Podrás Ver a Tu Mascota Como Tu Hijo Pero ¿Estarán de Acuerdo las Cortes Familiares?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 15, 2016 | 2,391 vistas

Historia en Breve

  • Durante el proceso de divorcio, técnicamente, las mascotas eran vistas como "propiedad", pero ahora algunos jueces dictaminan que las mascotas son bienes y merecen audiencias de custodia separadas
  • Si para comprar la mascota o pagar por sus cuidados has utilizado el dinero que ganaste antes de casarte, hay una mayor posibilidad de que el juez te conceda la custodia
  • Otros factores considerados en las audiencias de custodia de mascotas incluyen la capacidad financiera y emocional de cada parte en el cuidado de estas y quien les ha proporcionado mayor atención en el pasado

Por la Dra. Becker

Los Estados Unidos cuenta con alrededor de dos tercios de hogares que tienen mascotas, y una tasa de divorcio estimado de 50 % de las parejas casadas, por lo que es posible que un número considerable de mascotas familiares se encuentren en medio de disputas de custodia.1

La mayoría de los dueños de mascotas las consideran como parte de la familia, y estas podrían realmente tomar el lugar de los niños humanos ya que hay un número creciente de habitantes en los Estados Unidos a la espera de formar una familia o disfrutar mejor de las mascotas en su jubilación.

Así que cuando una pareja decide divorciarse, a menudo causa una grave fuente de controversia por una amada mascota.

Desgraciadamente, en lo que respecta a las leyes, tu mascota es un bien inmueble, al igual que un set de televisión o una mesa de la cocina.

Aun así, puede ser difícil establecer su valor objetivo, ya que representa más una obligación en términos de costos de alimentación y cuidado veterinario que un bien, al menos en términos monetarios.

Desde luego que emocionalmente, la vida de una mascota no tiene precio, y conocer el amor que le tiene tu pareja a la mascota, la convierte en el principal objetivo de manipulación y de poder de negociación.

Una persona puede intentar retener la mascota familiar solo para molestar a la otra persona o utilizarla como una gran amenaza para obtener otros bienes.

Finalmente, puede ser una situación difícil incluso en las mejores circunstancias, pero conseguir información puede ayudarte a tomar la mejor decisión para todos los involucrados, incluyendo a tu mascota.

Están Aumentando las Disputas de Custodia Por Mascotas

Tradicionalmente, las salas de audiencias no considerarían a las mascotas en los casos de custodia individual de la misma forma en que lo hacen con los niños humanos; pero según la Academia Americana de Abogados Matrimoniales (AAML, por sus siglas en inglés), ha aumentado el número de casos de custodia de mascotas que llega a los juzgados.2

La mayoría de los casos (88 %) implica a perros, aunque los gatos también están involucrados en alrededor del 5 % de las disputas de custodia. Incluso, durante el proceso de divorcio, en las sala de audiencias se presentaron conflictos por la custodia de caballos, iguanas, serpientes, aves y tortugas.

El hecho es que el sistema jurídico empieza a reconocer que las mascotas tienen más peso que los objetos inanimados y, a pesar de que en términos jurídicos no pueden ser tratados como seres humanos, merecen atención como seres vivos.

Una encuesta de AAML reveló que el 27 % de los encuestados notó que en los últimos años hubo un mayor número de parejas que lucharon por la custodia de sus mascotas. María Cognetti, Presidenta de AAML, explicó que: 3

"Si bien los casos de custodia de mascotas no son un hecho cotidiano, demasiados cónyuges intentan iniciar estas disputas como una estrategia de negociación, quienes a menudo creen que pueden utilizar al animal como una especie de moneda de cambio.

Usualmente, esta táctica no suele ser eficaz y puede tener una "repercusión" para el antagonista durante el proceso de divorcio... Cuando se trata de una mascota, con frecuencia, es obvio cuál de los cónyuges tiene el vínculo emocional más fuerte."

Factores Que Influyen en Quién se Queda con la Mascota Familiar

Frecuentemente, es mejor intentar resolver la custodia de la mascota sin juicio, ya que una vez en el interior el juez tendrá mucha discreción, lo cual puede ir a tu favor o en contra.

Sin embargo, si para comprar la mascota o pagar por su atención (incluyendo cuentas veterinarias) has utilizado dinero que ganaste antes de casarte, hay una mayor posibilidad de que el juez te conceda la custodia.4 De acuerdo con Animal Legal Defense Fund, otros factores que los juzgados deben considerar incluyen:5

La seguridad física y bienestar de la mascota

La capacidad y disposición de las partes interesadas para comprender y satisfacer las necesidades de la mascota, incluyendo suministrarle el alimento necesario, agua, refugio, espacio y atención veterinaria.

El deseo de las partes involucradas en la custodia de la mascota

El afecto y otros lazos emocionales entre cada uno de los dueños y la mascota

El tiempo que el animal ha vivido en el hogar y si se desea o no continuar con ello.

Quién ha proporcionado la principal atención a la mascota

La salud física y mental, y el carácter y circunstancias de las personas involucradas

La voluntad y la capacidad de las personas involucradas para facilitar y estimular una continúa relación entre la mascota y la otra parte.

Cualquier historial de violencia doméstica o de crueldad animal

Puedes Contratar a un Abogado Para Negociar un Acuerdo de Custodia Privada, Pero Hay un Truco

Si tú y tu ex pareja no pueden ponerse de acuerdo sobre quién cuidará a su mascota, puedes contratar a un abogado para negociar un acuerdo de custodia privada en tu nombre.

No obstante, incluso si es redactado el acuerdo, debes considerar que un juzgado podría no tomarlo seriamente y que sea difícil hacerlo cumplir. Además, puede ser costoso seguir esta estrategia.

Si es posible, intenta resolver el conflicto de forma privada. Algunas ex parejas encuentran que les funciona hacer un acuerdo de custodia compartida, junto con el gasto de la mascota; por ejemplo, un mes con una parte y luego un mes con la otra.

La viabilidad de un acuerdo de este tipo depende de sus ubicaciones y si están dispuestos a seguir en contacto con este fin. Además, funciona mejor en los perros; para la mayoría de los gatos sería bastante estresante.

En algunos casos, las personas incluso han establecido acuerdos por escrito, en los que las mascotas son enviadas a la casa de su ex parejas a través de un peluquero o paseador de perros, para evitar mantener un contacto regular.

Si hay niños involucrados, también podrían considerar su deseo de quedarse con una mascota familiar (o incluso considerar la posibilidad de que el perro viaje de ida y vuelta junto con los niños).

Dicho lo anterior, si deciden una custodia compartida, asegúrense de que también se ha resuelto quien será responsable de la atención veterinaria (incluyendo lesiones o enfermedades inesperadas) y quién tomará decisiones importantes con respecto a la mascota cuando sea necesario.

¿Estás Listo Para Ser el Único Dueño de Tu Mascota?

Asimismo, es importante que cada parte considere si su nuevo estilo de vida, después del divorcio, todavía es compatible con tener una mascota familiar. Si es probable que la situación financiera de ambos cambie, como su espacio para vivir y tipo de trabajo.

¿Estarás en casa y tendrás el tiempo para cuidar a tu mascota? ¿Viajarás con mayor frecuencia? ¿Quieres ser la única persona responsable del cuidado de tu mascota?

No existen respuestas correctas o incorrectas, pero es importante ser honesto contigo mismo acerca de si serás o no la mejor opción para ser el guardián principal de tu mascota. Finalmente, primero, deben tomar en consideración las necesidades y bienestar de la mascota en todas las negociaciones de custodia--no las tuyas o las de tu ex pareja.

Y ten en cuenta que también el divorcio es estresante para las mascotas. El mejor hogar para tu mascota es el que tiene una rutina predecible, estable y un amoroso dueño responsable, quién debe estar disponible para atender sus necesidades.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Forbes April 17, 2014
  • 2, 3 American Academy of Matrimonial Lawyers February 12, 2014
  • 4 Bloomberg April 29, 2016
  • 5 Animal Legal Defense Fund, Custody of Companion Animals in Divorces