Los Huracanes Harvey e Irma Requieren el Rescate de Mascotas

rescate de mascotas por los huracanes

Historia en Breve -

  • Los huracanes Harvey e Irma dejaron innumerables animales perdidos o abandonados y se han originado cientos de rescates
  • Es poco probable que tu mascota pueda sobrevivir sin ti durante mucho tiempo, por eso la regla no. 1 en una emergencia es la siguiente: si evacúas tu casa, lleva a tus mascotas contigo
  • Mínimo debes saber a dónde irás con tus mascotas si tienes que evacuar y ten listo un kit de emergencia para mascotas con alimento, agua, arnés de seguridad, identificación, correa, medicamentos y botiquín de primeros auxilios

Por la Dra. Becker

Después de que el huracán Harvey atravesara Texas y causara inundaciones catastróficas, la Sociedad para la Prevención de la Crueldad a Animal (SPCA, por sus siglas en inglés) de Houston informó que "un gran número de animales abandonados, huérfanos y heridos" habían sido vistos en la zona.1 Mientras tanto, en el condado de Palm Beach, Florida, los agentes de control animal encontraron más de 50 animales que se habían quedado atados a los árboles o afuera en jaulas mientras se acercaba el huracán Irma.

En el último caso, 49 perros y dos gatos fueron rescatados antes de la tormenta, y el Fiscal General del Estado, Dave Aronberg, dijo que se presentarían cargos penales por crueldad animal en contra de cualquier persona que dejara a sus mascotas afuera durante el paso del huracán Irma.2 Mientras que algunas personas dejan a sus animales en peligro de manera intencional, otras los abandonan cuando se ven obligadas a evacuar.

En Barbuda, que fue fuertemente afectada por Irma, los residentes fueron evacuados de la isla y no pudieron llevar consigo a sus perros, gatos, caballos o ganado. Otros podrían suponer que pueden regresar por sus mascotas, pero es posible que los animales mueran de hambre, se ahoguen o sufran heridas mortales antes de que sus dueños regresen. Es poco probable que tu mascota pueda sobrevivir sin ti durante mucho tiempo, por eso la regla no. 1 en una emergencia es: si evacúas tu casa, lleva a tus mascotas contigo.

En Houston, más de 600 animales ya fueron reubicados en refugios alrededor de los Estados Unidos para permitir el ingreso de miles de mascotas perdidas, abandonadas o regaladas a causa del huracán Harvey.3 Si te gustaría ayudar a los animales necesitados a causa de los huracanes Harvey e Irma, comunícate con los refugios para animales y organizaciones de rescate de tu localidad para ver qué es lo que más necesitan.

Las Autoridades de los Estados Unidos Exhortan a los Residentes a: "No Olvidar a Sus Mascotas"

Cuando el huracán Irma se acercó a la Florida, el gobernador Rick Scott invitó a los hoteles a suspender la prohibición de mascotas para que los propietarios que evacuaran por la tormenta pudieran llevar a sus mascotas consigo.4 Muchos albergues también recibieron mascotas junto con sus dueños. Para poder salir rápido en caso de un desastre natural, como cuando se aproxima un huracán, es esencial tener listo un plan de preparación y evacuación para casos de desastre--y asegúrate de que incluya a tus mascotas.

Esto significa que desde antes tendrás que tener listo un plan y un kit de emergencia para mascotas. Y dada la situación, antes de que ocurra una catástrofe, saber a dónde irás. Busca refugios públicos que acepten animales o habla con amigos o familiares lejos de tu área inmediata con quienes tú y tus mascotas podrían quedarse si fuera necesario. También puedes guardar una lista de hoteles que acepten mascotas en caso de que no puedas encontrar ningún refugio que acepte animales.

También es buena idea pegar una alerta de rescate cerca de tu puerta principal. Enlista cuántas y qué tipo de mascotas hay en tu hogar, junto con tu información de contacto para que los rescatistas sepan a quién buscar. Cuando evacues con tus mascotas, escribe "Evacuado" a través de la etiqueta para que los rescatistas sepan que todos están incluidos.

Para el kit de emergencia, emplea un recipiente impermeable portátil y asegúrate de que contenga lo esencial: alimentos para mascotas, un arnés de seguridad con placas y correa, agua, medicamentos, botiquín de primeros auxilios, historial médico y comprobante de propiedad (puedes tomarte una foto con tu perro para efectos de identificación en caso de que sean separados).

Si tu mascota tiene un microchip, asegúrate de que la información que contiene (incluida tu dirección y número de teléfono) esté actualizada. La Sociedad para la Prevención de la Crueldad a Animal de los Estados Unidos (ASPCA, por sus siglas en inglés) también recomienda incluir en tu kit lo siguiente:5

Kit de primeros auxilios

Alimentos enlatados (abrefácil) o liofilizados (asegúrate de cambiarlos cada dos meses) para 3 o 7 días

Cajas de arena desechables (las bandejas de aluminio para cocina son perfectas)

Arena o toallas de papel

Jabón líquido lavatrastes y desinfectante

Bolsas de basura desechables para limpiar

Platos de alimento para mascotas

Collar o arnés extra, así como una correa adicional

Copias (o una memoria USB) de su historial médico y un contenedor impermeable con suministro para dos semanas de cualquier medicamento que tu mascota requiera

Agua embotellada, para al menos siete días por cada persona y mascota

Una maleta, jaula o un portador resistente, lo ideal es que sea uno por mascota

Linterna

Manta (para acoger a una mascota asustada)

Fotos recientes de tus mascotas (en caso de que sean separados y tengas que hacer carteles para encontrarlas)

Especialmente para gatos: Funda de almohada o EvackSack, juguetes, arena que se pueda recoger

Especialmente para perros: correa extra, juguetes y masticables, forro para jaula para una semana

Cómo Cuidar a Tu Mascota Durante un Huracán

Si por alguna razón no puedes evacuar y debes resistir la tormenta, destina un lugar seguro para que funcione como tu refugio contra huracanes--uno donde tus mascotas puedan quedarse contigo. Una habitación sin ventanas más cercana a la planta baja es lo mejor, y conserva una jaula en la zona para cada una de tus mascotas. Practica ir a ese lugar de refugio para que puedas trasladarte rápido durante una emergencia y tu mascota esté acostumbrada a hacerlo. Mantén el equipo de emergencia para mascotas en el área segura y llena con agua las tinas y lavabos para que haya agua limpia disponible.

Cuando llegue la tormenta, resguárdate en la zona segura y coloca a tus mascotas en sus jaulas. De ser posible, ubica las jaulas debajo de muebles pesados ​​para mayor seguridad. Después del huracán, mantén protegidas a tus mascotas (perros con una correa y gatos en un portador) y mantente lejos del agua y los escombros. Del mismo modo, si vives en una zona propensa a las inundaciones, asegúrate de saber dónde se esconden tus mascotas para que puedas encontrarlas rápido.

Practica "simulacros de inundación" con regularidad al trasladarte al piso superior o ático de tu hogar. Si la inundación es grave, debes planear cómo moverte hacia la azotea hasta que llegue la ayuda. Mantén a tus mascotas con correa o en jaulas para que estén a salvo. Después de una inundación, permanece adentro hasta que el agua retroceda y mantente lejos de los escombros, el nivel del agua y las líneas eléctricas abatidas. También recuerda que tu mascota depende de ti, no sólo para protección y refugio, sino también para apoyo emocional. Un juguete o una manta de consuelo puede contribuir mucho a que tu mascota se sienta segura, al igual que un poco de tranquilidad de tu parte.

El presidente de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA, por sus siglas en inglés), Michael Topper, dijo para USA Today: "En general, las mascotas se sienten bien si están con sus dueños, pero se estresarán si ven que tú estás estresado".6 En casos extremos, si crees que su mascota quedó traumatizada por la catástrofe y parece que los cambios de comportamiento a consecuencia no se están resolviendo, habla con tu veterinario para revisar si podría estar sufriendo de trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo