Por favor ingrese el término de búsqueda

25 Señales de que Tu Mascota Podría Padecer Dolor

Diciembre 31, 2017

Historia en Breve

  • Los gatos son un desafío especial para los dueños y los veterinarios, porque a menudo es difícil saber cuándo sienten dolor
  • El hecho de que tu gato no demuestre dolor no significa que no lo sienta, incluso un dolor severo; este es un problema médico grave que requiere atención inmediata
  • Los gatitos ocultan instintivamente su dolor, por lo que es importante que los padres y veterinarios reconozcan los señales sutiles que manifiesta un gato lastimado
  • Existen muchas causas de dolor en los gatos, algunas más obvias que otras
  • Resolver la causa y controlar el dolor existente con una combinación de medicamentos y terapias complementarias, son los objetivos de hacer un tratamiento para abordar el dolor en los gatos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Los gatos representan un desafío de salud especial para sus dueños y veterinarios, porque son muy hábiles para ocultar el dolor, así como la incomodidad que sienten cuando se encuentran lesionados o enfermos.

Como principal defensor de tu gatito, es importante que te percates que el dolor es un problema médico grave que requiere tratamiento. Podría retrasar o evitar la curación adecuada de una lesión o cirugía. Además, es posible que ocasione la pérdida del apetito, lo cual podría poner en peligro su vida.

El dolor crónico podría causarle inactividad y una menor calidad de vida en general. Además, podría dañar el vínculo que tienes con tu gatito, si su personalidad o comportamiento cambia o se vuelve agresivo. De igual manera, cuando el dolor no es atendido de manera efectiva, podría evolucionar de lo que denominamos dolor adaptativo--dolor causado por una lesión o padecimiento específico--a un dolor mal adaptado.

El dolor mal adaptado es su propia enfermedad, y debe ser tratado además de realizar un tratamiento para el dolor de rutina. El dolor mal adaptado podría durar mucho más tiempo que el dolor normal y, es mucho más difícil de tratar.

Por todas estas razones y más, es muy importante que tu veterinario examine a tu gato tan pronto como sospeches la presencia de un padecimiento doloroso.

Causas de Dolor en los Gatos

Hay muchas cosas que podrían originar la sensación de dolor en un gatito. Algunas de las más comunes son las siguientes:

Trauma o lesión

Infecciones oculares, auditivas, cutáneas

Trastornos del tracto gastrointestinal

Artritis

Consumo de veneno

Enfermedades de la columna vertebral o espalda

Infecciones y enfermedades dentales/orales

Cirugía (incluyendo la cirugía dental)

Enfermedad del tracto urinario

Enfermedades graves como el cáncer

Algunas causas de dolor en los gatos son más obvias que otras; por ejemplo, la mayoría de los padres de gatos saben cuándo su mascota se ha lesionado, o se recupera de una cirugía, tiene una enfermedad periodontal o un problema ocular, auditivo o parche cutáneo. Las razones menos obvias de dolor son los problemas subyacentes del tracto urinario, artritis, dolor en el vientre o incluso cefaleas--cualquier cosa que le ocurra a tu gato que no puedes percibir a simple vista.

Con frecuencia, los gatos de edad avanzada desarrollan osteoartritis, enfermedad del disco intervertebral y espondilosis (degeneración articular), las cuales le causan dolor. Incluso, si notas sutiles señales de dolor en tu gato, te recomiendo que acudas con un veterinario para que lo evalué.

Cuanto más pronto encuentres la causa de su dolor, más pronto podrás comenzar a ayudarle a sentirse mejor.

Señales de Dolor a las que Debes Estar Atento

La razón por la que los gatos ocultan el dolor es porque en la naturaleza son presa de otros animales. Un gato que demuestra dolor es visto como débil y vulnerable por los depredadores.

Recientemente, un equipo de investigadores desarrolló una lista de 25 signos de comportamiento que indican dolor en los gatos:

Cojera

Postura encorvada

Dificultad para saltar

Cambio de peso

Trastorno en la marcha

Lamerse una parte corporal en particular

Renuencia para moverse

Postura con la cabeza agachada

Reacción a la palpación

Blefaroespasmo (contracción del parpado)

Retirarse o esconderse

Trastorno en el comportamiento alimenticio

Falta de aseo

Evasión de áreas iluminadas

Menor comportamiento de juego

Gruñidos

Pérdida de apetito

Gemidos

Menor actividad en general

Ojos cerrados

Frotarse menos contra las personas

Esfuerzo para orinar

Apatía general

Movimientos rápidos de la cola

Mal temperamento

La mayoría de los gatos con dolor no lo expresan vocalmente; sin embargo, si tu gato casi nunca aúlla o gime, pero de repente comienza a hacerlo, podría ser una señal de que siente algún dolor. Y algunas veces el único síntoma que manifiesta es un nuevo comportamiento; por ejemplo, tu gato evita comer un alimento o se esconde súbitamente debajo de la cama.

La Importancia de Controlar el Dolor en los Gatos

La primera prioridad es como aliviar el dolor de un gatito, a menudo tenemos que tratar el dolor por separado, mientras diagnosticamos y comenzamos el tratamiento de la causa subyacente.

Si tu gato requiere una cirugía, tendrá dolor, sin importar cuán mínimo o rutinario sea el procedimiento. Pregúntale a tu veterinario cómo intentará controlar el dolor antes, durante y después de la cirugía.

Por ejemplo, la premedicación, antes de la anestesia, no solo ayuda a disminuir la respuesta al dolor del paciente, sino que también podría aumentar la eficacia de la anestesia, por lo que tu gatito necesitará menos durante la cirugía.

Este es un punto muy importante, porque es sorprendente cuántos veterinarios aún siguen sin administrar un tratamiento para el dolor de rutina durante los procedimientos quirúrgicos. En cambio, esperan que el paciente manifieste dolor y solo proporcionan un alivio para el dolor en ese momento.

Este enfoque no solo es cruel para el animal, sino que también evita que el tratamiento para el dolor sea óptimamente efectivo. Tratar el dolor de un gato de forma anticipada y proactiva, no solo es amable, sino también prudente.

Idealmente, tienes un veterinario que comprende la importancia de controlar el dolor, y conoce muy bien los medicamentos más apropiados para los felinos, para prevenir y aliviar el dolor relacionado con una cirugía.

Como Aliviar el Estrés en Gatos con Dolor Cuando Acudes con el Veterinario

La gran mayoría de los gatos experimenta una gran cantidad de estrés durante las visitas veterinarias. El miedo y la ansiedad agravan el dolor, al igual que restringirlo por cualquier motivo. Entonces, si tu gatito con dolor se estresa mucho al acudir con el veterinario, y se debe realizar un procedimiento durante la consulta, tu veterinario debería ofrecerte—o podrías solicitarle--un ansiolítico para tu mascota.

En el caso de los gatos extremadamente estresados, la opción más amable es proporcionarle unas cuantas inhalaciones de gas anestésico (como por ejemplo, el gas nitroso, para un paciente odontológico con ansiedad), en vez de una restricción innecesariamente severa en un paciente que se encuentra muy estresado. El gas inhalante es un enfoque seguro, ligero y apropiado cuando tu veterinario necesita realizar diagnósticos en tu gato.

Asimismo, podrías preguntar si la clínica veterinaria utiliza feromonas faciales sintéticas felinas para ayudar a calmar a los pacientes que son gatos. Estas feromonas, que han ayudado a muchos gatos a lidiar con situaciones estresantes, vienen en difusores plug-in que pueden colocarse en las salas de exploración. Además, podrían rociarse sobre las mesas, toallas y manos.

También, me gusta indicarles a los dueños de gatos muy estresados algunas medidas que podrían aplicar en su hogar, antes de acudir con su veterinario, incluyendo el uso de esencias florales. Hay docenas de opciones a elegir, tal como Rescue Remedy, que son muy seguras y beneficiosas para un paciente felino que se encuentra muy estresado.

Como Encontrar la Fuente de Dolor de Tu Gato

Diagnosticar el dolor podría ser un desafío, pero si tu veterinario no puede encontrar la fuente de incomodidad de tu gatito, te recomiendo acudir con otro tipo de profesional. Por ejemplo, podrías obtener una segunda opinión de un quiropráctico de animales o un practicante de rehabilitación (fisioterapia).

Muchos de mis clientes también informan que los comunicadores de animales y maestros de Reiki son increíblemente útiles para identificar la fuente subyacente de incomodidad de los gatos cuando el veterinario no puede hacerlo. El punto es seguir buscando la causa del dolor en tu gato, hasta que la conozcas.

No dejes que tu veterinario te envíe de regreso con pastillas analgésicas y sin un diagnóstico sobre lo que le causa dolor a tu gatito. El medicamento para controlar el dolor en los gatos requiere de un conocimiento especial y atención cuidadosa. Por ejemplo, ciertos opiáceos (analgésicos narcóticos) causan menos efectos secundarios en los gatos que otro tipo de analgésicos.

Por otro lado, la mayoría de los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAIDs, por sus siglas en inglés), realmente producen más efectos secundarios en los gatos que en otras especies. No es que no podamos utilizar NSAIDs en gatos, sino que tenemos que ser sumamente cautelosos con el tipo de NSAIDs, dosis y duración de la terapia.

A muchos veterinarios les gusta utilizar esteroides, tales como la prednisona. Aunque los esteroides controlan la inflamación muy bien, desafortunadamente, podrían tener posibles consecuencias a largo plazo en la salud de tu mascota.

Una vez más, tu veterinario debe estar muy bien informado sobre las últimas investigaciones y los medicamentos más apropiados para el tratamiento del dolor felino. Si tu veterinario utiliza medicamentos a corto plazo para tratar un dolor sin diagnóstico, pregúntale acerca de su plan para identificar la fuente subyacente.

Como la mayoría ya sabe, siempre soy muy cautelosa sobre el uso de medicinas a largo plazo, ya sean vacunas, antibióticos, terapia con esteroides, preventivos contra pulgas y garrapatas, o cualquier otro agente farmacéutico o pesticida que conlleve posibles efectos secundarios.

Sin embargo, el alivio y tratamiento del dolor de un animal, a menudo, se maneja diferente, y no me da pena utilizar medicamentos adecuados para aliviar el dolor, según sea necesario. Los utilizo para hacer que el paciente se sienta lo más cómodo posible, mientras trato de encontrar la razón subyacente del dolor.

En algunos casos, tales como el cáncer de hueso terminal, recurro mucho a suministrar analgésicos de por vida a las mascotas, para mantenerlas cómodas. Pero, en el caso de la gran mayoría de mis pacientes, a menudo, soy capaz de retirarles los medicamentos e introducirlos en una diferente variedad de terapias complementarias no farmacológicas.

Con un enfoque integrativo, es posible reducir drásticamente la frecuencia y dosis de los medicamentos necesarios para controlar el dolor, porque somos capaces de equilibrar al paciente con una variedad de diferentes opciones que no son tóxicas, las cuales hacen un trabajo eficaz para controlarlo.

Enfoques Alternativos para el Tratamiento del Dolor

Dado que los felinos son fisiológicamente muy singulares, existen pocos agentes farmacológicos efectivos que puedan administrárseles de forma segura y a largo plazo, para controlar el dolor producido por enfermedades crónicas, tales como la artritis.

Sin embargo, hay un sinnúmero de terapias alternativas que podrían aliviar el dolor de tu gatito de forma natural, incluyendo a la quiropráctica, masajes terapéuticos, ejercicios de estiramiento, acupuntura, terapia con láser, y bucle de Asís, que es una forma de terapia de campo electromagnético en pulsos.

En el caso de un dolor artrítico, hay suplementos que podrías agregar en la alimentación de tu gato para proporcionarle las materias primas para estimular la reparación y mantenimiento de sus cartílagos y ralentizar la progresión de la enfermedad. Estos incluyen el sulfato de glucosamina, metilsulfonilmetano (MSM) y la membrana del cascarón de huevo.

Si tu gato tiene exceso de peso, es importante que lo alimentes de forma segura para que tenga un peso saludable y disminuir la inflamación de su cuerpo. También, es importante proporcionarle una alimentación antiinflamatoria, lo cual involucra eliminar los alimentos proinflamatorios que le producen inflamación y agravan el ciclo del dolor.

Tendrás que eliminar todos los granos de la alimentación de tu gato, así como los alimentos que provengan de la familia de las solanáceas, tales como las papas, que se encuentran en la mayoría de los alimentos libres de granos para gatos. Los alimentos libres de granos procesados, sí contienen carbohidratos, y estos producen una respuesta inflamatoria en los gatos.

A menudo, los remedios homeopáticos funcionan de maravilla en los gatos que padecen un dolor crónico, al igual que el aceite de cannabidiol (CBD, por sus siglas en inglés). Muchos gatitos también toleran la cúrcuma y los ácidos grasos omega-3, así como la boswellia al añadirlos en sus alimentos, los cuales les ayudan a disminuir la inflamación de forma natural.

Recomiendo colaborar junto con un veterinario holístico o integrativo para determinar la mejor forma de tratar el dolor crónico de tu gatito. Como he mencionado anteriormente, una vez que descubrimos los tratamientos alternativos más eficaces para gatitos con padecimientos dolorosos crónicos, podemos empezar a reducir gradualmente o incluso eliminar la necesidad de utilizar analgésicos.

Como Mantener la Calidad de Vida de Tu Gato

Cuando sentimos dolor, podemos externarlo con familiares o un médico, u otro proveedor de servicios de atención médica. Pero en el caso de tu gato, el dolor que siente es la forma en como tú o tu veterinario lo interpretan. Y lo mismo puede decirse de la calidad de vida de tu mascota--es lo que consideras que debe ser.

La calidad de vida de las mascotas se evalúa principalmente en términos del nivel de dolor que un animal percibe como agudo. La movilidad también debe ser parte de la evaluación, junto con el interés que tenga el gatito en participar en un juego y ser acariciado.

Al igual que las personas, los gatitos que viven en un entorno insuficiente y sin la interacción humana adecuada se enfocarán en el dolor. El enriquecimiento ambiental es muy importante para mantener la calidad de vida de tu gato. Un entorno que proporciona estimulación, juegos y caricias podría ser una poderosa distracción para los gatos que tienen padecimientos de dolor crónico.

Articulo AnteriorNavegante Rescata Una Garza Azul Siguiente ArticuloVentajas de Tener un Gatito