Un Perro con Cualidades Similares a las de un Gato, Esta Raza Tranquila es Encantadora

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 14, 2017 | 2,917 vistas

Historia en Breve

  • Los spaniels tibetanos han sido criados por monjes tibetanos como atentos "vigilantes", y aunque no son spaniels en lo absoluto, están emparentados con las razas shih tzu, pekinés y Lhasa apso
  • Los “tibbies” tienen remanentes de un instinto protector y son descritos como audaces, inteligentes, obstinados e independientes, y aunque se llevan bien con otros perros y gatos, son cautelosos con los extraños
  • El spaniel tibetano es un juguetón y cariñoso perro de asistencia, además es un gran compañero, es fiel a su familia, y sus problemas de salud o cuidado son mínimos
  • Existen muchos refugios que se abocan a razas específicas y que ayudan a que los perros desamparados encuentren un hogar de por vida

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Si buscas un perro que sea lindo, tierno, y que además proyecte grandeza, este cachorro lleno de energía puede llamar tu atención. Asimismo, los spaniels tibetanos son un poco incongruentes en otras áreas, en primer lugar, no son spaniels en lo absoluto, no obstante, están emparentados con la raza Lhasa apso.

Sin embargo, estos perros provienen del Tíbet y tienen una historia antigua. Los monjes tibetanos los criaron para que fuesen similares a pequeños leones y que pudieran ser (o al menos pretender ser) defensores de sus monasterios y un símbolo de Buda.

En aquel entonces incluso fueron reconocidos como pequeñas mascotas vivaces, y aunque ahora sus excesivas tendencias a ladrar son ignoradas, esto no significa que hayan abandonado su personalidad protectora. Incluso tienen una personalidad un tanto camaleónica, pues para algunos, tienen algunas similitudes con “el terrier, el mono y el gato.”1

Los spaniels tibetanos eran sumamente apreciados y con frecuencia se intercambiaban como regalos entre nobles y gobernantes tanto en China como el Tíbet, esto explica su parentesco con las razas shih tzu, pekinese y spaniel japonés. El sitio Vet Street explica que a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los viajeros y misioneros británicos llevaron algunas de estas razas a occidente. Primero llegaron a Inglaterra, donde se criaron varias camadas. Y en 1941 llegaron más; sin embargo, solo una del programa de crianza sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial.2

En los Estados Unidos, no causaron impacto alguno hasta la década de 1960, cuando un macho y una hembra fueron importados del Tíbet y posteriormente dieron a luz a una camada. Un sacristán de la Iglesia Luterana en New Haven, Connecticut, importó algunos spaniels tibetanos de Gran Bretaña, y los feligreses se enamoraron de ellos. Con el mismo sobrenombre de la raza, "Tibbies", el Club de Spaniel tibetano de América se formó en 1971. El American Kennel Club los reconoció como una raza en 1984.

Un 'Epagneul' o un Pequeño Perro 'Reconfortante'

Aunque los tibbies ya no tienen un monasterio donde recorrer, estos perros todavía cuentan remanentes de su instinto protector. Son descritos como audaces, inteligentes, obstinados e independientes, sin embargo, se llevan bien con otros perros y gatos. En lo que respecta a los niños, según los expertos en la raza, los niños más grandes resultan más adecuados en comparación con los más jóvenes, y eso se debe a que este perro es diminuto y un niño pequeño podría lastimarlo. Con las personas extrañas, pueden ser bastante reservados.

La independencia que los caracteriza hace que estos perros sean un poco rebeldes ante un estado de ánimo vertiginoso.

Vet Street observa que les encanta llamar la atención, por lo que pueden ser bastante presumidos:

"El tibbie es increíblemente inteligente y testarudo. Está decidido a salirse con la suya, así que no des por sentando que siempre obedecerá tus órdenes ... no es seguro que vaya a responder a tu llamado, asimismo, no puedes garantizar al 100 % que evitará hacer algo que no quieres, como pelear con un perro más grande o comer excremento del suelo.”3

Una de las atribuciones más importantes de los spaniels tibetanos es la compañía. En la Edad Media, la palabra francesa "epagneul" describió su papel como un "pequeño perro reconfortante". Este atributo ha sido una ventaja mutua para muchas personas, las cuales han descubierto que esta raza es sumamente intuitiva como perros de asistencia.

Por naturaleza los tibbies aman a las personas y cuando están con sus personas favoritas son extraordinariamente felices. Otros de sus pasatiempos favoritos son acurrucarse y jugar por mucho tiempo.

No obstante, este es un dato interesante respecto a sus hábitos: Como se señaló antes, tienen un toque felino, pues los amantes del tibbie han comentado que con frecuencia encuentran a sus perros sentados en una percha elevada como el respaldo de una silla acolchonada y se limpian a ellos mismos que si fueran gatos gatos.

A los Tibbies les Gusta Jugar, Correr y Estar Activos – Pero no Demasiado

Como muchas otras razas, al tener la cara plana y las piernas cortas, estos canes son activos hasta cierto punto, sin embargo, no esperes que te sigan el paso mientras trotas ni que sean buenos compañeros de montañismo. Las caminatas diarias son geniales e incluso alentadoras.

Les encanta jugar con juguetes, e incluso pueden disfrutar de incursiones competitivas como pistas de agilidad y reuniones con otros perros. Sin embargo, al caminar deben estar amarrados y los patios deben estar cercados, ya que esta raza suele deambular y explorar sin temor alguno.

Todas las razas se benefician de los cursos de obediencia y esta no es la excepción. Como todos los perros, estos cachorros aprecian la paciencia y la continuidad. El refuerzo positivo es una forma excelente de entrenarlos, por lo que las recompensas como celebraciones profusas, juegos, atención positiva y comida, hacen que ambas partes puedan establecer una relación mutuamente provechosa.

Ahora bien, son perros que deben vivir dentro de casa y nunca al aire libre. Les gusta adueñarse del sofá como a nadie. Son ideales para los apartamentos, son muy sociales e indudablemente gracias a su ascendencia, son excelentes perros guardianes.

Consejos de Salud e Higiene de los Spaniel Tibetanos

Es posible que algunos perros necesiten muchos cortes de pelo y acicalamientos, pero este no es el caso de estos perros. Los spaniel tibetanos lucen un pelaje doble de longitud media, el cual prácticamente puede ser de cualquier color o una mezcla de colores.

Vet Street expone lo que debes observar cuando ves por primera vez a un spaniel tibetano:

"Deberías divisar a un perro con un cuerpo rectangular cubierto con un sedoso pelaje doble, ojos ovalados de color marrón oscuro, orejas medianas que cuelgan y una cola similar a una pluma muy peluda que debe doblarse sobre la espalda y caer a un lado.”4

El pelaje del tibbie es fácil de cuidar ya que solo debes cepillarlo varias veces por semana para deshacerte del pelo suelto, ten cuidado y no olvides sus orejas, patas, muslos y cola, donde le crece un pelaje “plumoso”. Cepíllalo con más frecuencia cuando cambia de pelaje, esto pasa 2 veces al año.

En cuanto a su salud, los spaniels tibetanos son una raza muy fuerte, aunque según Vet Street, hay algunas condiciones genéticas que debes vigilar. Aunque raros, los siguientes problemas son:

Por lo general, los spaniels tibetanos llegan a alcanzar los 12 o 15 años de edad. Cuando están de pie, miden aproximadamente 10 pulgadas a la altura del hombro y llegan a pesar 15 libras.

Los Tibbies son Pequeños Pero Valientes y son Adorables Perros de Compañía

Algunos perros son famosos por ser perros perdigueros, guardianes o perros de trabajo. Los spaniels tibetanos son afectuosos; son maravillosos compañeros. Una ventaja es que, por su diminuto tamaño, son excelentes perros falderos y no ocuparán demasiado espacio en tu cama.

Si estás interesado en saber más acerca de esta maravillosa raza, ponte en contacto con alguna organización de rescate que se aboque al spaniel tibetano.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 2, 3, 4 Vetstreet 2001-2017