La Toxina Invisible que Provoca Resultados Mortales. ¡Ten Cuidado!

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 09, 2017 | 3,478 vistas

Historia en Breve

  • Los mohos son hongos que prosperan en ambientes húmedos y cálidos
  • Existen ciertas especies de moho que producen micotoxinas que pueden dañar la salud de tu mascota
  • El moho tóxico puede ser inhalado o ingerido por tu mascota, o bien puede provocarle una reacción alérgica
  • Los síntomas de intoxicación por moho dependen de la forma y el nivel de la exposición
  • Para prevenir exponer a tu mascota al moho, debes mantener limpio y seco todo con lo que entra en contacto en el interior de tu hogar. Cuando esté al aire libre, asegúrate de que no lama o ingiera ningún artículo o superficie que podría tener crecimiento de moho

Por la Dra. Becker

Los mohos no son ni de origen vegetal, ni animal — son hongos que desempeñan un papel vital en el ecosistema al biodegradar la materia orgánica. Sin embargo, ciertos tipos de moho pueden provocar problemas de salud graves en las mascotas que los inhalan o ingieren. Además, el moho es algo sumamente común. Puede crecer en casi cualquier entorno húmedo y cálido, tanto en el interior como en el exterior.

El moho puede crecer en cualquier parte, en las toallas húmedas, en la pared y alrededor de las ventanas y pisos. Al aire libre, puede encontrarse en los desechos de basura, en los pedazos podridos de los árboles y en el suelo. En donde quiera que crezca, el moho es fácil de lamer y sus esporas son fáciles de inhalar.

El moho tóxico produce micotoxinas que pueden dañar la salud tanto de los humanos como de sus mascotas. Existen cinco especies de moho tóxico: Cladosporium, Penicilium, Fusarium, Aspergillus, y Stachybotrys. La exposición a estos tipos de moho puede causar síntomas que van desde leves como estornudar y toser, hasta graves como problemas neurológicos y hasta la muerte.

Síntomas de la Exposición al Moho Tóxico en Mascotas

Si tu mascota se ha intoxicado con un moho tóxico, seguramente fue por inhalarlo, ingerirlo o por una reacción alérgica.

Algunos tipos de moho tóxico también afectan el sistema nervioso, lo que puede provocar temblores y convulsiones.

Independientemente de la forma en la que tu mascota se haya expuesto al moho, si no consultas a tu veterinario lo más rápido posible, este problema puede dañar su hígado, riñones, huesos, médula espinal y cerebro.

Tratamiento para la Exposición al Moho

El tratamiento para la exposición al moho en tu perro o gato es principalmente de apoyo e incluye controlar los síntomas como el vómito, la dificultad para respirar y la deshidratación.

Si se ingiere moho, los agentes naturales de desintoxicación como el glutatión, NAC, extracto de alcachofa, cardo mariano y SAMe (S-adenosilmetionina) pueden ser muy beneficiosos.

La mayoría de las mascotas que reciben atención veterinaria inmediatamente después de la exposición al moho se recuperan por completo. Obviamente, la prevención es la clave para mantener a tu mascota segura y sana, por lo que es importante identificar, eliminar o evitar todas las fuentes de moho potencialmente tóxicas.

Consejos para Mantener a Tu Mascota Segura del Moho

Una buena regla general es desarrollar el hábito de limpiar y secar cualquier cosa que entre en contacto con tu mascota:

Debes evitar que tu mascota tenga acceso a la basura o cualquier otra área en donde pueda haber alimentos o líquidos mohosos. Si tu mascota acostumbra comerse todo lo que encuentra en su camino, debes supervisarla muy de cerca cuando la saques a pasear o la lleves al parque para perros.

Checa tu casa y busca signos de crecimiento de moho en las paredes, rodapiés, pisos y alrededor de las ventanas. En los climas húmedos, considera invertir en un deshumidificador para evitar el crecimiento de moho.

Si sospechas de crecimiento de moho en tu hogar, puedes comprar un kit de prueba casero o llamar a un servicio profesional de eliminación de moho. Si descubres moho, lo mejor será que mantengas a los miembros de tu familia, incluyendo a tu mascota, alejados de esa área. En algunos casos, podrías necesitar mover a tu familia o al menos a tu mascota a otro lugar hasta acabar con el problema de moho.

Un Moho del Que Debes Alejarte

Blastomyces dermatitidis es un organismo que crece en la madera podrida y en el suelo húmedo y puede causar una infección fúngica sistémica llamada blastomicosis. Esta especie de moho prospera en los entornos húmedos al aire libre como en los pantanos, lagos y orillas de los ríos en donde el suelo húmedo y la falta de luz solar directa fomentan su crecimiento.

El hongo también se encuentra en lugares que albergan materia orgánica en descomposición como áreas boscosas y granjas.

Las infecciones por blastomicosis son frecuentes en los lugares cercanos al agua, incluyendo las cuencas de los ríos Mississippi, Ohio, Missouri y Tennessee. La infección es más común en razas grandes de perros machos, especialmente en los perros de caza, razas deportivas y en los perros que pasan mucho tiempo en entornos en donde hay moho.

Por supuesto que, las perras hembra también pueden ser susceptibles junto con los gatos. Los estudios indican que la mayoría de las mascotas que adquieren una infección por blastomicosis viven cerca de un cuerpo acuífero.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias