Esto Podría Marcar a Tu Mascota Para Siempre — Por Favor Evítalo a Toda Costa

oniquectomia en gatos

Historia en Breve -

  • La desungulación de gatos es un tema muy debatido y una práctica que continua realizándose en los Estados Unidos, aunque fue prohibido en otros países porque es inhumana
  • Realmente, este procedimiento consiste en extirpar los dedos, ya que implica la amputación de los dedos de las patas. Es muy doloroso para el gato y podría tener consecuencias físicas y conductuales duraderas, e incluso de por vida
  • Durante la desungulación, es relativamente común que los veterinarios pierdan fragmentos de huesos pequeños, que continúan creciendo bajo la piel y presionando el tejido y los nervios, o a través de la piel
  • Las alternativas para tu gato, en vez de realizar una desungulación, incluyen proporcionar superficies de rascado adecuadas, desalentarlo para que no rasguñe superficies prohibidas, corte de uñas regular, aerosoles de disuasión a base de hierbas y tapas para uñas
  • Los dueños de mascotas que consideran adquirir un gato, deben comprender el daño potencial que podrían causar las garras, y comprometerse a encontrar soluciones que no involucren amputar los dedos de los patas de los gatitos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

La desungulación continúa siendo un tema muy discutido en los Estados Unidos, y si bien, cada vez hay una mayor concientización sobre lo que implica exactamente hacer una oniquectomía (no solo es hacer un corte de uñas permanente, sino una mutilación en las patas de un gato), los gatitos siguen siendo sometidos al procedimiento y el debate continua.

Recientemente, supe de la página de Facebook de un veterinario de Connecticut que presentaba fotos muy perturbadoras de una uña en espiral que le fue extirpada a un gato que había sido desungulados 12 años antes. Durante la oniquectomía, el tejido de las uñas fue dejado inadvertidamente, lo cual no es tan inusual en los procedimientos de desungulación.

En este caso, el tejido restante formó una nueva uña que no podía desarrollarse naturalmente, por lo que creció en espiral dentro de la pata del gato, incrustada en la carne. No fue sino hasta que la uña en espiral formó una masa del tamaño de una pelota de ping-pong y rompió la muñeca del pobre gato, que alguien supo que había un problema.

Este es un caso extremo de lo que podría suceder después de realizar un procedimiento de desungulación, pero debería hacer que todos los que se preocupan por los gatos reconsideren lo que hacemos cuando ‘rediseñamos’ las patas de los gatos por motivos de conveniencia humana.

Un Nombre más Exacto para la Desungulación: 'Extirpación de los Dedos'

El Dr. Aubrey Lavizzo, veterinario y opositor de la desungulación, que realiza su práctica profesional en Colorado, como muchos otros en nuestra profesión, realizó oniquectomías ante la insistencia de los dueños de gatos. En una entrevista para Denver Post, Lavizzo expuso la cuestión de que el procedimiento debería ser llamado 'extirpación de los dedos, porque no implica recortar las uñas, sino que es la amputación de los dedos de la pata de un gato.

desungulacion

En el proceso de desungulación se extirpa la uña, huesos, nervios, cápsula articular, ligamentos colaterales y tendones extensores o flexores. La amputación de la tercera falange o del primer hueso del dedo de la pata que aloja la uña, altera drásticamente la conformación de los patas, lo que podría ocasionar una serie de complicaciones físicas, tales como la artritis crónica de los huesos pequeños, enfermedades articulares degenerativas y neuralgia.

"Como veterinarios, hacemos el juramento de que usaremos nuestros conocimientos y habilidades para beneficiar a la sociedad a través aliviar el dolor en nuestros clientes animales," dice Lavizzo.

"Cuando nos referimos al nivel de dolor en los gatos, este se clasifica como leve, moderado y grave. Leve sería una castración. Moderado sería una esterilización. Y severo sería una desungulación."1

Ya que las garras felinas crecen directamente del hueso, después de la desungulación, es común que los veterinarios pierdan una pequeña pieza de hueso, que posteriormente vuelve a crecer como una uña parcial o fragmento de hueso. La pieza perdida podría seguir creciendo debajo de la piel, presionando los tejidos y los nervios, o podría crecer directamente a través de la piel.

El Dr. Lavizzo estudia a los gatos desungulados y mantiene registros de fragmentos óseos y espolones óseos que quedaron después de hacer un procedimiento de desungulación. Considera que el dolor causado por estos pedazos de hueso restantes podría provocar cambios en el comportamiento, tales como morder y defecar afuera de la caja de arena.

"Siempre observamos lo mismo, porque es muy difícil realizar este procedimiento a la perfección," dijo Lavizzo para Post. "No se puede predecir un resultado exitoso, y si no se puede hacer eso, entonces no se debe realizar el procedimiento."

Se estima que la gran mayoría (80%) de los gatos desungulados tienen al menos una complicación resultante de la cirugía, y más de un tercio desarrolla problemas del comportamiento posteriores.

Entonces, ¿Por qué los Gatos Continúan Siendo Desungulados?

Los dueños de gatos que aún prefieren la típica desungulación, no entienden lo que realmente ocasiona este procedimiento en las patas de un gatito, o están más preocupados porque sus muebles o pertenencias sean rasguñados o dañados, en comparación con los riesgos y el dolor que involucra hacer una oniquectomía.

Muchos veterinarios, quienes aún están dispuestos a realizar desungulaciones, creen que lo hacen para salvar a los gatos que, de otro modo, serían abandonados en los refugios.

La ASPCA y la Asociación de Criadores de Gatos se oponen a la desungulación. La Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA, por sus siglas en inglés) ha tomado la postura de que la desungulación debe ser considerada solo después de que se hayan realizado intentos para evitar que el gato utilice sus garras de manera destructiva, o cuando sus garras representen un riesgo zoonótico para su dueño(s).

Además, AVMA ha publicado una revisión de estudios sobre las implicaciones de la desungulación en el bienestar de los gatos.

Es importante considerar que los Estados Unidos se encuentra atrasado en el tema de prohibir la desungulación. De acuerdo con un artículo reciente de Newsweek:

"En algunas ciudades y en muchos países, el procedimiento de desungulación se considera tan inhumano que es ilegal. El artículo 10 del Convenio Europeo Para la Protección de los Animales de Compañía prohíbe hacer una desungulación, quitar los colmillos, cortar las orejas y colas, y extirpar las cuerdas vocales de una mascota.

Solo existen algunas excepciones a estas reglas; específicamente, cuando un veterinario considere que estos procedimientos son necesarios para el bienestar del animal. Lo mismo se aplica en Australia, Brasil, la ciudad de San Francisco y, posiblemente, en un futuro cercano, en Denver."2

Mi esperanza es que, finalmente, todos los estados de los Estados Unidos prohíban el procedimiento de desungulación por razones humanitarias, y que todos los grupos defensores de los animales, en particular AVMA, expongan y demuestren una total oposición a este procedimiento.

Opciones Alternativas al Procedimiento de Desungulación

Los gatos son digitígrados, lo que significa que caminan sobre sus dedos. La mayoría de los demás mamíferos, incluyendo a los seres humanos, caminan sobre las plantas de sus pies. Los gatitos usan sus garras para equilibrarse, hacer ejercicio, así como para estirarse y tonificar los músculos de sus extremidades, espalda, hombros y patas.

Los gatos que merodean al aire libre (lo cual no recomiendo), usan sus garras para cazar y capturar presas, escapar o defenderse de los depredadores, y como parte del comportamiento de marcado felino.

A riesgo de desalentar a las personas en adquirir gatos como mascotas, sugiero que si no puedes vivir con un animal que tiene garras afiladas, y que rasguña con ellas, es probable que debas evitar tener un gatito. Alternativamente, podrías consultar en los refugios de tu localidad y grupos de rescate para gatos sin hogar que ya fueron desungulados.

Si tienes o planeas adoptar un gatito con garras, la solución más humana para evitar los indeseados arañazos, es proporcionarle opciones atractivas y razonables a tu gato. Los felinos tienen garras por una razón, y mientras las tengan, las usarán. Así como la mayoría de los seres humanos, necesitan recortar sus uñas semanalmente, podría ser necesario cortar las uñas de tu gato cada semana, o al menos cada dos semanas.

Además de los cortes de uñas regulares, también recomiendo que los dueños les proporcionen a sus gatos, al menos dos superficies de rascado diferentes, incluyendo un poste rascador alto y resistente, así como una alfombra para rascado horizontal. Aparte de proporcionarle a tu gatito superficies para rascado adecuadas, también debes tomar medidas para proteger las áreas prohibidas que tu gato ha rasguñado.

En función de las superficies que desees proteger, considera utilizar una o alguna combinación de elementos para disuadir el rascado de los gatitos, tal como papel aluminio, cinta adhesiva de doble cara, láminas de plástico, guías de hule, tapete para automóvil o silla con puntas hacia arriba o burbujas.

También hay aerosoles a base de hierbas que están diseñados para reemplazar los olores de marcación de las almohadillas de las patas de tu mascota, en los muebles u otras superficies, por un olor que lo desincentivará para marcar ese lugar.

De igual manera, puedes considerar cubrir las uñas de tu gato con tapas para uñas disponibles comercialmente, lo que te ayudará a protegerte, al igual que a tus pertenencias, de sus garras afiladas.

Ahora, hay algunos gatos que no importa lo que hagas, seguirán arañando las superficies prohibidas y posiblemente dañaran tus pertenencias. Después de todo, una de las cosas más fascinantes de tener un gato en casa es que compartes tu vida con una criatura que nunca será domesticada por completo.

En pocas palabras, su comportamiento de rasguñar y rascar es una de las cuestiones que forman parte de la responsabilidad de ser un padre de gato, y la solución nunca debe ser cortar los dedos de los patas de tu mascota.

Publique su comentario