Si Tu Perro No es de una de Estas 12 Razas Aptas para Correr, Mejor Déjalo en Casa

Correr con Tu Perro

Historia en Breve -

  • Si estás pensando en convertir a tu perro en tu compañero para salir a correr, es importante entender que no todos los perros nacieron para correr
  • Los perros que por lo general no son buenos corredores de distancia son las razas con cara plana, los perros que no han terminado de crecer, los perros de edad avanzada y los perros con problemas de salud que afectan su movilidad
  • Lo perros que tienden a ser buenos compañeros para salir a correr son las razas de caza y deportistas
  • Al salir a correr con tu perro, asegúrate de llevar suficiente agua para ambos, evitar climas y temperaturas extremas, así como prestar mucha atención a tu mascota con el fin de detectar signos de calentamiento y esfuerzo excesivos

Por la Dra. Becker

Muchos padres de perros bien intencionados a quienes les gusta correr deciden que la mejor forma de ejercitar a su mascota es haciéndola su compañero de ejercicio. Pero puede haber un problema con esto, porque aunque correr es un ejercicio muy bueno para muchos seres humanos, tal vez no sea la mejor opción para todos los perros.

No sabía cómo tocar este tema, porque en general, los perros domésticos no hacen todo el ejercicio que necesitan. Pero creo que es importante crear conciencia entre todos los padres de mascotas sobre el hecho de que trotar o correr largas distancias puede causar problemas de salud en ciertos perros.

No todos los perros son corredores por naturaleza. Por ejemplo, algunos perros, especialmente las razas braquicefálicas (cara plana), no están físicamente equipados para correr debido a sus dificultades respiratorias. Otros perros podrían ser buenos velocistas, pero carecen de resistencia para hacer carreras más largas.

Correr con perros jóvenes que no han madurado por completo o no están en forma puede representar un problema, así como correr en superficies duras y/o calientes o en un día caluroso. Otro problema puede ser la deshidratación cuando un padre de mascotas subestima la cantidad de agua que necesitará su compañero canino al momento de correr.

Perros que No Son Aptos para Correr o Necesitan Consideraciones Especiales

En términos generales, las razas braqui no son buenos candidatos para esta actividad, incluyendo Pug, Bulldog Inglés, Bulldog Francés, Cavalier King Charles Spaniel, Boston Terrier, Shih Tzu, Pekinés, entre otros. Los perros mestizos también pueden tener la cara plana o "metida", dependiendo de la mezcla de razas.

Casi todos los perros con cara plana tienen cierto grado de síndrome respiratorio braquicéfalo. No pueden respirar normalmente debido a la constitución de cabeza y cara y tampoco jadean eficientemente. Dado a que los perros se refrescan a través del jadeo, las razas braqui tienen mayor riesgo de sufrir un golpe de calor.

Si tu perro sigue en crecimiento, las carreras largas no son una buena idea porque hasta que alcanzan la madurez esquelética, sus placas de crecimiento no están cerradas por completo y corren el riesgo de lesionarse. La mayoría de los perros dejan de crecer a partir del año de edad aproximadamente, sin embargo, a las razas más grandes les puede tomar hasta 18 meses.

Si tu perro es de edad avanzada, incluso si está en buena condición, probablemente necesitarás ajustar tu ritmo y distancia de acuerdo a sus necesidades. Los perros con enfermedades ortopédicas, artritis u otros problemas de movilidad por lo general no son buenos candidatos para correr debido a que esta actividad puede empeorar su problema de salud.

Razas Nacidas para Correr

Los perros que son buenos compañeros de ejercicio por lo general provienen de grupos de trabajo o deportivos y pueden incluir las siguientes razas y mezclas de razas:

Jack Russell Terrier

Pequeño de cuerpo pero con mucha energía que quemar, el Jack Russell puede correr por intervalos sorprendentemente largos, alcanzando una velocidad de más de 25 mph en explosiones cortas.

Spaniel Bretón

Esta raza es tan rápida que a menudo es conocida como "la brisa." Tiene el tamaño de un perro mediano con mucha energía y ligereza perfecta para correr.

Dálmata

Los dálmatas en realidad eran criados para correr al lado de los carruajes y jinetes a caballo, por lo que les encanta correr al lado de sus humanos, ya que lo traen en los genes.

Galgo

Con sus largas patas y elegantes cuerpos, los galgos están hechos para la velocidad y pueden llegar a alcanzar hasta 45 mph. Cuando no están haciendo esas energéticas explosiones de velocidad, los puedes encontrar tomando una siesta sobre el sofá.

Whippet

Se cree que el galgo inglés es una mezcla entre el galgo, el galgo italiano y el terrier. Con ese linaje, no es una sorpresa que algunas veces sea llamado el "caballo de carreras de los hombres pobres." Lo creas o no, un galgo inglés puede correr hasta 200 yardas (182 metros) en menos de 12 segundos.

Braco Alemán de Pelo Corto

Esta raza es atlética, con una tremenda resistencia, y esos músculos traseros están diseñados para correr. Dado a que necesita ejercitarse todos los días, es un perfecto compañero para caminatas y paseos largos en bicicletas.

Poodle

No dejes que ese peinado te engañe – el poodle o caniche está lleno de energía y originalmente fue criado como perro de caza y perdiguero de agua, haciéndolo un excelente compañero para las carreras largas.

Perro Boyero Australiano

Este perro fue criado para arrear al ganado en los ranchos de Australia, por lo que correr está en su sangre. Puede correr millas, sin descansar, por lo que es una excelente opción si necesitas correr con alguien sin descansar.

Airedale Terrier

Los airedales prosperan en los climas más cálidos gracias a su pelaje corto. Este no es un perro grande ni muy musculoso, por lo que las carrearas cortas (10 kilómetros o menos) son ideales para su nivel de energía y resistencia.

Border Collie

Mejor conocido por su increíble inteligencia y habilidades con las pelotas voladoras y eventos de agilidad, los border collies también son excelentes corredores y han llegado a registrar velocidades de más de 30 mph.

Braco de Weimar

El ágil "fantasma gris" se adapta a todo tipo de carrera. Es excelente en explosiones rápidas y cortas de velocidad y pueden fácilmente cubrir largas distancias. Su pelaje corto hace que pueda correr en climas cálidos sin ningún problema y también puede hacerlo en terrenos difíciles y senderos.

Husky Siberiano

Si vives en un clima frío, un husky es el perfecto compañero para correr. Este perro fue criado para jalar trineos, por lo que la resistencia al correr se encuentra en su sangre.

Fundamentos Básicos: Chequeo de Salud, Acondicionamiento, Consistencia y Alimentación Adecuada

Antes de empezar a correr con tu perro te recomiendo llevarlo con su veterinario para que le haga un chequeo de salud para asegurarte de que tu compañero de cuatro patas está listo para acompañarte a hacer ejercicio. Asegúrate de decirle a tu veterinario qué tan seguido planeas salir a correr con tu perro y la distancia promedio que piensas correr.

Un punto clave para que tu perro corra de forma cómoda y segura a tu lado es la consistencia. Para mantenerse en buena condición necesita hacer ejercicio todos los días. Si casi nunca hace ejercicio y lo llevas a correr unas 5 millas una vez cada pocas semanas, entonces lo más probable es que sufra una lesión o un problema de salud.

Al igual que las personas, los perros necesitan ser consistentes para mantener su tono muscular y aptitud cardiovascular. Cuando corres con tu perro, debes hacerlo a un ritmo que eleve su frecuencia cardíaca (durante aproximadamente 20 minutos por sesión) sin llevarlo a esforzarse excesivamente.

Aunque recomiendo que todos los perros lleven una alimentación nutricionalmente balanceada a base de alimentos frescos, a los perros atletas les conviene aún más llevar una alimentación sin procesar debido a la gran cantidad de minerales que refuerzan los ligamentos y la glucosamina contenida naturalmente en los alimentos frescos.

Recomiendo que todos los atletas caninos, incluyendo a los perros que corren constantemente, consuman algún tipo de agente condroprotector para que con el tiempo refuerce su salud articular.

Consejos para Correr de Forma Segura

Cuando salgas a correr con tu perro, es crucialmente importante que lleves suficiente agua para ambos. Tu perro mantiene su temperatura corporal a través del jadeo, lo que significa que está perdiendo agua y se está deshidratando muy rápido. Necesitará más agua de la que necesita cuando se ejercita, de hecho hasta el doble de agua.

Puedes llevar un tazón plegable para agua cada vez que sales a correr o bien, comprar un adaptador especial para perros que se ponga en la parte superior de la botella de agua para que tu perro pueda beber directamente de la botella.

Si lo levas atado a una correa, te recomiendo utilizar un collar para el hocico o un arnés. Una correa atada a un collar tradicional podría causar lesión en el cuello o la espalda de tu perro. No utilices correas retractiles, ya que también puede causar lesiones. Utiliza una correa plana de 6 pies de largo.

No corras a lo hora del día en la que hace más calor, toma en cuenta que tu perro no puede enfriar su cuerpo tan eficazmente como tú. Además, correr sobre pavimento caliente puede quemar sus patitas. Tampoco recomiendo correr con tu perro en días fríos, húmedos o ventosos. La nieve y el hielo representan riesgo de lesión (también de caídas por resbalarse) y algunos perros no toleran el clima frío.

Por último, debes prestar mucha atención a tu perro durante las corridas y adaptar tu velocidad, ruta y paradas para hidratarse de acuerdo a sus necesidades. Debe correr a tu lado o un poco adelante de ti. Si se queda atrás, significa que el ritmo es muy intenso. Necesitarás ir aumentando la distancia poco a poco, no más de 10 % cada semana.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo