¿Tu Veterinario Te Ha Dicho que Hagas Esto? Ten Mucho Cuidado

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 22, 2017 | 3,392 vistas

Historia en Breve

  • A muchos veterinarios convencionales no les gusta hablar con sus clientes sobre la alimentación de las mascotas — probablemente porque reciben muy poca formación sobre nutrición animal en la escuela de veterinaria
  • La industria veterinaria está tratando de exhortar a los veterinarios a realizarle evaluaciones nutricionales a sus pacientes ya que muchos propietarios de mascotas están confundidos y preocupados, buscando información en línea
  • Hay muy pocos nutricionistas veterinarios certificados por la junta, y muchos de ellos tienen fuertes vínculos con los fabricantes de alimentos procesados, lo cual hace que sus consejos y recomendaciones sean cuestionables
  • Muchos veterinarios holísticos e integrales están bien informados sobre la nutrición apropiada para cada especie y pueden ayudarte a personalizar una alimentación balanceada para tu mascota, que se ajuste a tu presupuesto

Por la Dra. Becker

¿Alguna vez has hablado con tu veterinario sobre la alimentación de tu mascota?

Si llevas a tu perro o gato a una clínica veterinaria convencional, la respuesta podría ser "no". Si nunca has escuchado que tu veterinario mencione algo sobre la nutrición, es posible que te estés preguntando porqué. Lo cierto es que muchos veterinarios tradicionales detestan hablar sobre nutrición con los propietarios de mascotas.

Esto es sumamente lamentable porque la nutrición es la base de la buena (o mala) salud de nuestros animales de compañía. Es mi pasión y una de las primeras cosas que les digo a todos mis clientes.

La Razón por la que Tu Veterinario No Habla Sobre la Alimentación de Tu Mascota

Como resultado del titubeo de la comunidad de veterinarios convencionales para hablar sobre la alimentación de las mascotas, las revistas veterinarias contienen bastantes artículos que hablan sobre el tema. Un encabezado típico es el que estoy viendo en este momento:

"¿La nutrición TE deja un mal sabor de boca? Hablar sobre la alimentación podría ser desagradable...”1

Este artículo en particular adopta la postura de que si los veterinarios no aconsejan a sus clientes sobre los alimentos que deben consumir sus mascotas, los clientes consultarán a "Dr. Google" y seguirán las recomendaciones alimenticias de varios locos e idiotas en línea.

Aunque estoy de acuerdo en que en Internet hay mucha información errónea sobre la alimentación de las mascotas, la verdad es que la gran mayoría de los veterinarios convencionales también carece de conocimientos sobre la nutrición de perros y gatos, lo cual está dando lugar a que los dueños busquen información en otro lado.

Debido a que la nutrición no es vista como parte integral del control de enfermedades (a menos de que la mascota esté teniendo un problema GI), muchos estudiantes de veterinaria no reconocen el enorme papel que desempeña la nutrición en la salud en general. No tienen suficientes conocimientos para establecer protocolos nutricionales innovadores y manejar las enfermedades degenerativas de sus pacientes.

Debido a que muchos veterinarios sólo abordan la alimentación cuando parece haber un problema con ella, muchos clientes que buscan utilizar la nutrición como punto de partida para el control de enfermedades ya que consideran que no están recibiendo la información necesaria de su veterinario familiar.

El sinfín de preguntas que tienen los clientes sobre los alimentos, junto con la falta de conocimientos de muchos veterinarios acerca del tema, hace que sea una cuestión molesta para ambas partes y el resultado final es que muchos veterinarios evitan hablar de esto por completo.

Aún peor es que en muchas de las escuelas de veterinaria de Estados Unidos, la formación veterinaria que reciben los estudiantes proviene de los mayores productores de alimentos para mascotas de la industria. No es necesario decir que la "formación" que los estudiantes reciben de estas compañías está fuertemente sesgada a favor de los productos que venden, los cuales inevitablemente están altamente procesados.

En la actualidad, ninguna de las principales compañías de alimentos para mascotas vende alimentos biológicamente adecuados, por lo tanto, sus productos se consideran peligrosos.

¿Y los Nutricionistas Veterinarios?

Los nutricionistas veterinarios reciben una certificación del Colegio Americano de Nutrición Veterinaria (ACVN, por sus siglas en inglés). Son DVMs (doctores en medicina veterinaria) que continúan estudiando hasta obtener una certificación en nutrición veterinaria.

La formación adicional que reciben tiene una duración mínima de dos años y deben aprobar un examen escrito al final del curso para obtener la certificación de la junta.

Por desgracia, la mayoría de los nutricionistas veterinarios certificados por la junta también recibieron educación sobre los alimentos procesados para mascotas en primer lugar, y lo creas o no, los principales fabricantes de alimentos para mascotas con frecuencia pagan la matrícula de los DVMs para que se conviertan en nutricionistas veterinarios.

El ACVN es la facultad de veterinaria más pequeña y sólo hay cerca de 115 nutricionistas veterinarios en el mundo. Trabajan en escuelas veterinarias, agencias gubernamentales, compañías farmacéuticas para mascotas, hospitales veterinarios privados, para ellos mismos, y con mucha frecuencia, para las compañías de alimentos para mascotas.

Así que cuando un nutricionista veterinario recomienda X, Y o Z alimento--o desaconseja brindar alimentos crudos o preparados en casa, lo cual es común — toma en cuenta que muchos de ellos están comprometidos de algún modo con un fabricante de alimentos para mascotas.

Esta asociación crea un claro conflicto de intereses con respecto a las recomendaciones que brindan, que por lo general, son para alentar a los dueños de mascotas a utilizar los alimentos procesados ​​para mascotas de marcas reconocidas y darle una larga vida "saludable" a tus miembros de cuatro patas de la familia.

Es importante señalar que las compañías de alimentos para mascotas casi nunca estudian la vida de perros y gatos con el fin de recopilar información sobre la salud a largo plazo de los animales que consumen sus productos. Además, la comunidad de veterinarios tradicionales evita cuidadosamente hacer vínculos entre las mascotas enfermas y sus alimentos a menos que la enfermedad aparezca inmediatamente después de la introducción de un nuevo producto.

Rara vez, la comunidad de veterinarios tradicionales (y nunca las grandes empresas de alimentos para mascotas) mencionan que los perros y gatos adquieren enfermedades que sus homólogos en la naturaleza no padecen. Es evidente que una de las mayores diferencias entre las mascotas domésticas y los caninos y felinos salvajes son los alimentos que consumen.

Los mayores riesgos (y causas de muerte) de los felinos y caninos salvajes son ambientales, incluidas la hambruna, pérdida de su hábitat, caza y cacería ilegal. Los mayores riesgos (y causas de la muerte) de los perros y gatos domésticos son las enfermedades degenerativas que con frecuencia tienen su origen en el mal manejo de su alimentación. Este es un riesgo que los animales salvajes no enfrentan.

Cómo Decidir Sobre la Alimentación Adecuada para Tu Perro o Gato

Si te estás preguntando qué alimentación sería mejor para tu propia mascota y no consideras útiles las sugerencias de tu veterinario actual, te invito a que busques un veterinario integral u holístico en tu área, que esté bien informado sobre la nutrición animal.

Con frecuencia, los veterinarios holísticos están muy bien informados sobre los alimentos apropiados para cada especie y pueden ayudarte a personalizar y complementar tu protocolo de alimentación con base en las necesidades individuales y dinámicamente cambiantes de tu mascota. El objetivo debe ser simular su alimentación ancestral lo más parecido posible, y también permanecer dentro de tu presupuesto.

Mi recomendación estándar es brindarle a tu mascota alimentos frescos y sin procesar, como sea posible para tu bolsillo. Dependiendo de tus recursos financieros, podría ser una alimentación a base de productos frescos, vivos y crudos — o en cambio, sólo algunos bocadillos de comida fresca. Las investigaciones demuestran que proporcionarle algún alimento saludable es mejor que ninguno.

Otro método podría ser brindarle a tu mascota de 2 a 4 comidas frescas a la semana. O hacer una división 50/50, es decir, que una comida al día sea de alimentos procesados para mascotas y la otra sea una comida fresca. Lo importante es comenzar a dar pequeños pasos para proporcionarle a tu perro o gato la mejor alimentación que puedas pagarle.

Mis 4 Mejores Recomendaciones Alimenticias

1. Sin duda mi alimentación favorita para mascotas saludables es una que esté nutricionalmente balanceada, casera, a base de alimentos crudos. Los alimentos crudos no adulterados contienen todas las enzimas y fitonutrientes que por lo general son destruidos durante su procesamiento.

Sin embargo, cuando prepares los alimentos en casa es muy importante no hacer conjeturas para elegir los nutrientes que necesita tu mascota. Las dietas caseras desequilibradas pueden causar una variedad de graves problemas de salud, en especial en los animales en desarrollo. Esa es la razón por la que es de vital importancia que te asegures de que la alimentación hecha en casa que le brindas a tu mascota, sea equilibrada.

Los nutricionistas veterinarios (y muchos veterinarios de medicina funcional como yo) encuentran la mayoría de las fallas en las comidas preparadas en casa. Con regularidad nos encontramos con propietarios de mascotas bien intencionados que se esfuerzan por mejorar la calidad de la alimentación de su mascota, que tienen que lidiar con las consecuencias inesperadas de crear desequilibrios nutricionales, los cuales pueden manifestarse como enfermedades.

Sin saberlo, en un intento de mejorar la salud de sus mascotas les brindan una alimentación desequilibrada, apta para consumo humano, de alimentos orgánicos, que en el fondo, no mejora su salud en general.

Una alimentación balanceada hecha en casa, te da flexibilidad para darle mucha variedad a la alimentación de tu mascota. Puedes comprar las frutas y verduras de temporada que estén a la venta. Puedes utilizar productos del supermercado o mercado agrícola local e incluso de tu propio jardín.

2. Mi segunda opción preferida es una alimentación nutricionalmente balanceada preparada en casa que brinda todos los beneficios de los alimentos crudos hechos en casa, menos las enzimas y fitonutrientes que se encuentran en los alimentos vivos.

Es posible que quieras cocinar las comidas de tu mascota si tu compañero peludo simplemente prefiere los alimentos cocidos sobre los crudos, o la comida caliente en lugar de la refrigerada. Además, algunos dueños de mascotas prefieren cocinar los alimentos. Por otra parte, también hay algunos padecimientos médicos tales como la reciente cirugía gastrointestinal o pancreatitis para las cuales la comida cocida es una mejor opción.

3. La alternativa número tres es una alimentación balanceada a base de productos crudos de venta comercial. Estos NO son productos de los que están etiquetados como "para alimentación suplementaria o intermitente", sino una alimentación balanceada y nutricionalmente COMPLETA.

Por lo general, estos alimentos se encuentran en la sección de alimentos congelados de las tiendas pequeñas o particulares para mascotas. Hoy en día, algunos grandes supermercados están comenzando a brindar una mayor selección de alimentos crudos congelados, además, también puedes encontrar una excelente selección en línea.

La desventaja de esta elección es el costo — pagas por el lujo de que alguien más haga el trabajo tú harías. Al igual que con todos los productores de alimentos para mascotas, tendrás que investigar la marca de los productos estás comprando para asegurarte de que estás adquiriendo lo correcto para alcanzar los objetivos médicos y nutricionales específicos de tu mascota.

4. El número cuatro es una dieta a base de alimentos crudos deshidratados y liofilizados. Si no puedes o no quieres proporcionarle alimentos crudos frescos, una buena alternativa son los alimentos crudos deshidratados y liofilizados que se reconstituyen con agua. Estos productos se conservan muy bien (ya no están crudos, aun cuando muchos de ellos siguen haciendo tal afirmación) por lo que son muy prácticos.

Los alimentos crudos deshidratados y liofilizados no han sido procesados a altas temperaturas. En muchos de los casos se conserva el valor nutricional, menos un perfil equilibrado de ácidos grasos. Asegúrate de que la marca que elijas sea nutricionalmente balanceada para mascotas adultas, en desarrollo, o para todas las etapas de la vida.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 dvm360 May 3, 2016