimentación, vea el artículo reciente del Dr. Mercola ¿Qué Tan Seguro es Volver a Incluir el Trigo en su Alimentación?

En cuanto a la alimentación de las mascotas, recomiendo eliminar todos los granos. El único grano que los felinos y caninos silvestres obtienen de su alimentación natural viene predigerido en el contenido estomacal de los animales que son sus presas.

La mayoría de los alimentos a base de granos para mascotas contienen una gran cantidad de ellos porque los granos son abundantes y económicos. Los alimentos a base de granos para mascotas son proinflamatorios, y por lo general, son perjudiciales para la salud de los perros y gatos, porque debido a que estos son carnívoros, no están diseñados para procesar alimentos que contengan granos.

Proteínas Exóticas

Supongo que esta particular tendencia en alimentos para mascotas se debe principalmente a una mayor incidencia en problemas digestivos y sensibilidad a los alimentos que presentan los perros y gatos, junto con el esfuerzo de los fabricantes de alimentos para mascotas, para innovar y seguir siendo competitivos en el mercado.

Las proteínas exóticas son proteínas de origen animal que no se comen comúnmente en una región específica del mundo. Por ejemplo, el canguro es considerada una proteína exótica para el mercado de los Estados Unidos; al contrario de la carne de res.

A menudo, los términos de "proteína exótica" y "proteína novedosa" son utilizados indistintamente; sin embargo, hay una distinción entre ellos. Las proteínas exóticas son inusuales o poco comunes en un área determinada, mientras que las proteínas novedosas podrían ser comunes en el área, pero usualmente no son consumidas por el animal.

Por ejemplo, para un perro que nunca ha comido nada más que pollo, la carne es una proteína novedosa.

Durante las últimas décadas, las recomendaciones de la industria veterinaria y de alimentos para mascotas han impulsado a que los perros y gatos sean alimentados con el mismo alimento procesado comercialmente dos veces al día, todos los días, año tras año.

Considero que esta recomendación ha creado generaciones de perros y gatos con problemas intestinales, sensibilidad a los alimentos, y una serie de enfermedades crónicas que fueron ocasionados por consumir diariamente una alimentación de mala calidad que contienen las mismas fuentes de proteínas, por lo general pollo, pescado, carne de res o cordero.

En respuesta, los fabricantes de alimentos para mascotas han comenzado a desarrollar fórmulas que contienen proteínas exóticas y novedosas que, por ejemplo, provienen del venado, canguro y conejo.

Y ahora que las proteínas exóticas son una tendencia entre los consumidores, los fabricantes de alimentos para mascotas empiezan a incluir diversos tipos de proteínas exóticas y novedosas en una sola fórmula. Esto ha creado una situación en la que pronto será difícil o imposible encontrar una proteína novedosa que proporcionar a las mascotas que necesiten llevar una dieta de eliminación para resolver un grave problema de intolerancia a los alimentos.

Por ejemplo, anteriormente la nueva opción de proteína era el cordero, pero ahora, al incluir el cordero en tantos alimentos para mascotas comerciales lo ha convertido en un remedio inútil, en el caso de las mascotas que padecen alergias.

Lo que las empresas de alimentos para mascotas provocan, al incluir proteínas exóticas en las fórmulas de alimentos para mascotas, es una acción que podría tener consecuencias desastrosas. Si a los padres se les recomendara que alimentaran a sus compañeros animales con una variedad de proteínas comunes, tales como el pollo, carne de res y cordero de fuentes de alta calidad, en forma rotativa, sería poco probable que observáramos una epidemia de sensibilidad a los alimentos, como la que existe actualmente.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo