¡Sorpresa!

Después de que su humano no había estado en casa por algunos días, un cachorro llamado Fizz noto algo en el patio que olía mucho como algo que amaba. ¡Y de hecho tenía razón! En cuanto lo noto se volvió loco de la emoción. ¡Qué feliz reunión!

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo