9 de los Gatos Más Adorables Que Nunca Imaginaste

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 15, 2017 | 2,451 vistas

Historia en Breve

  • Los gatos Tonquinés son más cariñosos que los felinos promedio, por lo que podrías ver un gato de esta raza en tu regazo o incluso en tu hombro, y no sólo cuando estés sentado
  • Los gatos persas pueden percibir si tuviste un mal día y se sentarán junto a ti para mostrar solidaridad y decir que todo está bien
  • Los gatos siameses a menudo saludan desde la puerta como lo hacen los perros y te piden tiempo y afecto cada vez que te sientas

Por la Dra. Becker

Algunos dicen que los gatos son conocidos por ser altivos y sin emociones, pero nada podría estar más alejado de la realidad. Al igual que con las personas, es probable que encuentres uno o dos que prefieran ser solitarios en lugar de relacionarse con otros por su bienestar emocional, sin embargo, hay muchos gatitos que anhelan afecto de sus hermanos y seres humanos.

En honor a los felinos lindos que son más dóciles que otros con respecto al afecto físico, esta es una lista de algunas razas que podrían invitar a sus humanos a acurrucarse, mostrar su amabilidad con una amistosa conversación o parecer que desean compañía humana.

1. Cornish Rex

Con su silueta estilizada y sus orejas cortas con pelaje largo y rizado, estos gatos aparentemente delicados también podrían tener un aspecto extraño, sin embargo, eso no disminuye su sociable manera de ser. Incluso se podría decir que tienen sentido del humor, ya que a menudo encuentran la forma de ser el alma de la fiesta.

A estos gatitos les encanta estar en donde quiera que estés, incluso si vas a salir, y disfrutan tanto demostrar lo inteligentes que son para aprender trucos que hasta podrían hacerte pensar que en secreto se identifican como perros. Por lo general, los gatos Cornish Rex son muy buenos con los niños, perros y otros gatos y no permanecen siendo desconocidos para nadie durante mucho tiempo.

Lo mejor de todo es que son cariñosos, lo cual podría estar relacionado con el hecho de que también son muy inteligentes.

2. Mau egipcio

Esta es una de las razas de gato más antiguas del planeta, estos gatos tienen un origen aristocrático que junto con su pelaje jaspeado los convierte en un animal muy codiciado y hermoso. Al Mau Egipcio le encanta estar cerca de sus seres humanos favoritos y son un excelente gato que puedes incorporar con otros gatos que ya vivan contigo — estos gatitos juegan bien con los otros.

No creas por la impresión de sus miradas son altivos o que se hacen los difíciles porque estos gatos son de los más amistosos que hay. Incluso puedes verlos meneando sus colas y realizar movimientos de masaje de manera muy habitual con el fin de demostrar cariño.

3. Devon Rex

Algunos gatos son naturalmente adorables y aunque las cabezas de estos gatos parecen ser demasiado grandes para sus cuerpos, siguen teniendo una personalidad juguetona y encantadora.

Entre su pelaje rizado y corto y unos ojos que parecen la versión felina de una figurita de Momentos Preciosos, los gatitos Devon Rex son juguetones y se interesan por su entorno.

Son otro gato "inteligente", les encanta aprender trucos y realizarlos frente a una audiencia, con mucha frecuencia estos gatos son conocidos, al igual cualquier otra raza, por ser gatos terapéuticos ya que por lo general son atentos, cariñosos y tolerantes.

4. Maine Coon

Si te gusta que una gran bola de pelusa te siga alrededor de la casa, los Maine Coons son gatos que se encariñan rápidamente con sus familiares y disfrutan estar cerca de ti para recibir mucho cariño. También son muy amables con los extraños, otros gatos y los perros de la familia.

Esta raza es amistosa, pero tiene algunos hábitos curiosos, tales como mojar sus juguetes en sus platos de agua y acurrucar su cabeza sobre las personas cuando deciden que es hora de recibir un poco de atención. Al igual que sus homólogos caninos, aman recostarse sobre ti, es posible que nadie haya tenido el valor de decirles que en realidad no son personas.

5. Tonquinés

Son mucho más amables que sus primos tímidos los Burmés, la raza Tonquinés también es más relajada y no tan locuaz como los siameses. Quieren más de todo: más tiempo para ser acariciados, más tiempo de juego y más tiempo junto a ti.

Los gatos Tonquinés son más cariñosos que los felinos promedio, por lo que podrías ver un gato de esta raza en tu regazo o incluso en tu hombro, y no sólo cuando estés sentado.

Es otro gato que realiza hábilmente los trucos que desees que aprenda, una razón por la que es tan cooperativo puede provenir de su gran inteligencia y renuencia a aburrirse.

6. Persa

No dejes que la actitud tranquila de este gato te engañe. Es posible que la mirada perdida que con la que con frecuencia parecen ver a quienquiera que esté a su alrededor no sea por esperar un movimiento repentino para alejarse sino más por memorizar sus caras. Su expresión dulce es un perfecto reflejo de su verdadero temperamento: Tierno y cariñoso.

Has escuchado hablar de gatos que perciben cuando has tenido un mal día y se sientan junto a ti para demostrar solidaridad y decir que todo está bien. Ésa puede ser otra razón por la que la raza persa ha sido de las más populares por décadas.

7. Ragdoll

El Ragdoll es un amor, flexibles tanto en temperamento como físicamente, tienen una personalidad relajada que incluso se adaptan a ser vestidos con ropa de muñeca para ser "queridos" por niños fascinados.

A veces llaman a estos gatitos "cachorritos" porque tienden a seguir a todas partes a sus seres humanos preferidos, se acuestan a lo largo del respaldo del sofá donde estés sentado para caminar por tu regazo y recostarse en tus brazos.

8. Siamés

Quizás debido a su apariencia de esfinge, algunas personas creen que los gatos Siameses son quisquillosos, evasivos y difíciles de complacer, sin embargo, eso no podría estar más alejado de la verdad. Sin embargo, algo que sí son los gatos siameses es que son platicadores — les encanta un buen hilo y si los escuchas no les importa hacer lo mismo una y otra vez.

Junto con su actitud locuaz, estos gatos también demuestran cuánto disfrutan estar contigo cuando estas en casa, con frecuencia te saludan al llegar como lo haría un perro, y pueden pedirte tiempo y cariño cada vez que te sientes.

Los propietarios de gatos siameses a menudo cuentan historias de cómo sus gatitos abrieron el grifo, las puertas y encontraron formas de llegar a donde no quieren que estén. Eso sólo demuestra lo inteligentes que son. Los rompecabezas y una variedad de juguetes para gatos pueden hacer que tus días — y noches — sean más tranquilos.

9. Esfinge

Hablando de Esfinges, este gato tiene algunas de las características físicas del gato de piedra con las que todos estamos familiarizados, pero lejos de tener una personalidad de piedra, estos gatos son juguetones, caprichosos, cariñosos y adorables.

Sí, tienen orejas increíblemente grandes, piel arrugada y el rostro de otro personaje — Yoda — pero sus personalidades son más parecidas a las de un animador que a las de un sabio.

Es posible que la mejor parte sea el afecto evidente que exhiben hacia sus seres humanos favoritos mientras se ven la televisión, doblan la ropa o a la hora de dormir, ya que no hay nada que le guste más a esta raza que acurrucarse en tu almohada y a menudo con una pata extendida para poder tocarte en cualquier momento. Les gustan las personas que han adoptado y no les importa demostrarlo.

Los Gatos Son Más Cariñosos de lo Que Muchas Personas Reconocen

Una de las mejores cosas de los gatos es que tienen personalidades muy singulares. A diferencia de los perros, que casi siempre demuestran cariño incondicional, los gatos son más como personas porque con frecuencia hay momentos del día en que se van por su cuenta — al igual tú algunas veces — para descansar y recuperarse, tomar un baño tranquilo y sentarse un momento a observar lo que está pasando afuera.

Los gatos cariñosos siempre vuelven, aunque a veces sea para jugar de habitación en habitación gracias al factor de entretenimiento que los caracteriza, o para tomar una tranquila siesta en tu regazo — o sobre tu computadora — porque no quieren perderse de nada.

Es verdad que los gatos son misteriosos, y esa cualidad paradójica que tienen es la que hace que los pequeños amigos de la casa sean tan fascinantes. Y con respecto a esos gatitos que parecen ser demasiado orgullosos como para reconocer por un momento lo mucho que se preocupan por sus humanos, no temas.

A ellos les importas; sólo no quieren decirlo. Si estás interesado en agregar a tu familia una de las cariñosas razas de gato antes mencionadas, visita los refugios u organizaciones de rescate locales.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias