Cómo Reconocer los Primeros Signos del Deterioro Cognitivo

sindrome de disfuncion cognitiva

Historia en Breve -

  • Los perros y gatos de edad avanzada pueden desarrollar síndrome de disfunción cognitiva (CDS)
  • El diagnóstico e intervención temprana son cruciales para frenar el progreso de la enfermedad y mejorar la cognición en mascotas de edad avanzada
  • El CDS es evidente en alrededor del 50% de los perros de más de 11 años de edad y en aproximadamente el 70% de los perros de 15 años de edad en adelante
  • El síndrome de disfunción cognitiva felina se observa principalmente en gatitos de más de 11 años de edad
  • Hay 5 áreas importantes en las que los dueños de mascotas de edad avanzada pueden ayudar a prevenir la aparición y progresión del CDS. Se trata de la alimentación correcta, suplementación apropiada, ejercicio, evitar el uso de vacunas y programar con tu veterinario chequeos de bienestar dos veces al año

Por la Dra. Becker

Al igual que sus dueños, los perros y gatos pueden desarrollar enfermedades cerebrales degenerativas conocidas como síndrome de disfunción cognitiva (CDS por sus siglas en inglés) canina o felina. Pero, por desgracia, los signos de deterioro mental en las mascotas pueden pasar desapercibidos hasta que la enfermedad está tan avanzada que no se puede hacer mucho para frenar su progresión.

Debido a que tu veterinario solo checa a tu mascota de vez en cuando y solo bajo un entorno clínico, podría no darse cuenta de que existe un problema. Además, muchos veterinarios no son conscientes de que el CDS es un problema de salud muy común.

Así que, dependen de los dueños de las mascotas para que les digan cuando un perro o gato de edad avanzada está experimentando cambios de comportamiento, el problema es que muchas veces los dueños asumen que estos cambios son parte natural del envejecimiento.

En el 2011, en un estudio australiano a gran escala realizado en perros, los investigadores reportaron que alrededor del 14 % desarrolla CDS, sin embargo, menos del 2 % son diagnosticados.1

Además, el riesgo de CDS aumenta con la edad. Se estima que el 40 % de los perros de 15 años de edad presentarán al menos un síntoma. Los investigadores también estiman una prevalencia del 68 % de disfunción cognitiva en perros geriátricos.

En otro estudio que también se publicó en el 2011 y que involucro el CDS en gatos, los investigadores estimaron que un tercio de todos los gatos de entre 11 y 14 años tienen deterioro cognitivo relacionado con la edad. Ese número aumenta a 50 % entre los gatos de 15 años de edad en adelante.2

La Importancia de la Intervención Temprana

El Dr. Jeff Nichol, un especialista en comportamiento veterinario que ejerce en Albuquerque, NM y coautor de un artículo sobre el síndrome de disfunción cognitiva, cuenta la historia de un lhasa apso de 14 años de edad que no mostraba signos de deterioro cognitivo hasta que comenzó a experimentar una serie de estresores cotidianos.3

Primero, el dueño del perro fue hospitalizado y la persona que se encargaba de cuidar al perro dejo de hacerlo. Después, muere otro perro de la familia. El lhasa requirió más ayuda y comenzó a experimentar problemas sensoriales, incluyendo lo que parecía ser sordera.

Nichol tomó las medidas necesarias para evitar el deterioro mental del lhasa y consideró los eventos estresantes como desafortunados, pero a tiempo como para hacer algo al respecto. 

Aunque el CDS es incurable, existen formas de frenar la progresión de la enfermedad e incluso ver mejoras en la mascota. “Este perro ha mejorado significativamente y en este momento, ya ha pasado un año y sigue mejorando”, dijo Nichol para Veterinary Practice News. “Parece que el CDS no está avanzando.”4

Él aconseja a todos los veterinarios a crear un tipo de formulario para sus clientes con mascotas de 7 años de edad en adelante con el fin de poder detectar los casos de deterior cognitivo lo más pronto posible.

Mis clientes reciben el formulario “Catching Up” en sus chequeos de bienestar cada seis meses, éste formulario cubre cualquier tipo de comportamiento nuevo que podría haber desarrollado su mascota en los últimos meses, desde el último chequeo.

5 Signos de Síndrome de Disfunción Cognitiva en Perros

Los signos de CDS se pueden observar en aproximadamente la mitad de los perros de más de 11 años de edad. Para los 15 años, casi el 70 % de los perros presentan al menos un signo de envejecimiento cerebral.

Debido a que las razas de perros grandes y gigantes envejecen más rápido que las razas más pequeñas, pueden comenzar a experimentar deterioro mental desde los 6 años de edad. Si tu perro tiene esa edad aproximadamente, es de raza grande o gigante y presenta uno o más síntomas de CDS, no debes descartar un problema relacionado con la edad.

Estos son los 5 signos clásicos de deterioro cognitivo en perros:

  1. Mayor cantidad total de sueño durante un periodo de 24 horas
  2. Menor atención a los alrededores, desinterés y apatía
  3. Menor actividad intencionada
  4. Pérdida del conocimiento previamente adquirido, incluyendo entrenamiento en el hogar
  5. Ansiedad intermitente expresada a través de la aprensión, jadeos, gemidos o escalofríos

Otros síntomas incluyen falta de respuesta a las órdenes y/o dificultad para escuchar, incapacidad para reconocer a personas conocidas y dificultad para navegar por su entorno. Otras manifestaciones físicas del CDS pueden incluir lamido excesivo, falta de acicalamiento, incontinencia fecal y urinaria y pérdida del apetito.

¿Cómo Evaluar el Deterioro Cognitivo en Gatos?

Cuatro cambios de comportamiento muy comunes, reportados frecuentemente por los dueños de gatos de edad avanzada incluyen:

  1. Vocalización excesiva, especialmente por las noches
  2. Parecen confundidos con respecto a dónde están y por qué (mirando hacia la nada)
  3. Hacen sus necesidades fuera de su caja de arena
  4. Pérdida de interés en interactuar con los miembros humanos de la familia

Por lo general, los gatos que desarrollan CDS tienen de 11 años de edad en adelante. Muchos veterinarios y expertos felinos utilizas el acrónimo DISH para medir la disfunción cognitiva en gatos:

D: desorientación. Los gatitos con CDS podrían vagar sin rumbo, miran fijamente las paredes y por momentos, parecen perdidos y confundidos. También  pueden  presentar una incapacidad intermitente para reconocer a los miembros de la familia.

I: interacciones sociales reducidas. Un gato con CDS podría parecer confundido cuando su dueño llega a casa al final del día. También puede mostrar menos interés en ser acariciado o en sentarse en el regazo de su dueño.

S: cambios en los patrones de sueño: Un gato afectado podría dormir más durante el día pero podría presentar insomnio durante la hora de dormir, por lo que podría vagar por la casa y llorar sin ninguna razón obvia.

H: entrenamiento en el hogar/ derrame fecal en el hogar: Con frecuencia, los gatos con CDS pierden sus habilidades de entrenamiento en el hogar. Esto se debe a que olvidan en dónde se encuentra su caja de arena o ya no les preocupa su propia limpieza, o quizá un poco de ambas.

5 Formas de Ayudar a que Tu Perro o Gato Mantenga Su Agudeza Mental

Los estudios demuestran que el deterioro mental puede mejorarse al ofrecerle a tu mascota una alimentación fortificada con antioxidantes, además de un programa de enriquecimiento cognitivo y ambiental, así como de ejercicio.

Afortunadamente, existen muchas cosas que puedes hacer para ayudar a tu perro o gato de edad avanzada a mantener una buena salud cognitiva durante el mayor tiempo posible y retrasar la aparición y progresión de la disfunción cognitiva.

1. Alimentación

Darle a tu mascota una alimentación apropiada para su especie, balanceada y rica en grasas saludables, incluyendo ácidos grasos omega-3 como el aceite de kril. El aceite de kril y otras grasas saludables, incluyendo el aceite MCT, son muy importantes para la salud cognitiva.

El combustible perfecto para un perro o gato de edad avanzada es una variedad de alimentos enteros y vivos que sean adecuados para un carnívoro. Elimina todos los carbohidratos refinados, que solo son azúcar innecesaria. Nada de granos, papas y legumbres. Remplaza esos carbohidratos innecesarios con proteína extra de alta calidad. Elimina las dietas extruidas (croquetas) con el fin de evitar los subproductos del proceso de fabricación.

La mayoría de los alimentos para mascotas se fabrican de tal forma que crea subproductos que pueden afectar la salud cognitiva, incluyendo las aminas heterocíclicas, acrilamidas y productos finales de la glicación avanzada o AGEs. Los alimentos biológicamente apropiados y frescos proporcionan los nutrientes alimenticios completos requeridos por los cerebros envejecidos.

Una alimentación adecuada también mejorará el microbioma, que ha sido relacionado con una mejor salud cognitiva en humanos y también he visto mejoras en las mascotas.

2. Suplementos

Los nutracéuticos pueden mejorar significativamente la memoria y sus efectos son a largo plazo. Los estudios realizados sobre los triglicéridos de cadena media (MCT por sus siglas en inglés) como el aceite de coco, demuestran que pueden mejorar significativamente la función cognitiva en mascotas de edad avanzada.

En comparación con la glucosa, los MCTs proporcionan una fuente alternativa de energía para el cerebro en forma de cuerpos cetónicos, lo que puede mejorar dramáticamente el metabolismo cerebral y la energía celular dentro del sistema nervioso. La suplementación con MCTs es una excelente manera de ofrecerle al cerebro de tu mascota una fuente instantánea de combustible.

Los cuerpos cetónicos cruzan la barrera hematoencefálica para nutrir eficientemente los cerebros envejecidos. Recomiendo ¼ de cucharadita por cada 10 libras del peso corporal de tu mascota, añadidas diariamente a su alimento. El cerebro de tu mascota está compuesto por un 60 % de grasa y a medida que envejece, esa grasa necesita reponerse apropiadamente.

También recomiendo proporcionarle una fuente de SAMe (S-adenosilmetionina). Otros suplementos a considerar son el extracto de medusa y resveratrol, que es el knotweed japonés. El knotweed japonés ha demostrado reducir el daño causado por los radicales libres y los depósitos de beta-amiloide.

El ginkgo biloba podría mejorar el flujo sanguíneo al cerebro. La fosfatidilserina y el ubiquinol, que es una forma reducida de CoQ10, alimenta las mitocondrias de tu mascota y mejora su energía celular.

3. Vacunas

Solo di que no. La vacunación excesiva es algo que los animales de edad avanzada no necesitan. Puedes remplazar las vacunas con títulos. Un título es un análisis sanguíneo que mide la inmunidad protectora. Lo más probable es que tu mascota esté bien protegida. Mejor practícale el título de anticuerpos para ayudar a reducir su carga tóxica.

4. Ejercicio

Mantén el cuerpo y la mente de tu mascota activos por medio del ejercicio regular apropiado según su edad y condición física, así como con estimulación mental (los rompecabezas y juguetes de recompensas pueden ser de gran ayuda).

Dale a tu perro la oportunidad de socializar con otras mascotas y personas. Los dueños de gatos deben tomarse el tiempo necesario todos los días para jugar y ejercitar a su mascota.

También debes mantener a tu compañero peludo en un peso saludable. Las mascotas con sobrepeso tienen un riesgo significativamente alto de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad.

5. Chequeo de Bienestar Para Mascotas de Edad Avanzada

Recomiendo programar chequeos de bienestar dos veces al año para cualquier mascota sin importar su edad, pero esto se vuelve incluso más importante para los perros y gatos de edad avanzada. Mantenerte al tanto de los cambios físicos y mentales de tu compañero animal a medida que envejece es la mejor forma de detectar cualquier enfermedad en una etapa temprana.

Pídele a tu veterinario que le practique un análisis sanguíneo para checar la salud de sus órganos internos y asegurarte de identificar los posibles problemas desde un principio.

Cuando tu mascota comienza a responder a la terapia diseñada para mejorar la función cognitiva, en caso de ser necesario, puedes comenzar a re-entrenarla al utilizar las mismas técnicas que utilizaste cuando era cachorro o gatito – entrenamiento de refuerzo conductual positivo que involucra muchos elogios y recompensas.

Desafortunadamente, estas recomendaciones no serán muy útiles para un animal con deterioro cognitivo en etapa avanzada, razón por la que es sumamente importante diagnosticarlo y comenzar el tratamiento del problema lo más pronto posible.

La disfunción cognitiva es una enfermedad progresiva que no puede curarse, pero el diagnóstico e intervención temprana pueden frenar el deterioro mental y ofrecerle a tu mascota de edad avanzada una buena calidad de vida.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo