Uno de los Desafíos Más Complicado para los Perros

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Septiembre 25, 2017 | 2,181 vistas

Historia en Breve

  • Los perros son masticadores naturales que exploran el mundo con sus bocas
  • La masticación normal podría convertirse en una conducta de masticación destructiva, sobre todo en el caso de los perros que están ansiosos, aburridos o estresados
  • Para cambiar el comportamiento de masticación destructiva de un perro se requiere tener una cuidadosa supervisión, al proporcionar una variedad de artículos apropiados para que el perro los mastique, y asegurarse de proporcionarle una gran cantidad de estimulación física y mental

Por la Dra. Becker

Los perros son masticadores y “mordisqueadores” por naturaleza. Exploran el mundo a través de todos sus sentidos, que incluye recoger objetos con la boca para sentirlos, saborearlos, y aprender acerca de ellos.

Razones Por las Que los Perros Mastican

A menudo, los cachorros y los perros jóvenes mastican para aliviar la picazón o el dolor de los dientes, y los perros adultos mastican para limpiar sus dientes y ejercitar sus poderosas mandíbulas.

La actividad de masticar también podría acabar con el aburrimiento de los perros, así como ser una forma para que alivien su estrés.

Ocasionalmente, un padecimiento médico subyacente podría ser la causa de la conducta de masticación de un perro, tal como un problema en los dientes o encías, masas orales, ciertos padecimientos neurológicos, problemas gástricos o gastrointestinales o un medicamento que cause un apetito extremo.

Algunos animales padecen geofagia, un comportamiento compulsivo que provoca que mastiquen y, a menudo, traguen objetos extraños que no son alimentos, tales como piedras, tierra, o jabón.

Si sospechas que tu perro tiene un problema médico subyacente causado por un comportamiento anormal por mascar, programa una cita con tu veterinario para que le realice un chequeo.

He encontrado que muchos “perros malos” que padecen y manifiestan el impulso de consumir ciertos objetos tienen algún tipo de problema médico subyacente. Esto fue abrumadoramente evidente para mí, cuando estudiaba zoofarmacognosia con Caroline Ingraham.

Por lo que si tu perro presenta consistentemente los mismos molestos y repetitivos comportamientos, cuando se trata de comer ciertas cosas, debes asumir que intenta comunicarse contigo, no de molestarte.

Buena Masticación Versus Mala Masticación

Una buena masticación es cuando tu perro roe un objeto apropiado y aprobado, tal como uno de sus juguetes, o un hueso para recreación o masticable dental que le hayas proporcionado. La mala masticación es cuando destruye zapatos, ropa, muebles, puertas, pisos... eso te da una idea.

Por lo general, una mala masticación ocurre cuando el perro, ya sea que este solo en casa o no tenga supervisión, y que como resultado de una mala sesión de masticación ocurra una desagradable y, a menudo, costosa sorpresa cuando te percatas de ello.

El término técnico de una mala masticación es "masticación destructiva", y se aplica a los perros que destruyen artículos de valor. Es importante considerar que para un perro sin entrenamiento, no hay diferencia entre el hueso de juguete que le compras y la pata de la mesa de centro.

Causas Comunes de la Conducta de Masticación Destructiva

Los perros que se encuentran estresados, aburridos o ansiosos manifiestan una conducta de masticación más destructiva.

Una causa común es la ansiedad por separación, en las mascotas que se quedan solas en casa. Si llegas a tu casa y encuentras masticada una puerta de seguridad para bebé, puerta, o marco de ventana, es probable que tu perro haya tratado de escapar de la casa como una forma de enfrentar su ansiedad.

Muchos perros se aburren cuando sus seres humanos se encuentran fuera de casa durante todo el día, y esto podría ocasionar una conducta de masticación destructiva. El aburrimiento que origina la mala masticación, también podría ser el resultado de no hacer la cantidad de ejercicio adecuado, tener suficiente tiempo de juego, o estimulación mental.

Además, los cambios en la rutina de tu perro, o la pérdida o adición de un miembro de la familia (de dos o cuatro patas) podrían producir estrés que, posiblemente, causen una conducta de masticación destructiva.

La buena noticia es que el problema con la acción de masticar podría ser redirigido hacia objetos adecuados, por el bien de la salud de tu perro y tus pertenencias. Pero, debes considerar que hasta que tu perro no haya aprendido lo que puede y no puede masticar, depende de ti asegurarte de que no tenga la oportunidad de masticar objetos prohibidos.

Cómo Cambiar la Conducta de Masticación de Tu Perro

Obviamente, este es el primer paso para resolver un problema con la conducta de masticación destructiva. Sin embargo, hasta que tu perro no esté completamente entrenado, debes asegurarte de poner fuera de su alcance todo lo que no quieras que mastique. Esta es la responsabilidad de todos en el hogar. Una buena regla para convivir sería: "Si lo dejas al alcance y el perro lo mastica, es bajo tu responsabilidad, no la del perro".

En segundo lugar, debes asegurarte de que tu perro tenga una gran cantidad de juguetes propios y otros objetos apropiados para masticar. También, debes asegurarte de que sus juguetes no se parezcan, o de hecho, sean artículos para el hogar. Si le das una pantufla o calcetín viejo para jugar, no te sorprendas o molestes cuando lo encuentres masticando tus nuevos tenis. Los perros no saben la diferencia entre lo que es nuevo y viejo.

El objetivo de modificar el comportamiento de tu mascota es para proporcionarle todas las oportunidades para tener éxito, y ninguna posibilidad de cometer un error.

Cuando tu perro recoja un artículo inapropiado con su boca, toma un premio e indícale el comando de "suéltalo". Tan pronto como lo realice, proporciónale el premio y reemplaza el artículo por uno de sus juguetes. Es extremadamente importante que lo hagas de manera consistente, con el fin de modificar de forma exitosa el comportamiento de tu perro.

Hagas lo que hagas, no lo persigas cuando tenga algo en su boca, porque para muchos perros el juego "atrápame si puedes" es irresistible.

En las ocasiones en que tu perro se encuentre solo en casa, la mejor manera y más eficaz para evitar la conducta de masticación destructiva es aplicar un entrenamiento con jaula.

Asegúrate de Que Tu Perro Haga Mucho Ejercicio

Los perros que hacen mucho ejercicio físico y tiempo de juego, son mucho menos propensos a desarrollar conductas destructivas producidas por el aburrimiento y/o estrés. Como dice el refrán, "Un perro cansado es un buen perro".

Dejar a tu perro en el jardín solo no le proporcionará lo que necesita, por lo que no debemos engañarnos. Al igual que los seres humanos, los perros requieren tener una razón e incentivo para hacer ejercicio. Por lo que, debes salir con él y llevarlo al aire libre por lo menos 20 minutos, de preferencia dos veces al día.

Si a tu perro le gusta recuperar pelotas, ya tienes una forma intrínseca para darle un buen entrenamiento. En el caso de los perros que son más grandes, un dispositivo como el Lanzador de Bola Chuck it! funcionará bien para aumentar la distancia en que tu mascota corre y regresa. También, podrías llevarlo a hacer una caminata intensa, o al parque para perros, o una excursión. Cambia los artículos con frecuencia para que no se aburra.

Es de suma importancia el aspecto de controlar los problemas en el comportamiento, incluyendo la masticación. Si no consigues cansar a tu perro curioso y mordisqueador, al sacarlo dos veces al día de forma regular, continuará mordisqueando y manifestando curiosidad.

También Debes Asegurarte de Que Tu Perro Tenga Suficiente Estimulación Mental

Asimismo, mantener la mente de tu perro activa, es de crítica importancia para prevenir conductas indeseables, tales como la conducta de masticación destructiva. Debe socializar continuamente a lo largo de su vida, a través de proporcionarle periódicamente la oportunidad de interactuar con otros perros, gatos y personas.

De igual manera, hacer sesiones de entrenamiento regulares es una excelente forma de mantener ocupada la mente de tu perro, así como para consolidar el vínculo que comparten. Otra maravillosa forma para mantenerlo estimulado mentalmente es utilizar la nariz, lo cual le anima a utilizar su instinto de caza natural y es un talento único para captar aromas y localizar las fuentes.

Y no debes ignorar el valor de los juguetes dispensadores de premios o rompecabezas que liberan alimento, que no solo desafían a la mente de tu perro, sino que también le proporcionan objetos apropiados para que mastique.

Asimismo, una buena idea es rotar los juguetes de tu mascota de forma regular. Si los dejas en un gran cesto, es probable que pierda el interés de ellos rápidamente. Una mejor idea es dejar uno o dos juguetes a fuera y recoger el resto, e intercambiarlos en un día o dos. También debes asegurarte de jugar con tu perro mientras utilizas sus juguetes.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias