Evita Cometer Este Error—Dificulta Cualquier Intento de Educar a Tu Cachorro

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 11, 2017 | 4,190 vistas

Historia en Breve

  • Los problemas de adiestramiento en casa son la causa de que muchos perros hayan sido enviados a refugios, así como la razón por la que muchos hacen visitas de problemas de conducta con el veterinario
  • El tiempo ideal para empezar con el adiestramiento en casa para un cachorro es a partir de las ocho semanas y media, pero cualquier perro a cualquier edad puede ser entrenado en casa siempre y cuando su humano sea constante, positivo y paciente
  • Existen cuatro reglas básicas para el adiestramiento en casa: #1 - Nunca pierdas de vista a un perro mientras no esté en adiestramiento; #2 - Lleva un horario para alimentar a tu perro (que no se alimente cuando quiera)
  • Regla básica #3 – Recompensa a tu perro por su buen comportamiento; #4 – No lo castigues por sus errores
  • Es muy benéfico establecer pistas verbales durante el adiestramiento en casa para que después, sin importar donde te encuentres, puedas darle la pista a tu perro y él haga sus necesidades donde lo desees

Por la Dra. Becker

Un porcentaje significativo de perros terminan en refugios para mascotas debido a problemas de adiestramiento en casa y alrededor de un cuarto de las visitas al veterinario relacionadas con comportamiento se deben a problemas de adiestramiento en casa.

En mi experiencia, una de las razones principales por las que en adiestramiento en casa no funciona se debe a que los padres del perro tienden a tratar a su compañero canino como un humano de cuatro patas. Ven los accidentes de la mascota en el piso de la misma manera en la que verían a una persona si esta se hiciera en el suelo.

Aunque tu perro sea un miembro más de tu familia, no es una persona, y si tratas mal los errores del baño en la casa, a menudo el resultado que obtendrás será contrario al que esperabas, lo cual empeoraría la situación.

Defecar es una función natural, se espera que los cachorros especialmente, hagan del baño donde sea y cuando el impulso llegue hasta que: 1) son lo suficientemente grandes como para controlarse psicológicamente y 2) reciben la motivación adecuada para hacer del baño en el exterior. Ambos factores deben tomarse en cuenta antes de poder entrenar a los cachorros en casa.

Ahora, la buena noticia es que es muy probable poder entrenar exitosamente a los perros en casa a cualquier edad. Enseñarles hábitos buenos para ir al baño a un cachorro es mucho más sencillo que entrenar o re-entrenar a un perro adulto, pero sin duda se puede hacer.

Hay tres cosas que asegurarán el éxito del adiestramiento en casa para tu perro y no puedo destacar su importancia lo suficiente. Estos aspectos son: constancia, refuerzo positivo y paciencia.

El Mejor Momento para Entrenar a los Cachorros en Casa

La edad a la que la mayoría de los cachorros empiezan a aprender las normas de hacer del baño es alrededor de las ocho semanas y media. Los cachorros más jóvenes no tienen todavía el desarrollo neurológico necesario para controlar la defecación, tal como los niños humanos. Todavía no son capaces de controlar su vejiga y retener la orina.

El primer paso es encontrar un espacio de pasto en el exterior al cual lleves a tu cachorro cuando sea hora de hacer del baño. Su cerebro está lo suficientemente desarrollado después de las ocho semanas y media como para relacionar el olor con la superficie de su lugar para ir al baño y con la acción de defecar.

La mayoría de los cachorros a las ocho semanas y media no solamente empiezan a hacer estas conexiones mentales importante, sino que también son capaces de controla cuándo y dónde harán del baño.

El adiestramiento en casa para tu cachorro es un proceso doble. Primero debe aprender a hacer del baño en su lugar designado y luego debe aprender a retener la orina y heces hasta que esté en dicho espacio.

Un cachorro joven necesita que lo saquen a su lugar para ir al baño cada hora, y siempre después de comer, jugar o dormir. También es importante observar su comportamiento para aprender cuáles son las señales que indiquen que quiere ir al baño. Entre más viejo se vuelve, será menos frecuente las veces que tenga que ir a hacer sus necesidades. Pero ningún perro debe pasar de ocho a diez horas sin ir al baño, especialmente un cachorro.

4 Reglas Básicas para el Adiestramiento en Casa

En mi experiencia, hay cuatro reglas básicas para entrenar a cualquier perro.

Regla de adiestramiento en casa #1: Nunca pierdas de vista a un perro mientras no esté en adiestramiento. Ni siquiera por un minuto. Si no estás realizando alguna actividad con tu perro, dejarlo en la misma habitación que tú no cuenta. Es muy importante no darle oportunidades de fallar en el adiestramiento.

Si no puedes trabajar con tu perro, lo cual definitivamente no es posible hacerlo cada minuto todos los días, él debe estar en su jaula. Así es, ¡dije en su jaula!

Algunos padres de mascotas creen que las jaulas son malas o negativas, pero honestamente, no puede ser un pensamiento más alejado de la realidad. Una jaula en realidad es un lugar natural y normal para un perro, siempre y cuando no lo relacione con algún tipo de castigo. Jamás debes llevar a tu perro a la jaula como forma de castigo.

Los perros por naturaleza viven en madrigueras. Bajo circunstancias normales, disfrutan salir a buscar "camas" seguras, pequeñas y cálidas donde poder descansar. Si le brindas a tu cachorro su propia madriguera en forma de jaula, y no lo relaciona con algún castigo ni lo obligas a estar ahí, aprenderá a amarla.

Yo dejo la puerta abierta de las jaulas de mis perros y les encanta tomar siestas ahí, lo cual es exactamente la experiencia que quiero para ellos. Una jaula para perro tiene muchos usos tanto para ti como para tu perro, siendo el adiestramiento en casa uno de los principales.

La naturaleza lo ha creado de manera que un área pequeña y encerrada ayudará a tu cachorro a ser consciente de su necesidad de ir al baño. En la naturaleza, los lobos hembra enseñan a sus cachorros a defecar fuera de la madriguera. Si le brindas a tu cachorro su propia guarida, trabajas en armonía con lo que la naturaleza pretende y no en contra.

Otros usos para las jaulas son mantener a tu mascota segura de una gran lista de peligros y probables accidentes – desde cables eléctricos, el tazón de comida del gato hasta los niños pequeños que visitan tu casa.

Si estás absolutamente seguro en contra de enseñar a tu mascota con el uso de una jaula, entonces tu única otra opción es amarrarlo contigo para que sin importar a donde vayas tu mascota esté a tu lado.

La forma de hacer esto es colocar un seguro en una correa corta (menor a 4 pies de largo), ponerle la cadena y asegurarla a tu ropa o cinturón. Lógicamente, este arreglo no será muy práctico para muchos de ustedes, razón por la cual recomiendo utilizar una jaula.

Regla de adiestramiento en casa #2: Lleva un horario para alimentar a tu perro Si dejas un tazón de comida disponible todo el tiempo para que tu perro sin adiestramiento mordisquee, estará todo el día comiendo y necesitará ir al baño a horas impredecibles. Será casi imposible saber cuál es la mejor hora para llevarlo afuera a que haga sus necesidades.

No recomiendo que tenga bufetes disponibles todo el día para las mascotas bajo ninguna circunstancia, pero es especialmente una mala idea para un perro sin adiestramiento.

Si alimentas a tu perro o cachorro de manera constante una-, dos - o tres - veces al día (dependiendo de su edad), sabrás que a los 30 minutos después de comer, necesitará ir al baño. Es importante que haya alguien disponible en la casa que esté listo para sacar al perro en esas ocasiones.

Alimentar a tu perro en un horario específico hace que sus tiempos de ir al baño sean más predecibles y te permite tener mayor control sobre la situación. Entre más oportunidades le des a tu perro para hacer sus necesidades afuera, más rápido terminará su adiestramiento.

Regla de adiestramiento en casa #3: Premia a tu perro por su buen comportamiento. Para poder entrenar exitosamente del baño a tu perro, es sumamente necesario que lo recompenses por su buen comportamiento y que lo halagues de maneras que él entienda. El tiempo también es muy importante en este punto.

Tu perro tomará pistas a partir de tu tono de voz. Si le dices cosas como "buen chico", "eso es lo que quería", "buen trabajo", con un tono de voz calmado y amoroso, justo en cuanto hace sus necesidades, refuerzas su comportamiento.

Casi todos los perros hablan el idioma de la comida, por lo que los premios son una buena recompensa durante el adiestramiento en casa. Cuando tu perro hace del baño en su lugar designado, recompénsalo con palabras y dale un premio de uno a tres segundos de que termine de hacer. Recuerda que la constancia es crucial, así que asegúrate de tener premios para darle después de los tres segundos cada vez que haga en el lugar adecuado.

Después de un poco de tiempo, reconocerá que te hace feliz cuando hace del baño afuera y que por consiguiente recibe una recompensa. Debes reforzar su comportamiento cada que suceda y no hay mejor recompensa que darle premios.

Las recompensas de premios generalmente solo son necesarias durante poco tiempo pues tanto los cachorros como los perros adultos responden a los puros halagos. Una vez que tu perro ya esté entrenado completamente, trata de dejar de darle premios si lo deseas, y sólo hazlo de forma verbal.

Regla de adiestramiento en casa #4: No castigues a tu perro por sus errores. No grites, definitivamente no lo regañes físicamente y jamás pongas su nariz en el desorden que haga. Para muchas personas, esta puede ser la regla más difícil de seguir, pero no puedo recalcar lo suficiente lo importante que es esto.

Por supuesto que es frustrante cuando tu miembro de cuatro patas de la familia simplemente no parece querer seguir el programa. Pero para poder entrenar exitosamente a tu cachorro, necesitar evitar castigar cualquier tipo de error que cometa. Y los errores van a suceder.

Por ejemplo, algunas veces lo primero que harán los cachorros será hacer del baño afuera, pero debido a que sus vejigas todavía están en desarrollo no se darán cuenta que todavía tienen orina, y 10 minutos después de haber hecho afuera, lo harán de nuevo adentro.

Si esto sucede, debes ser más inteligente que tu cachorro. Sácalo en la mañana y luego cinco minutos después vuélvelo a sacar para que termine de sacar el resto de la orina de su vejiga.

Es importante empatar tu actitud con la de tu perro cuando se trata de errores en el adiestramiento en casa. Primero que nada, no le des la oportunidad de que los cometa. Pero cuando lo haga, reconoce que tu respuesta sirve como base para todo lo que suceda después. Si respondes negativamente, tu cachorro aprenderá a temerte.

Hay una gran probabilidad de que en un futuro vaya a otro cuarto fuera de tu vista para hacer del baño, en lugar de aprender a confiar en ti y decirte cuando tiene que salir a hacer sus necesidades.

Tu perro sabrá cuando estás molesto con él, pero no sabrá porqué. Se sentirá confundido y con miedo. Desde el punto de vista de tu perro, tú eres el centro de su universo. Es muy importante que como su líder amoroso de la manada, impartas confianza como la base de la relación.

Si sorprendes a tu cachorro a punto de hacer del baño dentro de casa, asegúrate de no responder enojado ni con fuerza. Lo que puede pasar en este caso es que tu cachorro relacione hacer del baño con tu enojo y empezará a ocultártelo.

Es importante que toda situación relacionada con el adiestramiento en casa sea positiva. En resumen, no puedes castigar o espantar a un perro para lograr una conducta adecuada.

Lo importante que hay que recordar es que en el momento en el que tu perro se hace en el piso dentro de casa, tu oportunidad de sacarlo para hacer sus necesidades ya pasó. Asegurarte de hacer tu parte para ayudar a que tu perro tenga éxito es el aspecto más importante del adiestramiento en casa.

Establecer Pistas Verbales para el Adiestramiento en Casa

Cuando llega la hora matutina de que tu perro haga sus necesidades, toma unos premios, colócale la cadena y llévalo a su lugar designado. Dale alrededor de 5 minutos para que haga del baño. Generalmente ese es tiempo suficiente para que huela alrededor y decida irse.

Si lo llevas a su lugar y solo te ve como si se preguntara porqué te quedas parado viéndolo, es una señal evidente de que no hará del baño esta vez.

Lo que debes hacer en este caso es llevarlo de regreso a su jaula (o a otro lugar reducido) y cerrarle la puerta. Trae su vejiga y colon lleno y no quieres que pasee por la casa estando así. Eso es tenderle una trampa para que cometa un erro y la meta del adiestramiento en casa es el éxito, no el fracaso.

En 10 15 minutos, toma los premios, llévalo de vuelta a fuera a su lugar designado y deja que lo intente de nuevo. No deberías repetir esto más de una vez cuando tu cachorro realmente necesita ir al baño y lo haga, pero estate preparado por si acaso necesitas regresar al lugar designado unas cuantas veces más.

No cometas el error de asumir que ya no necesita ir al baño si no lo hace la primera vez que lo llevaste. Definitivamente lo necesita – especialmente en la mañana, justo al despertar. Deberá estar en su jaula o afuera en su lugar designado para ir al baño hasta que haya terminado con sus necesidades matutinas.

Cuando lo haga, refuerza su comportamiento de forma verbal. Por ejemplo, el segundo en el que tu perro empiece a orinar, di "así se hace" en voz baja y segura. Esto marca la pauta del comportamiento que deseas. Lo que estás haciendo es relacionar en la mente de tu perro las palabras "así se hace" con el acto de hacer sus necesidades.

"Ve al baño" es otra frase corta que sirve como pista verbal para que él haga sus necesidades.

Eventualmente, podrás llevar a tu perro a cualquier lugar –generalmente un lugar que tú escojas ya sea en casa o en otra parte – y decirle la pista verbal que has escogido, y como magia, ¡hará sus necesidades! A los tres segundos de que tu cachorro termine de hacerlas, debes darle un premio y decirle "buen trabajo".

Dale unos cuantos premios más y continúa reforzando el comportamiento antes de regresar al interior. No esperas hasta estar de regreso adentro para darle a tu perro un premio, porque entonces le enseñarás a relacionar regresar adentro con los premios en lugar de relacionarlo con hacer del baño afuera.

Es por eso que es sumamente importante que recuerdes llevarte premios para darle en el exterior, y dárselo a los tres segundos después de que haya terminado de cumplir con el comportamiento deseado.

Si Tienes un Patio Cercado

Si cuentas con un patio seguro y cercado, simplemente puedes dejar salir a tu perro para que haga sus necesidades. Sin embargo, no recomiendo hacer esto al principio.

Número uno, es importante vigilar lo que desecha tu perro – especialmente sus heces – revisar por signos de diarrea o consumo de algún artículo no comestible como corteza de árbol, rocas o palos. A los cachorros les gusta masticar, como ya lo sabemos. Número dos, es imposible establecer una pista verbal como "ve al baño" si estás en el interior y él en el exterior.

Y finalmente, no le puedes dar una recompensa para comer a los tres segundos si están en lugares diferentes.

Algunos perros y razas parecen comprender a edad muy temprana que deben hacer sus necesidades en el exterior. Otros perros simplemente no lo comprenden desde el inicio y lleva más tiempo entrenarlos en casa. Pero no existe raza o tipo de perro que definitivamente no se pueda entrenar en casa.

Simplemente le toma un poco más de tiempo a ciertas razas y cachorros con desarrollo cognitivo más lento entender las reglas básicas del adiestramiento en casa.