Estas Mascotas “Desechables” Rara Vez Obtienen Tratamientos Especiales Como Este

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 23, 2015 | 3,209 vistas

Historia en Breve

  • En Inglaterra, un pez dorado muy afortunado, tiene una nueva oportunidad de vida después de una cirugía para resolver un caso fatal de estreñimiento. El dueño del pez pagó cientos de dólares para asegurar que el pez de 2 años pudiera vivir su vida normal
  • Otro pez con mucha suerte llamado George, que vive en un estanque en Australia con decenas de sus compañeros, también experimentó una exitosa cirugía para remover un tumor enorme de la parte superior de su cabeza

Por la Dra. Becker

El año pasado, en Norfolk Inglaterra, un guardián de mascotas muy dedicado, optó por pagar una cirugía para salvar la vida de su pez dorado. Parece que el pez tenía un caso fatal de estreñimiento. Estaba tan tapado que las toxinas pronto sobrepasarían a su cuerpo, dando como resultado su muerte.

Cuando el dueño del pez se enteró del costo del procedimiento (alrededor de $500 dólares americanos), primero dijo que no. Pero pronto reconsideró y accedió a la cirugía.

El Pez Dorado Inglés Supera la Cirugía

La Dra. Faye Bethell del Toll Barn Veterinary Centre en North Walsham Inglaterra, realizó la cirugía. La Dra. Bethell fue asistida por dos enfermeras veterinarias. Una enfermera se encargó de burbujear la anestesia a través de un tubo que pasó por la boca del pez dorado y sobre sus branquias. El trabajo de la segunda enfermera era monitorear el ritmo cardíaco del paciente de 3 pulgadas con una sonda especial.

De acuerdo a la Dr. Bethell, "(el pez) estaba estreñido porque tenía un bulto bloqueando su fondo, más que a causa de su alimentación o cualquier otra razón.”1 También señaló que el administrar la anestesia, y no la cirugía, fue la parte más difícil.

Primero, el agente anestésico se midió cuidadosamente y se agregó en el agua del pez. Entonces, el pez fue removido del agua y colocado en una cortina impermeable, y el agua con anestesia fue introducida en su boca con un tubo y también burbujas sobre sus branquias.

Después la Dra. Bethell utilizó un monitor de ritmo cardíaco pequeño para asegurarse de que el pez estuviera totalmente anestesiado, entonces saco los bloqueos cerca de su ano con un bisturí pequeño, además de otro bulto de su aleta dorsal. Ella cosió cada incisión con unas cuantas puntadas y aplicó una sustancia especial para cubrir e impermeabilizar las escamas antes de despertar gradualmente al paciente.

Estoy feliz de informar que el Sr. Goldfish tuvo una recuperación completa después del procedimiento de 50 minutos. Puesto que algunas especies de peces dorados pueden vivir hasta 30 años en cautiverio y este muchachito tan sólo tenía 2 añitos, tiene una larga y agradable vida por delante.

Un Pez Dorado Australiano Hace Maravillas Después de la Extracción del Tumor Masivo

Para aquellos que creen que el dueño de la historia anterior está loco y que un pez no "vale" una costosa cirugía, la Dra. Bethell tiene esto que decir: "al final del día todas son mascotas y todos tienen un compromiso con su mascota."

Esto fue sin duda el caso de otro pez dorado de Australia llamado George. George, una mascota amada de 10 años, desarrolló un tumor enorme en la parte superior de su cabeza que estaba destruyendo su calidad de vida. Según su veterinario, el Dr. Tristán Rich, "el pez estaba teniendo problemas para comer, moverse y lo estaban molestando otros peces."

Muy parecido a lo que pasó con el pez dorado en la primera historia, antes de su cirugía, George fue colocado en un cubo de agua que contenía suficiente anestesia para dormirlo. Luego fue trasladado a un segundo envase de agua en la que se había añadido una cantidad de anestesia para mantenerlo dormido durante el procedimiento.

Una vez que se trasladó a la "sala de operaciones," George recibió agua oxigenada de la cubeta de mantenimiento a su boca y sobre sus branquias.

Después de la cirugía, George fue a la "sala de recuperación"--un tercer cubo que contenía agua limpia. También recibió antibióticos y analgésicos. No mucho tiempo después fue colocado en su cubo de recuperación y George comenzó a respirar por su cuenta y a nadar.

El tumor en la cabeza de George era tan grande que la incisión fue difícil de cerrar. El Dr. Rich puso 4 suturas y utilizó pegamento para el tejido.

La cirugía de George le costó a sus dueños aproximadamente $200 dólares australianos (aproximadamente unos 160 dólares americanos), pero están muy agradecidos de que nuevamente está sano. Está de vuelta en su estanque con todos sus amigos, incluyendo a otros 38 peces dorados.

“No solo son cosas en el agua," dice el dueño de George. "Son personajes.”

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 BBC News January 2, 2015