Amigos Incondicionales

Está claro que la amistad no entiende de prejuicios. La naturaleza una vez más nos da una gran lección de moralidad.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario