Nunca Vaya de Caminata con su Perro Sin Antes Considerar Estas 4 Preguntas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Noviembre 20, 2014 | 10,066 vistas

Historia en Breve

  • El senderismo o caminata es una actividad que muchos dueños de perros disfrutan con sus mascotas. Es importante que ambos, tanto los seres humanos como los perros se encuentren en buen estado físico antes de intentar una caminata, especialmente si va a ser larga o moderadamente difícil.
  • Para proteger a su perro y asegurar que ambos pasen un buen rato, es importante tomar algunas precauciones de sentido común. Por ejemplo, asegurarse de que su perro este saludable y sea lo suficientemente activo para ir de excursión, y si tiene duda, le recomendamos hablar con su veterinario acerca de sus preocupaciones. Los perros inactivos, los que tienen sobrepeso, aquellos con artritis u otros problemas de movilidad, así como los perros adultos requieren atenciones especiales.
  • Usted también querrá que su perro obedezca cuando lo llame, que responda a órdenes verbales y que sea sociable con otros perros y personas desconocidas. En situaciones cuando no se utiliza correa, la capacidad de respuesta de un perro a las instrucciones puede salvarle la vida. Si su perro va a salir a pasear con correa, usted querrá asegurarse de que este cómodo. Recomendamos no utilizar una correa retráctil, sino una correa de 6 pies / de casi 2 metros de largo atada a un arnés, no a un collar.
  • Tener el equipo apropiado para realizar esta actividad también es importante. Esto incluye llevar un tazón de agua para su perro y mucha agua para ambos, además de algunos saludables bocadillos. Su mascota deberá portar una etiqueta de identificación, no se olvide de su celular, algunas provisiones de primeros auxilios y bolsas para levantar las heces de su perro.
  • Después de la caminata, es importante revisar a su mascota y comprobar que esté limpia y libre de garrapatas, picaduras de insectos, rasguños y otras heridas, prestando especial atención a las bases de apoyo, es decir sus patas, entre los dedos y dentro y alrededor de las orejas. Además lavar sus patas eliminara rápidamente gérmenes, suciedad, escombros y dependiendo del contacto que tuvo con ciertas plantas un baño completo puede ser la mejor opción.

Por la Dra. Becker

La caminata puede ser una actividad maravillosa y también un muy buen ejercicio para los dueños de perros y sus compañeros caninos. No hay nada como disfrutar de unas horas en el camino al aire libre para despejar la mente y trabajar los músculos de las piernas. Casi todos los perros aprovechan cualquier oportunidad de explorar el mundo natural.

No hace falta decirlo, tanto humanos como caninos excursionistas necesitan estar en buena forma antes de salir. También hay varias otras precauciones que debe tomar en cuenta para asegurarse de que usted y su mejor amigo peludo tengan una caminata agradable juntos. Aquí están algunas recomendaciones/cosas a considerar antes de que usted y su perro emprendan el camino.

¿Mi Perro Tiene la Condición Física Adecuada para la Caminata que Estoy Planeando?

Si no está seguro de que su perro está en buena condición física para una caminata, obtenga una segunda opinión de su veterinario. Si su mascota normalmente no hace mucho ejercicio, tiene sobrepeso, es un perro adulto, o tiene artritis u otro trastorno que limita su movilidad, usted querrá considerar esas cosas antes de salir incluso a una caminata poco desafiante.

Ciertamente no quiere que su perro se lastime, así que debe pensar si podrá cargarlo si pasa algo o se cansa antes de lo esperado.

¿Mi Perro Viene a Mí Cada Vez que lo Llamo?

Si usted está planeando hacer la caminata con su mascota sin correa, ésta deberá estar acostumbrada a venir cuando se le llama y responder a órdenes básicas. También deberá ser sociable con otros perros y personas desconocidas.

Cuando está al aire libre, en la naturaleza y su perro no lleva correa, la capacidad de respuesta a sus instrucciones puede literalmente salvarle la vida. Incluso también puede prevenir de molestar o asustar a otros senderistas, de chocar con otro perro en el camino, o evitar una pila de deshechos en el trayecto.

Si no confía que su pero responderá cuando se le llama o le dice “NO” le recomiendo que reciba algún tipo de entrenamiento de obediencia básica antes de dejarlo suelto para vagar en una caminata. Mientras tanto, puede mantenerlo con una correa atada a un arnés. (Y aun si planea hacer senderismo con su perro libre, deberá llevar una correa con usted en todo momento).

¿Estará Bien Mi Perro Si Necesita Llevar Puesta la Correa?

Si los señalamientos del sendero indican que todos los perros deben llevar correa, si el camino es empinado o el terreno es escarpado, están caminando alrededor de rápidos movimientos de agua o si hay otra razón de peso para mantener a su perro atado a usted, deberá asegurarse de que éste se sienta cómodo con la correa.

Una vez más, usted querrá usar una correa estándar (no una correa retráctil) atada a un arnés, no a un collar. Si necesita alejar a su perro del borde de un acantilado, o si perdiera el equilibrio en una pendiente empinada, o si se resbalara por un movimiento brusco, la herramienta que usted necesitará para salvarlo es una correa de 6 pies o casi 2 metros de largo y un arnés. El arnés permitirá levantarlo en caso de ser necesario, y también evitará una lesión grave del cuello.

Mientras realizan la caminata, sujete firmemente el extremo de la correa, pero no la envuelva alrededor de su mano o muñeca, especialmente en áreas donde su equilibrio es inseguro. Si Dios no lo quiera su perro tuviera una caída, él podría arrastrarlo, lo que pondría a ambos en peligro. Si su perro se cae y se lesiona, usted querrá ser capaz de cargarlo y llevarlo a un lugar seguro y en caso de que eso no sea posible, ir a pedir ayuda.

¿Tengo el Equipo Apropiado para Realizar Senderismo con mi Mascota?

Asegúrese de que su perro tenga una etiqueta de identificación actualizada o collar, incluso si él tiene un microchip o esta tatuado. La forma más rápida para que alguien que encuentra a su perro lo regrese es llamar al número de identificación que viene en su collar o etiqueta. Su compañero de caminata de cuatro patas necesitará descansos para tomar agua, así que lo mejor será estar preparado con un termo ligero de viaje y un tazón o recipiente de plástico y abundante agua fresca para los dos.

Haga paradas en intervalos frecuentes para ofrecer a su perro agua, sobre todo si jadea mucho. Mantener a su mascota hidratada impedirá que beba de un estanque o charco con agua sucia. El agua estancada puede albergar una amplia variedad de bacterias y parásitos, así que lo mejor es mantener a su mascota a una distancia prudente.

Usted también querrá empacar unos bocadillos saludables para alimentar a su perro en el camino. Y no olvide bolsas para las heces de su mascota, especialmente si usted hará senderismo por caminos muy transitados.

Recomiendo también un pequeño botiquín con elementos esenciales de emergencias como gasas, tijeras y cinta adhesiva. Y por supuesto no olvide su celular.

Revise a su Perro una Vez que Hayan Regresado a Casa

No importa donde viva o donde realice su caminata, siempre es una buena idea regresar de una aventura al aire libre y darle a su perro una cuidadosa revisión para buscar garrapatas y otras plagas, insectos o mordeduras de arañas, rasguños u otras heridas. Preste especial atención a sus patas y entre los dedos del pie. También revise debajo y alrededor de sus orejas.

También deberá darle un baño, lavar sus patas para eliminar los gérmenes, la suciedad y los escombros. Si cree que podría haber tenido contacto con hiedra, roble venenoso o zumaque,  bañarlo completamente será una buena idea.

Prepararse con tiempo para una caminata con su perro ayudará a hacer de su tiempo juntos en la naturaleza mucho más agradable y seguro. Si es nuevo a esto del senderismo, o lo es su mascota, podrá darse cuenta que el tiempo que pasen juntos en el camino fortalecerá el vínculo que comparte con su compañero canino.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias