Ocultar
Tazón de Comida

Historia en Breve -

  • Muchos propietarios de mascotas no lavan frecuentemente los tazones de comida y agua de sus perros o gatos
  • El tazón de comida de tu mascota debe lavarse con jabón y agua caliente después de cada comida
  • No hay necesidad de utilizar blanqueador u otros productos químicos, siempre y cuando laves los recipientes de tu mascota después de cada uso
  • Los recipientes de agua y alimento que están hechos de plástico podrían degradarse y causar riesgos para la salud; en su lugar, utiliza tazones de acero inoxidable, porcelana o vidrio
  • Si tu mascota tiene exceso de peso, cambia a un tazón más pequeño; si come demasiado rápido, considera utilizar un tazón de lenta alimentación u otro método para evitar que se atragante de comida
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

Una Incubadora de Gérmenes que Muchos Dueños de Mascotas Ignoran

Junio 24, 2017 | 4,748 vistas
| Available in EnglishAvailable in English

Por la Dra. Becker

Lo creas o no, incluso los propietarios de mascotas que están ligeramente obsesionados con la limpieza, no siempre consideran las condiciones de los recipientes de agua y alimento de sus perros o gatos.

Muchas mascotas son alimentadas lejos de la cocina; y por lo tanto, sus tazones no se encuentran a la mitad del piso de la cocina como recordatorio.

Otros animales son alimentados con croquetas (que no recomiendo a no ser que no puedas comprar otro tipo de alimento), y sus humanos se equivocan al creer que un tazón vacío está un poco limpio.

Asombrosamente, los recipientes de agua, llenos o vacíos, también se apestan y necesitan ser lavados de forma regular.

¿Con Qué Frecuencia Debes Lavar el Tazón de Alimento de Tu Mascota?

Los expertos recomiendan lavar los tazones de alimento después de cada comida, independientemente de qué tipo de alimento le proporciones a tu mascota. Los recipientes de alimento deben ser lavados con jabón y agua caliente después de cada comida, y los tazones de agua deben estar secos antes de volver a llenarlos y deben lavarse a fondo cada dos días o con mayor frecuencia, según sea necesario.

Los restos de comida no sólo atraen sus propias bacterias, sino que los microbios que usualmente viven en la boca y saliva de tu perro o gato, podrían transferirse a los restos de los alimentos y humedad del tazón, lo cual podría crear un ambiente ideal para su desarrollo.

La lista de posibles patógenos que podrían encontrarse en el tazón de comida es impresionante. Según el Dr. William (Bill) Burkholder del Centro de Medicina Veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés):

"El tipo de bacterias que se desarrolla en los tazones depende de factores tales como el medio ambiente, exposición e higiene oral de los animales, pero los posibles ejemplos son el Staphylococcus aureus, Pasteurella multocida y diferentes especies de Corynebacterium, Streptococcus, Enterobacteria, Neisseria, Moraxella, Bacilos, y con menor frecuencia, Salmonela y Pseudomonas".1

Algunas de estas bacterias representan un posible peligro, especialmente para los muy jóvenes, adultos mayores y personas con sistemas inmunológicos comprometidos. Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón después de manipular la comida de una mascota, así como sus tazones de alimentos.

¿El Blanqueador es Adecuado Para Limpiar los Tazones de las Mascotas?

Algunos propietarios de mascotas tienden a exagerar cuando limpian los tazones de alimento y agua de sus perros o gatos y vierten todo tipo de agentes de limpieza cáustica, incluyendo blanqueador. No se necesitan productos químicos (ni los recomiendo) si lavamos cuidadosamente los recipientes con agua caliente y jabón, después de cada comida.

Mientras los enjuagas, pasa tu mano por todo el tazón, por dentro y por fuera, para verificar que no haya quedado algún pequeño pedazo de alimento, y asegurarte de que no haya ninguna sensación viscosa en el tazón. Si sientes algún pedacito o viscosidad, continua tallándolo.

Una opción alternativa a lavar a mano es poner los tazones en el lavaplatos, pero ya que la mayoría de las mascotas comen dos veces al día, necesitarás, ya sea, encender tu lavavajillas muy frecuentemente, o una gran cantidad de tazones adicionales.

En mi opinión, no hay necesidad de lavar por separado los tazones o utensilios para servir de tu mascota, de los platos para humanos, sin embargo, muchas personas lo hacen.

¿Cuál es el Tipo de Recipientes de Agua y Alimento Que Recomiendo?

Probablemente, los tazones de agua y alimento hechos de plástico, sean los más populares entre los dueños de mascotas, pero no soy un gran fanática de ellos. Aunque los tazones hechos de plástico son baratos y convenientes, también es imposible desinfectarlos a fondo, y además, debido a que el plástico comienza a deteriorarse, podría filtrar sustancias químicas tóxicas en el alimento y agua de tu mascota.

Asimismo, las bacterias y aceites podrían quedar atrapados en el plástico pelado, y posiblemente causen irritación cutánea o algo peor.

Algunos perros y gatos podrían desarrollar alergias a las tinturas y materiales que contienen los recipientes hechos de plástico; además, se han vinculado con las manchas de lágrimas. También, se sabe que los animales que mastican agresivamente los alimentos, roen sus tazones, los dejan en pequeños trozos y se los tragan.

Recomiendo que a una mascota se le provean tazones de agua y alimento de acero inoxidable, porcelana, o de vidrio. Está bien utilizar un tazón de plástico, cuando viajes con tu peludo miembro de la familia, o en otras circunstancias temporales, siempre y cuando lo limpies a fondo después de cada uso, y lo sustituyas a la primera señal de que el plástico este degradado.

Otra Recomendación Favorable con Respecto a los Tazones de Alimento Para Mascota es Considerar el Tamaño

De acuerdo con un estudio publicado en 2012, es muy probable que el tamaño del tazón de alimento para mascota y los dispositivos utilizados para llenarlo contribuya a la epidemia de obesidad de las mascotas.2

En el estudio, participaron 54 perros junto con sus dueños, en un ensayo de cuatro fases que involucró alimentos secos, de acuerdo con las siguientes combinaciones de porciones:

  • Tazón pequeño con cucharada pequeña
  • Tazón pequeño con cucharada grande
  • Tazón grande con cucharada pequeña
  • Tazón grande con cucharada grande

Los propietarios de los perros utilizaron cada una de estas cuatro combinaciones en cada uno de los cuatro ensayos.

Como podrá adivinar, las porciones de los alimentos que les proporcionaron a los perros a través de un tazón pequeño con una cucharada pequeña eran perceptiblemente menores, en comparación con todas las demás combinaciones de tazones y cucharadas.

La combinación de tazón pequeño con cucharada pequeña promedió aproximadamente 151 gramos frente a 172, así como, 173 y 185 gramos, en el caso de las demás combinaciones. El tazón pequeño con cucharada grande y el tazón grande con cucharada pequeña eran casi iguales (172 gramos contra 173 gramos). Utilizar un tazón grande con una cucharada grande resultó en porciones de 185 gramos.

Estos descubrimientos son consistentes con los hallazgos en ensayos donde participaron seres humanos. Según los autores del estudio, los resultados enfatizan la necesidad de que los dueños de mascotas utilicen tazas de medidas estándar, y en el caso de las personas que tienen mascotas con un exceso de peso, deben utilizar tazones y cucharas pequeños para servir las porciones.

Tazones Especiales Para Alimento y Otras Ideas Creativas Para Mascotas Que Comen Demasiado Rápido

Si te preocupa la velocidad en la que come tu perro (o gato), o si por lo regular se ahoga o vomita durante o inmediatamente después consumir sus alimentos, a causa de haberlos ingerido demasiado rápido, o si es de una raza propensa a la inflamación, aquí hay cinco consejos útiles para desacelerarlo a la hora de comer.

1. Utiliza un alimentador de rompecabezas, o un juguete dispensador de alimento. Estos productos están diseñados para esconder los premios y ayudar a mantener a tu mascota mentalmente estimulada, pero cuando se utilizan a la hora de la comida, ofrecen la ventaja adicional de hacer imposible que se atragante al comer sus alimentos.

Incluso mejor—ya que los juguetes son especialmente difíciles cuando están llenos de alimento (húmedo) apropiado para su especie.

2. Sirve el alimento de tu mascota en una bandeja para hornear galletas. Esparce el alimento por toda la bandeja, lo que le obligará más a lamer, que tragarlo.

3. Utiliza un molde para muffin. Pon una cucharada con una pequeña porción del alimento para tu mascota en cada espacio individual de las cavidades para muffin. La necesidad de moverse por cada cavidad, hará que no coma tan rápidamente.

4. Considera la posibilidad de comprar un tazón de lenta alimentación. Hay muchos estilos de tazones disponibles, pero recomiendo utilizar uno de acero inoxidable, en vez de plástico. El diseño del tazón de lenta alimentación de acero inoxidable es simple—por lo regular, tiene una forma cóncava en el centro, y el alimento se pone alrededor de esta, lo que imposibilita que se atragante al alimentarse.

También, está la opción del tazón Break-Fast, que tiene un diseño un poco más complejo.

5. Crea tu propio tazón de lenta alimentación. Coloca una piedra redonda y grande, u otro objeto que tenga forma circular en el medio del tazón de tu mascota y distribuye el alimento alrededor de este. (El objeto debe ser lo suficientemente grande para que tu mascota no pueda comérselo). Como alternativa, podrías comprar un tazón marca porciones de acero inoxidable o porcelana.