Esto Puede Dañar a Tu Perro Emocionalmente de Por Vida, Aun Si No Es ‘Extremo’

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 28, 2015 | 16,470 vistas

Historia en Breve

  • Un reciente estudio reveló que hay diferencias en el comportamiento y la psicología de los perros que han sufrido abuso y aquellos que nunca lo han padecido
  • Los perros maltratados muestran niveles más altos de varias características conductuales que resultan ser el motivo común por cual las personas abandonan a su mascota en un refugio, como la hiperactividad y agresión contra personas y perros extraños
  • El abuso canino puede tener muchas formas, tanto activas como pasivas
  • Los perros que sufren abuso pueden rehabilitarse, pero es importante no esperar demasiado muy pronto

Por la Dra. Becker

Recientemente un equipo de Best Friends Animal Society en Kanab, Utah, publicó los resultados de un estudio acerca del comportamiento y la psicología de perros que han sufrido abuso.1 Como podrías adivinar o hayas asumido ya, ciertamente hay diferencias entre los perros que han sufrido abuso y los perros “normales”.

Cómo los Perros Fueron Seleccionados Para el Estudio Sobre el Abuso

Para el estudio, el equipo de investigación identificó, a través de un proceso de múltiples pasos, perros que habían sufrido maltrato. Primero notificaron a los lectores de la revista Best Friends que se buscaban dueños de perros que sospecharan que su mascota había sufrido abuso. Recibieron más de 1,100 respuestas y a cada persona se le dio un enlace para que completara una encuesta en línea.

De las encuestas completadas, se eligieron 149 que según la evaluación de los investigadores de los perros, era más probable que hubieran sufrido abuso.

El siguiente paso fue darles a cinco expertos las historias y el reporte físico de las lesiones de los 149 perros. Después de evaluar a cada perro, si cuatro de los cinco expertos concluían que probablemente había sufrido maltrato, inscribían al animal en el estudio. Este paso final redujo las opciones a 69 perros.

Después, los guardianes de los 69 perros tuvieron que completar una encuesta muy detallada llamada Canine Behavioral Assessment and Research Questionnaire (C-BARQ por sus siglas en ingles). El cuestionario está diseñado para medir una variedad de características conductuales caninas diferentes y es considerado por muchas personas como la herramienta estándar para la investigación del estudio del comportamiento perruno.

Los 69 perros del estudio fueron comparados con más de 5,000 perros de la base de datos de C-BARQ con los que compartían la edad, así como la edad en la que habían sido adquiridos por sus dueños actuales y su situación vital en el momento en el que fueron adquiridos.

Los Perros Abusados Tienen una Mayor Tendencia a Realizar Ciertos Comportamientos

De acuerdo con los investigadores, los perros del estudio mostraron altos niveles de 12 características conductuales, 8 de las cuales son conocidas por estar entre las razones más comunes por las que las personas llevan a sus perros a los refugios de animales.

Estos 8 comportamientos y características son:

Nerviosismo Miedo en las escaleras
Apego, buscar la atención Hiperactividad
Rodar sobre heces Ladrar constantemente
Miedo y agresión contra personas y perros extraños Comportamientos estrafalarios, extraños o repetitivos como almacenamiento compulsivo, cavar hoyos profundos, lamer almohadas compulsivamente y dar vueltas

Una variedad de estudios muestran que el miedo contra humanos y perros extraños trae consigo la agresión contra ellos. Este estudio brinda más evidencia de que la agresión en los perros, especialmente en los que han sufrido maltrato, a menudo es motivada por el miedo.

Los investigadores también especulan que el abuso causa miedo y el miedo causa agresión como respuesta condicionada. Sin embargo, la agresión también puede ser el resultado de una tendencia genética, poca o inadecuada socialización, lesión cerebral y cualquier herida que cause agresión como respuesta al dolor.

Algunos Comportamientos Pueden Ser Resultado del Abuso, Así Como Factor de Riesgo de Sufrirlo

En la mayoría de los casos en los que ha habido abuso, hay poca información acerca de la personalidad y comportamiento del perro antes de que ocurriera el abuso, y esto fue así con los perros del estudio Best Friends.

Los investigadores también advirtieron que no significa que el abuso haya causado las diferencias analizadas entre los perros que habían sufrido maltratos y los otros. Además, es posible que ciertos comportamientos caninos sean factores de riesgo de abuso, lo que significa que los perros que tienen esos comportamientos sufren maltratos más a menudo.

Los investigadores de Best Friends desean realizar estudios futuros para observar qué diferencias conductuales eran causadas por el abuso, cuáles eran los factores de riesgo de abuso y cuáles entraban en ambas categorías. Por ejemplo, ladrar constantemente puede ser el resultado de haber sufrido abuso, así como puede aumentar la probabilidad de que un perro sea maltratado.

El equipo también quisiera saber más acerca de los tipos de maltrato que son más dañinos y de los que es más difícil reponerse, así como si la edad ha la que un perro es maltratado afecta el resultado.

Ejemplos de Abuso

El abuso hacia un perro puede ser activo en la forma de castigo o ataques físicos. También puede ser pasivo, por ejemplo, el descuido. El abuso tiene muchas caras como:

  • Privar a un cachorro de su madre al destetarlo antes de tiempo.
  • Encadenar o amarrar a un perro; forzarlo a pasar la mayor parte del tiempo en una perrera o jaula; obligarlo a vivir afuera, lejos de su familia humana.
  • Gritarle, golpearlo o utilizar otros tipos de castigo verbal o físico; causarle estrés o dolor crónico
  • Falta de cuidado adecuado en su alimentación, acicalamiento y atención a sus necesidades de salud
  • Aislamiento social parcial o completo; falta de experiencias de aprendizaje adecuadas

Dependiendo de la edad a la que un perro sufre el abuso, podría afectarlo por el resto de su vida, incluso si escapa de su abusador y es adoptado y llevado a un hogar amoroso.

Crear un Mundo Seguro Para una Mascota Que Ha Sufrido Abuso

Si sabes o sospechas que tu perro sufrió maltrato antes de llegar a ti, es importante que mantengas dos cosas en mente: no deberías esperar que cambie de la noche a la mañana y no deberías contar con un cambio radical en su nivel de confianza o comportamiento.

Toma tiempo para que un perro que ha sufrido abuso aprenda a tener menos miedo y a desarrollar nuevamente la confianza en los humanos. Con conocimiento, trabajo arduo y compromiso, una mascota que ha sufrido abuso puede transformarse en un miembro muy querido de tu familia...pero no puede volver a nacer. Es importante siempre recordar esto.

He aquí algunas pautas para crear un ambiente seguro para un perro que sufrió abuso en el pasado:

  • Hazlo sentirse querido y necesitado; comunícate con él de manera clara.
  • No lo obligues a nada bajo ninguna circunstancia – permite que se adapte a su nueva familia y vida a su propio ritmo. Bríndale un lugar seguro donde pueda estar solo cuando tenga la necesidad.
  • Protégelo de lo que lo atemorice.
  • Genera oportunidades para que sea exitoso y desarrolla su confianza en sí mismo.
  • Dale una alimentación balanceada y adecuada para su especie, y asegúrate de que haga suficiente actividad física, como 20 a 30 minutos de ejercicio aeróbico al día. Quizá sea necesario que adaptes el tipo de ejercicio para que tu mascota se sienta segura.

Rehabilitar a un perro maltratado presenta un desafío significativo, debido a que estos animales han sido expuestos a cosas negativas que no pueden desaprender, a pesar de tus esfuerzos. Pero es importante ser positivo, porque sí es posible hacer un progreso positivo en su vida y no hay nada más gratificante.

Si rescataste a una mascota que sufrió abuso en el pasado o estás considerando adoptar una, te recomiendo ampliamente un programa llamado A Sound Beginning, que fue diseñado con amor y experiencia para ayudar a los perros rescatados y a los guardianes adoptivos a aprender a comunicarse efectivamente y a formar un vínculo inquebrantable.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Journal of Applied Animal Welfare Science, 2015;18(1):92-111