Hasta el Límite... Y Más Allá

Dos ciclistas paseaban tranquilamente disfrutando el paisaje en el Cabo de Buena Esperanza cuando de repente se encontraron en una carrera de resistencia contra un enorme avestruz que corría detrás de ellos.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario