5 Peligros Para Perros en la Temporada de Otoño

peligros de otono para las mascotas

Historia en Breve -

  • El clima frío ya llegó, y con cada cambio de estación, llegan sus peligros potenciales para nuestros miembros de cuatro patas
  • Cosas que hay que vigilar a medida que el verano se convierte en otoño son: las serpientes que se preparan para hibernar, los hongos tóxicos, los raticidas, el anticongelante e incluso los útiles escolares

Por la Dra. Becker

Como padre de un perro, sabes que con cada cambio de estación vienen una serie de problemas potenciales para los miembros peludos de tu familia. Con el otoño y el invierno ya a la vuelta de la esquina, es hora de recordar algunos de los problemas potenciales que se presentan con estos cambios de estaciones cálidas a frías.

Consumer Affairs nombra cinco "doggy dangers of fall" (peligros para los perritos en otoño):1

5 Peligros Para los Perros en el Otoño

1. Serpientes

Las serpientes o culebras que se preparan para la hibernación en los meses de invierno suelen ser más visibles en otoño, lo cual aumenta el riesgo de que tu perro reciba una mordida. Afortunadamente, muchas serpientes en los Estados Unidos no son venenosas, pero incluso la mordida de una serpiente no venenosa puede ser dañina para las mascotas.

Consejos para mantener a tu perro seguro:

Si ves una serpiente, no camines sobre ella; regrésate por el camino por el que llegaste

Limpia los lugares de tu jardín donde se podrían esconder, cambia de lugar los juguetes, herramientas y quita la maleza

Ten en cuenta que las serpientes pueden atacar desde una distancia igual al largo de su cuerpo

Mantén los andenes libres de arbustos, flores y ramas

Limpia toda la comida que esté en el suelo de tu jardín, así como frutas y semillas, ya que estas pueden atraer roedores, una de las comidas favoritas de las serpientes

Cuando saques a pasear a tu perro, llévalo siempre con correa.

Aléjate del pasto crecido, arbustos y piedras

Familiarízate con los tipos más comunes de serpientes de la zona, así como con las que sean venenosas

2. Hongos

Afortunadamente, el 99 % de los hongos representan problemas muy leves o no representan problema alguno para las mascotas o las personas, sin embargo, el 1 % restante puede ser mortal si alguno de los mamíferos lo ingiere. Y para empeorar las cosas, muy pocas personas son capaces de diferenciar los hongos tóxicos de los que no lo son.

Ya que los perros durante sus caminatas y otras actividades en exteriores generalmente se encuentran con hongos en la naturaleza, especialmente si viven en una región con mucha humedad, es importante tomar precauciones adicionales para mantenerlos alejados de las zonas donde podrían cultivarse.

Los perros tienden a ser atraídos a dos especies mortales de hongos: La Amanita phalloidea y la Inocybe. Ambas variedades tienen un olor a pescado, que podríamos decir es su atractivo.

amanita phalloides
Amanita phalloides
autumn mushrooms
Inocybe

Las variedades de hongo: Amanita muscaria y Amanita pantherina, también tienen un olor a pescado, y también frecuentemente son comidas por los perros.

amanita muscaria
Amanita muscaria
amanita pantherina
Amanita pantherina

Contienen compuestos tóxicos ácido iboténico y muscimol, que en raras ocasiones pueden provocar la muerte en perros.

Los hongos inocybe y clitocybe poseen un compuesto que puede ser letal para los perros llamado muscarina. Ya que al parecer la muscarina no representa un problema para los humanos, se cree que los perros son especialmente sensibles a ella.

inocybe
Inocybe

Algunas especies de hongos escleroderma también son tóxicas para los perros, pero su sustancia venenosa aún no ha sido identificada.

Scleroderma Escleroderma
Scleroderma (Escleroderma)

Para asegurarte que tu perro no tenga tentaciones, todos los hongos del jardín (tuyo y de tus vecinos) deben ser quitados lo más pronto posible antes de que las mascotas de la colonia los encuentren. Como regla general, los veterinarios y expertos en venenos consideran que el consumo de hongos en mascotas es tóxico, a menos que se realice una identificación rápida y exacta del hongo.

Si sospechas que tu perro comió un hongo, llama inmediatamente a tu veterinario, a la clínica animal de emergencia más cercana, o a la Pet Poison Helpline al 855-764-7661 que está disponible 24/7. Si tu mascota vomita o defeca, guarda una muestra, colócala en una bolsa de plástico y llévala contigo.

3. Veneno para roedores

Una vez que el clima refresque, las ratas y los roedores empiezan a buscar refugios y calor debajo de las construcciones, y, por lo tanto, las personas empiezan a colocar raticidas que desafortunadamente son altamente tóxicos para las mascotas.Cada otoño me entero de varias mascotas que han sido envenenadas.

Los dueños colocan señuelos para controlar las ratas y ratones pensando que sus mascotas no pueden encontrarlos o no lo harán. Incluso las personas que esconden el señuelo alrededor de sus casas pueden encontrar a un perro envenenado.

Consejos para proteger a tu mascota de los señuelos tóxicos para roedores:

Si tienes roedores en tu casa, recomiendo las presas vivas llamadas Havahart®, se trata de una trampa humana que atrapa ratas, ratones y otros roedores, sin utilizar tóxicos o veneno en el entorno.

Si tienes que utilizar una trampa con un señuelo como agente para matar, escoge un producto que contenga un ingrediente activo que no sea la mortal brometalina. Por ejemplo, la diafacinona y clorofacinona son anticoagulantes de acción corta, y la mayoría de los veterinarios estarán familiarizados con los métodos estándar de diagnóstico y tratamiento.

Pero repito, prefiero evitar el uso de estos productos a medida de lo posible.

Vigila a tu perro cuando esté en el exterior o si no estás seguro si hubo algún momento en el que pudo consumir un roedor o un señuelo cerca de tu casa o en el vecindario.

Sobra decir que, si sospechas que tu mascota ha ingerido algún tipo de raticida, llévala a con tu veterinario o al hospital animal de emergencia más cercano lo más rápido posible, y si puedes, lleva contigo una muestra de lo que consumió para que el personal sepa a qué tipo de veneno enfrenta.

4. Anticongelantes para motor

Otra sustancia que es altamente tóxica para las mascotas y que las personas utilizan en los meses más fríos del año son los anticongelantes. Por suerte, el envenenamiento por anticongelante puede evitarse fácilmente si se siguen estos consejos de seguridad:

  • Busca productos anticongelantes que contengan propilenglicol, pues es más seguro que el etilenglicol, que es altamente tóxico
  • Mantén los contenedores de anticongelantes bien cerrados y guardados fuera del alcance de tus mascotas
  • Desecha adecuadamente los contenedores anticongelantes vacíos y usados
  • Asegúrate de no derramar anticongelante, si lo haces, límpialo inmediatamente; revisa el radiador de tu automóvil con regularidad y repara las fugas en cuanto aparezcan
  • No dejes que tu mascota ande sin vigilancia en lugares donde podría encontrarse con anticongelante

Afortunadamente, los fabricantes de anticongelante y refrigerantes para motores en los Estados Unidos han empezado a agregar sustancias amargas (como el benzoato de denatonio) para evitar que las mascotas, niños y fauna silvestre prueben un poco de ese delicioso líquido.

5. Útiles escolares

Créelo o no, otro riesgo para las mascotas durante el cambio de estación de verano a otoño son los útiles escolares. Por ejemplo, consentir a tu hijo con lápices y borradores con olores frutales, pueden atraer a tu perro como una polilla a la llama.

Los útiles escolares que comúnmente representan un riesgo potencial de ahogamiento para las mascotas son:

borradores

pegamento en barra o líquido

monedas

figuras de acción o muñecas muy pequeñas

pelotas que rebotan

crayones

marcadores

lápices (las astillas pequeñas pueden quedar atoradas en la boca y el esófago)

plumas (especialmente las tapas de las plumas)

clips

Aunque estos artículos se consideran de "baja toxicidad" para las mascotas, existe la probabilidad de que alteren el tracto gastrointestinal o que incluso provoquen bloqueo, así que asegúrate de que tus pequeños mantengan sus útiles escolares lejos de los miembros de cuatro patas.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo