Podrías Pensar que es el Paraíso, Pero Desencadena la Agresión

Patio Cercado para Mascotas

Historia en Breve -

  • Algunos dueños de mascotas tienden a utilizar su patio cercado como una guardería para su perro, pero los perros domesticados necesitan ayuda de sus seres humanos para mantenerse físicamente y mentalmente activos
  • Un perro que se queda solo en el patio podría desarrollar niveles indeseables de territorialismo y agresión
  • Además, dejar a tu perro en el exterior por su cuenta, no significa que realizará toda la actividad física que necesita para mantenerse en forma y tener una buena condición física
  • Para asegurarte de que tu perro haga suficiente ejercicio, proporciónale toda la compañía y motivación que necesita para mantenerse activo

Por la Dra. Becker

Muchos padres de mascotas eligen específicamente casas con patios cercados—o ellos colocan una barda en un patio ya existente—para que sus perros tengan un lugar donde correr sin tener correa.

El problema con esto", dice el Dr. John Ciribassi, veterinario y conductista animal, "es que las personas empiezan a utilizar sus patios como guarderías. Pero los perros no solo necesitan hacer ejercicio físico, sino que también necesitan ejercitarse emocionalmenteestimulación mental”.1

Él indica que, a menudo, lo que sucede finalmente es que el perro comienza a desarrollar conductas en el exterior del patio, que podrían ocasionar manifestaciones extremas de territorialismo.

Estas incluyen ladrar excesivamente, precipitarse sobre la barda, y mostrar signos de hostilidad hacia las personas u otros perros que pasan. Esto, a su vez, podría ocasionar problemas de agresión, dice Ciribassi. Su consejo es no permitir que un patio cercado sustituya las caminatas diarias por el vecindario y el entrenamiento continuo basado en recompensas.

"En segundo lugar", dice Ciribassi, "cuando tu perro se encuentra afuera en el patio cercado, debes estar allí con él". Participa en ejercicios de entrenamiento y dedícale un tiempo de juego, y simplemente permanece allí con él. "Los perros son sociales", Ciribassi nos recuerda que, "simplemente, dejarlo solo en el patio, es como tomar un bebé y dejarlo en un corralito, mientras acudes al trabajo".

Un Patio Cercado por Sí Solo Tampoco Ayuda a que un Perro Haga Suficiente Ejercicio

Existe otro mito persistente entre los dueños de perros que va de la mano con lo que el Dr. Ciribassi comentó anteriormente. Es la noción de que, los perros que tienen acceso a patios cercados realizan automáticamente todo el ejercicio físico que necesitan hacer.

Tengo muchos dueños de perros obesos que me dicen que sus mascotas hacen mucha cantidad de ejercicio, ya que tienen un patio muy grande.

Lamentablemente, muchos dueños de perros continúan creyendo que no requieren hacer un mayor esfuerzo para que sus mascotas hagan ejercicio, siempre y cuando el perro tenga un patio donde correr. No hay nada más alejado de la verdad.

Si bien, es cierto que tu perro podría parecer muy activo cuando entra por primera vez en tu patio, ya que se mantiene ocupado con sus tareas caninas diarias. Necesita patrullar el perímetro y oler alrededor para buscar señales de intrusos.

Probablemente, también podría realizar una inspección minuciosa del asador si tuvieras uno, seleccionar cuidadosamente el lugar adecuado para hacer sus deposiciones, acechar uno o dos aves, y tal vez, correr de ida y vuelta a lo largo de la valla por un rato.

Pero una vez que haya completado todos los elementos de su lista de tareas pendientes, lo encontrarás de pie en la puerta esperando que lo dejes entrar.

Si no accedes, su siguiente movimiento podría ser obsesionarse con lo que sucede más allá de la valla, como ha mencionado el Dr. Ciribassi. Eventualmente, en especial, si el clima es agradable, se acostará para tomar una siesta.

¡No es necesario decir que ninguna de estas actividades debe considerarse como ejercicio!

De Forma Similar a Ti, Tu Perro Necesita una Razón para Hacer Ejercicio

Los perros silvestres pasan la mayor parte de su tiempo descansando para conservar la energía para cazar, y porque no saben cuánto tiempo pasará hasta que coman otra vez. Los perros domesticados evolucionaron de una manera similar.

Los estudios demuestran que cuando tu perro no tiene otros perros cerca, y ningún ser humano le anima a mantenerse activo, pasa el 80 % de su tiempo dormitando.

Los perros que están cerca de otros perros como compañía pasan un poco menos tiempo descansando—alrededor del 60 %. El resultado final es que al igual que sus dueños, los perros necesitan razones para estar físicamente activos.

Aun si cuentan con el patio más grande y verde, esto no es suficiente, por sí solo, para motivar a tu peludo miembro de la familia para hacer el ejercicio que requiere y mantenerse en buenas condiciones físicas.

La mejor y realmente la única manera de asegurarte de que tu perro haga suficiente cantidad de ejercicio es al proporcionarle la compañía y motivación que necesita para mantenerse activo.

Cómo Mantener a Tu Perro Activo y con Buena Condición Física

Los caninos están diseñados para estar en movimiento. Si tu perro no recibe periódicamente la oportunidad de correr, jugar y realizar ejercicios aeróbicos, aún si no tiene exceso de peso, podría terminar con artritis y otros padecimientos debilitantes que afecten a sus huesos, articulaciones, músculos y órganos internos.

Además, problemas de comportamiento en muchos caninos son ocasionados por una falta de actividad física y mental.

Tu perro debe realizar un mínimo absoluto de 20 minutos de ejercicio continúo y extenuante, 3 veces por semana. Es mejor hacer 30 que 20 minutos, y 6 o 7 días a la semana que 3 días.

Es importante considerar que, tan solo pasear con tu perro no es un entrenamiento adecuado. Él necesita hacer sesiones de una caminata intensa—moverse a un ritmo de 4 a 4.5 millas por hora (aproximadamente una milla cada 15 minutos) para lograr una buena intensidad cardiovascular y quemar calorías.

Las caminatas intensas podrían proporcionar importantes beneficios para la salud, no solo para tu perro, sino también para ti, incluyendo disminuir el riesgo de obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas y articulares. De hecho, si lo haces bien, realizar una caminata intensa con tu perro podría ser una alternativa, en vez de tener que sacar una membresía para acudir a un gimnasio.

Y ¿qué podría ser mejor que pasar tiempo adicional para hacer un vínculo con tu mascota, mientras te aseguras de que realice toda la actividad física que necesita para estar saludable? No obstante, primero, tienes que reprogramar a tu perro, en caso de que se haya acostumbrado a sus caminatas para oler, hacer sus deposiciones y entretenerse.

No esperes a hacer una transición de un día de paseos tranquilos a una caminata intensa. Se necesitarán varias sesiones para que él lo entienda.

Por supuesto que, también debes llevar a tu perro a caminatas ocasionales, por lo que tendrás que ayudarle a aprender a distinguir entre los dos tipos de caminata. Podría ser una cuestión del momento del día en que se realicen—por ejemplo, podrías programar caminatas más lentas a primera hora de la mañana y otra vez antes de dormir, y caminatas de entrenamiento entre ambas.

O podrías crear una señal verbal que le indique a tu mascota que está a punto de hacer una caminata intensa. También, te recomiendo encarecidamente utilizar un arnés para hacer ejercicio con tu perro. Una correa atada a su cuello podría convertirse rápidamente en un peligro para su salud mientras cruzas las calles de la ciudad, o inclusive en los senderos.

Muchos perros aprenden a identificar qué tipo caminata hacen ya sea si la correa esta agarrada a su cuello (caminata corta) o un arnés (¡el momento para hacer una caminata intensa!).

Otras Opciones Para Que Tu Perro Haga Ejercicio

Si no eres capaz de moverte al ritmo de una caminata intensa, tendrás que involucrar a tu perro en otro tipo de ejercicios cardiovasculares, tales como la natación, buscar y traer, atrapar un frisbee, competencias de agilidad, atrapar la pelota en el aire, o salto en el muelle.

También podrías considerar hacer un paseo en bicicleta junto con tu perro, mientras utilizas una correa de perros especial para bici.

Algunos dueños de perros creen que si hacen muchas actividades de fin de semana con su mascota podrían compensar la falta de ejercicio durante la semana. Pero el problema con este enfoque es que, en realidad, esto podría producir lesiones en el perro al animarlo a hacer un ejercicio arduo durante el fin de semana.

Cuando el cuerpo de un perro no tiene una buena condición, es posible que hacer repentinas ráfagas de actividad cause lesiones que podrían producir daños articulares a largo plazo. Un enfoque mucho más seguro es hacer un ejercicio cotidiano en forma constante.

Incluso, si tienes un patio con una gran barda, tu perro no hará el ejercicio que necesita, a menos que salgas con él y realicen actividades que le proporcionen un entrenamiento cardiovascular consistente.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo