Qué Preguntas Hacerte Cuando Escojas una Mascota Para Tu Familia

eleccion de una mascota

Historia en Breve -

  • Tanto dueños como mascotas tienden a formar un vínculo más fuerte cuando los dueños saben de antemano lo que buscan en una mascota
  • La razón principal por la cual muchas mascotas terminan abandonadas o son regresadas a los refugios se debe a las expectativas (del dueño, no de las mascotas) que no se lograron cumplir
  • Hacerte a ti y a tu familia unas cuantas preguntas clave puede ser la diferencia para asegurar que todos estén en la misma página y escojan a la mejor mascota para la casa

Por la Dra. Becker

¿Últimamente sientes la espinita de agregar otra mascota a tu familia? En los Estados Unidos, 68 % de los hogares tienen una mascota,1 existe una razón por la cuál es la mayoría. Sin importar si tu mascota es un perro (la mascota más popular), un gato (la segunda más popular), un pez, un ave, un reptil, un caballo, o un animal pequeño, los animales nos brindan amor incondicional, humor y compañía al hogar de forma incomparable.

Pero, aunque pueda ser tentador llevar una mascota a casa simplemente por el antojo, esta no es una decisión que debas tomar a la ligera. Tu mascota dependerá de ti durante toda su vida, y esos besos y cariños conllevan responsabilidades extras, tanto económicamente como de tiempo.

Además, según Emily Weiss, vice presidenta de investigación y desarrollo de refugios para la sociedad americana de prevención de crueldad hacia los animales (ASPCA por sus siglas en inglés), los dueños y sus mascotas tienden a unirse más cuando los dueños saben de antemano lo que buscan en una mascota, y lo consideran cuando la escogen.

 “Si es amor a primera vista, pero saber tus expectativas puede asegurar que ese amor a primera vista se convierta en un amor duradero,” Weiss comentó en The Washington Post.2

De hecho, la razón principal por la cual muchas mascotas terminan abandonadas o son regresadas a los refugios se debe a las expectativas (del dueño, no de las mascotas) que no se lograron cumplir, y hacerte a ti y a tu familia unas cuantas preguntas clave puede ser la diferencia para asegurar que todos estén en la misma página y escojan a la mejor mascota para la casa.

Qué Preguntarte a Ti Mismo Antes de Decidir qué Mascota Tener

La asociación americana de medicina veterinaria (AVMA por sus siglas en inglés) recopiló una lista de preguntas que todos deberían contestar antes de agregar una mascota a su familia. “Tu experiencia de tener una mascota será mucho mejor si tomas en cuenta cuidadosamente qué tipo de mascota va mejor con tu familia, casa y estilo de vida…así que invierte tiempo y esfuerzo y asegúrate de tomar una decisión informada que asegure que los años que pasarás con tu mascota sean felices,”comentan.3

De hecho, aquí mostramos lo que tu familia y tú deben tomar en cuenta:

¿Cómo reaccionarán tus otras mascotas? Si ya cuentas con una mascota, considera si se acoplarán bien con la nueva mascota, sin importar si son de especies diferentes.

¿Qué es lo que buscas en una mascota? ¿Quieres una mascota para que te acompañe a salir a correr o quieres una con la que puedas acurrucarte? ¿Estás interesado en una mascota que necesite muchos cuidados, como un ave, o prefieres una que sea más fácil de cuidar?

Junto con tus preferencias, toma en cuenta que tan bien podría llevarse tu estilo de vida con las necesidades de la mascota que tienes en mente.

¿Puedes tener a tu macota deseada en el lugar dónde vives? Dependiendo de tu situación de vivienda, podrías estar limitado a un cierto número de mascotas que podrías tener. Asegúrate de conocer las restricciones de tu casero o del condominio residencial o colonia donde vivas, en caso de que sea necesario.

Si consideras tener una mascota más inusual, como un cerdo, debes revisar las normas locales para saber si están permitidos.

¿Puedes brindarle al animal la atención y cuidado que necesita? Necesitas pensar en todos los aspectos de cuidado, desde el más sencillo--como quién sacará a pasear a tu perro o dará de comer a tu gato--hasta el más emocional– ¿podrás brindarle un ambiente seguro, cariñoso y bueno para su crecimiento?

Piensa en tus horas de trabajo, situación económica, salud y tiempo libre. ¿Son estos factores propicios para cuidar de un animal? Y si estás pensando en una mascota exótica, ¿ya hiciste la investigación necesaria para brindarle a tu animal el hogar adecuado?

¿Quién cuidará a tu mascota cuando no estés? Ya sea que trabajes largas jornadas o que viajes con frecuencia, necesitarás alguien que lo alimente, lo saque a hacer ejercicio y socialice con tu perro cuando tú no estés.

Debes tener una buena idea de quien será esa persona y asegurarte que seas capaz de pagar por aquellos servicios.

¿Los cambios futuros afectarán a tu mascota? Piensa cuál será tu capacidad para cuidar a tu mascota ahora, en 10 y en 20 años. Si piensas casarte, tener hijos, mudarte o empezar un nuevo trabajo, ¿Seguirás preparado para cuidar y querer a tu mascota?

Solamente cuando estés seguro de estas preguntas básicas deberás proseguir con escoger una mascota, así como con decidir qué tipo de mascota va mejor contigo. Si buscas a una mascota familiar que forme vínculos con tus hijos, un perro o gato podrían ser una buena alternativa, pero, por ejemplo, ciertos reptiles no son la mejor opción para una familia con hijos pequeños.

Especialmente si se trata de mascotas exóticas, debes estar al tanto de sus necesidades de hábitat y alimentación especial. Habla con un veterinario que se especialice en mascotas exóticas antes de llevar una a casa.

Incluso si has decidido adoptar a un perro o gato, ten en cuenta que hay diferentes razas y diferentes personalidades, y que estas podrían tener necesidades diferentes.  Los empleados en los refugios de animales y grupos de rescate a menudo son hábiles para ayudar a que la familia encuentre al mejor animal de compañía.

En lugar de dejarte llevar por el tipo de raza, basa tu decisión en las descripciones de la personalidad del animal, así como en su nivel de energía, que te proporcionen quienes trabajan en refugios y las familias que adoptan.  

En el caso de perros y gatos, puedes interactuar con ellos en el refugio y en algunos casos incluso tener una “pijmada” con ellos para asegurarte que hace una buena pareja. Cuando sea hora de llevar tu nueva mascota a casa, puedes encontrar consejos para formar un buen vínculo con tu perro, gato o ave aquí.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo