Cómo Lograr que Tu Hogar Sea un Área Tranquila

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 19, 2017 | 1,548 vistas

Historia en Breve

  • Desafortunadamente, las peleas entre mininos en hogares con más de un gato son bastante comunes; los felinos suelen ser criaturas solitarias sin ninguna motivación en particular para socializar con otros de su especie
  • La razón por la que muchos gatos en un mismo hogar pelean es porque buscan proteger su territorio
  • Si necesitas detener una pelea entre gatos, intenta poner una barrera sólida e inofensiva entre los mininos (por ejemplo, un pedazo de cartón resistente)
  • Antes de reintegrar en tu hogar a uno de los mininos en disputa, intenta un plan que por etapas logrará una coexistencia pacífica
  • El enriquecimiento ambiental en tu hogar es una excelente manera de desestresar a todos los gatos de tu familia

Por la Dra. Becker

Desafortunadamente, las peleas entre felinos en hogares con más de un gato son comunes. Estas peleas no solo afectan a los gatos, sino también a los miembros de una familia humana que pueden encontrarlas bastante molestas. Nadie quiere escuchar el siseo o el chillido entre sus amadas mascotas, o peor, ver como se pelea con dientes o garras.

¿Por Qué los Gatos Pelean?

Es importante entender que, a diferencia de los perros, los gatos no son naturalmente sociales. Si eligen mezclarse con otros gatos, usualmente son con un pariente cercano (por ejemplo, alguien de su camada) o un minino con el que han crecido. La veterinaria del Reino Unido, la Dra. Sarah Heath, una conductista clínica certificada, los llama "supervivientes solitarios".1

En la naturaleza, los felinos pueden evitar fácilmente a los gatos que no les gustan. Pero dentro de tu casa, tus mininos tienen opciones limitadas para alejarse el uno del otro. Esto puede generar un roce felino, que a menudo pasa cuando un gato acecha, persigue y/o muestra agresión hacia otro.

Los gatos son muy territoriales, y si uno de tus mininos invade lo que el otro considera como su territorio, ya sea su lugar de siesta favorito, juguete o humano, se armará una tremenda pelea. A menudo el problema se agrava porque los gatos viven en estrecha proximidad física entre sí y comparten los tazones de comida, cajas de arena, mantas, rascadores, etc.

Lamentablemente, tanto los gatos que han sido amigos durante años como los hermanos, pueden perder su relación. "El comportamiento social natural del felino, no da cabida a la reconciliación", dice Heath, "y la fragilidad de las relaciones sociales felinas puede angustiar a los propietarios".

Lo que para los humanos pudiera parecer roces insignificantes, en la perspectiva felina es un daño permanente en su relación. Por ejemplo, un gato que ha sido hospitalizado, volverá a casa con el olor de la clínica veterinaria. En respuesta a esto, su compañero felino ya no verá a su amigo de muchos años como parte de su grupo social.

Los signos de hostilidad entre los gatos pueden ser obvios (a veces terriblemente obvios) o muy sutiles. Por ejemplo, un gato puede salir de un área tan pronto como el otro gato entra. O el minino más tímido puede tratar de esconderse o escapar cuando el otro gato se acerca demasiado.

Cómo Detener las Peleas de Gatos

Si tienes 2 mininos que pelan físicamente, no pierdas el tiempo con gritos o aplausos, y mucho menos trates de poner tu mano o cualquier otra parte de tu cuerpo entre ellos, de lo contrario podrías terminar lastimado.

Lo mejor, es mantener la calma y agarrar algo que los pueda separar, como una pieza grande y resistente de cartón. El punto es poner una barrera segura y efectiva entre ellos. Si están justo en la pelea, trata de levantar a uno de ellos por la nuca, esto debería provocar que un minino suelte al otro.

Mantén a los gatos separados hasta que se hayan tranquilizado. Y ten en cuenta que cada vez que se pelean, su relación se torna menos estable.

7 Pasos para Lograr una Posible Tregua

Hay muchos dueños y veterinarios que sienten que la única manera de solucionar la agresión territorial entre 2 felinos en la familia, es encontrarle otro hogar a uno de ellos, o como alternativa, separarlos permanentemente en diferentes lugares de la casa.

Antes de tomar estas medidas tan drásticas, puedes intentar llevar a cabo un plan que por etapas podría concebir la paz entre los mininos en disputa de tu hogar:2

1. El primer paso es separar los gatos en diferentes partes de la casa. Lo idóneo es que estas 2 áreas comparten una puerta común. Los gatos deben alimentarse en lugares que están separados por una puerta y al mismo tiempo 2 veces al día, y debe haber una persona disponible para cada gato que juegue con ellos y les premie después de sus comidas.

Los mininos serán capaces de oír y olerse entre sí, pero no se pueden ver ni tocar. El objetivo es crear experiencias positivas durante la hora de la comida para ambos gatos, mientras están muy cerca el uno del otro.

2. Una vez que los mininos se sientan cómodos con esta rutina, cámbialos de lugar para que no se vuelvan territoriales sobre su lado de la casa. Los gatos deben cambiarse cada día o cada 2 días durante todo el proceso.

3. El siguiente paso es abrir la puerta 1 pulgada y asegurarla para que no se pueda abrir más. Esto permitirá que los gatos intercambien miradas, pero sin interactuar físicamente.

4. Una vez que la apertura de 1 pulgada sea habitual, abre la puerta 4 pulgadas (por lo ancho de la cabeza del gato). En este punto, tal vez prefieras dejar abierta la puerta (o quitarla, en caso que vayas al trabajo) y colocar temporalmente una malla en el marco de la puerta, con una abertura de 4 pulgadas en un lado. Cubre la malla con papel o tela.

5. Después de que los mininos se acostumbren a este cambio, fija la puerta de malla completamente a través de la abertura y quita la cubierta que pusiste sobre ella. Así los gatos se podrán ver a través de la malla, comerán cada uno en su lado y jugarán con los miembros de la familia en tiempos determinados del día.

6. El siguiente paso es tener a los gatos bajo cuidadosa supervisión en la misma habitación dentro de portadores individuales o con correas mientras comen y juegan. La duración de este primer contacto no debe exceder los 15 minutos.

7. Después—nuevamente mientras comen y juegan—deja que uno de los gatos camine libremente y acércate al otro gato. En la siguiente sesión, deja que el otro gato camine libremente.

Poco a poco deja que por cortos períodos de tiempo ambos gatos tengan mayor libertad para acercarse unos a otros, hasta que ambos estén caminando sueltos en la misma área (bajo supervisión y entretenidos como de costumbre). Aumenta los lapsos que pasan juntos hasta que puedan hacerlo todo el tiempo.

Este proceso toma tiempo, a menudo muchos meses, y debes anticiparte a los retrocesos ocasionales. Por alguna razón, hacia el final del programa algunas personas deciden simplemente juntar a los gatos. En ocasiones y a pesar de saltarse los pasos en el proceso, se tiene éxito, sin embargo, no lo recomiendo.

Enriquecimiento Ambiental

He aquí una serie de cosas que puedes hacer para aliviar el estrés en los gatos de tu familia:

Instala muchas superficies que puedan rascar, mínimo, una para cada gato. Debería haber tanto superficies verticales como horizontales, pues muchos gatos prefieren una u otra. También puedes experimentar con diferentes superficies texturizadas que ofrezcan un poco de variedad.

Asegúrate de que cada uno de tus gatos tenga un lugar de descanso individual y aislado. Podría ser la parte superior de un árbol, una caja (con la puerta abierta), o bien un lugar cómodo en un estante del armario. Es muy importante que cada uno de tus mininos tenga al menos un área privada en la que pueda refugiarse.

Dale muchos juguetes que evoquen sus instintos de caza, y asegúrate de incluir juguetes interactivos con los que puedes jugar con él. También analiza la posibilidad de construir o invertir en un "catio", que es un recinto al aire libre que les permite a los mininos obtener todos los beneficios de estar al aire libre, mientras que los mantienes a salvo del peligro.

Puedes instalar múltiples rascadores que estén al nivel de los ojos de tu gato o por arriba de ellos. Muchos mininos se sienten atraídos por los refugios que se encuentran a cierta altura ya que así se sienten seguros de los depredadores y pueden vigilar las actividades al nivel del suelo.

Puedes darles acceso a los espacios altos en tu hogar como estantes altos del armario o las repisas de las plantas. Por otra parte, puedes comprar muebles de gato tradicionales como, árboles para gatos o bien si quieres explotar tu creatividad, puedes diseñar tu propio rascador. Por lo menos, trata de proporcionarle uno o dos rascadores que estén cerca de las ventanas con el fin de que puedan observar aves y vigilar las actividades del vecindario.

Plantéate la posibilidad de usar productos naturales como Flores de Bach o los Remedios de Jackson Galaxy, de esta manera ayudarás a que tus gatos puedan manejar el estrés en sus vidas.

También, habla con un veterinario holístico acerca de los remedios homeopáticos que se ajustan a la personalidad de cada gato y a su patrón de síntomas, de esta manera le ayudarás a reducir las respuestas emocionales.

Asimismo, muchos dueños tienen éxito con Feliway, un dispersor de feromonas que reduce los niveles de estrés y alivia las tensiones entre los gatos.

Por último, dale a tus mininos una dieta fresca, nutricionalmente equilibrada y apropiada para cada especie, y asegúrate de que haga el ejercicio adecuado. Hoy en día, muchos gatos mascota no obtienen la actividad física que necesitan para tener una salud óptima.

Los gatos sin ejercicio o sin estímulos suficientes pueden acumular energía reprimida que se proyecta como hostilidad hacia otros felinos en tu hogar.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 dvm360, May 11, 2016
  • 2 Veterinary Practice News August 10, 2012