Por favor ingrese el término de búsqueda

Amputar la Cola: El Procedimiento Inhumano al que Jamás Deberías Someter a Tu Perro

Enero 25, 2018

Historia en Breve

  • Hace cuatro años, reportamos que la práctica de amputar la cola de los perros estaba recibiendo cada vez más escrutinio público en los Estados Unidos, con sus opositores cuestionando la necesidad de esta práctica, que es solo de naturaleza cosmética, y expresando su preocupación por el dolor y el sufrimiento de los cachorritos y los perros que son sometidos a este procedimiento. Lamentablemente, desde entonces hemos progresado muy poco y aún no nos hemos unido a todos los países del mundo que han restringido o prohibido por completo este procedimiento
  • Tanto la Asociación Americana de Medicina Veterinaria como la Asociación Americana de Hospitales de Animales se han manifestado oficialmente y públicamente en contra de la práctica de amputar la cola, al igual que la mayoría de los veterinarios y público en general. Pero el American Kennel Club y muchos de sus miembros siguen apoyando esta práctica, citando la necesidad de mantener los estándares de raza y de “mejorar su salud”
  • Se ha demostrado que la práctica de amputar la cola es un procedimiento muy doloroso, especialmente cuando se realiza en cachorros sin anestesia. Y al igual que cualquier otra cirugía, tiene el riesgo de infección y otras complicaciones. Además, una reciente investigación demuestra que los perros utilizan sus colas como su principal herramienta de comunicación para interactuar con otros perros y con los humanos
  • Los defensores de esta práctica afirman que el procedimiento previene las lesiones en la cola, pero la verdad es que no existe evidencia que sugiera que las razas a las que por tradición les cortan la cola tengan un riesgo significativo de trauma en la cola. Otro de los principales argumentos a favor de la práctica de amputar la cola es cumplir con los estándares de raza del Kennel club. Pero tal vez es hora de cambiar los estándares de raza para que no requieran de prácticas tan salvajes como la eliminación de las partes del cuerpo
  • En nuestra opinión, los estándares ideales para la apariencia y función de nuestros compañeros caninos son bastante evidentes desde su nacimiento. Su cola, así como todas las demás partes de su cuerpo, tienen una función y un propósito que debería respetarse

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Ya han pasado cuatro años desde la última vez que escribí sobre la cruel práctica de amputar la cola de los perros por razones estéticas y lamentablemente, éste sigue siendo un procedimiento estándar para ciertas razas de perros en los Estados Unidos.

De acuerdo con una revisión de la literatura realizada en enero del 2013 sobre las implicaciones de bienestar relacionadas con amputar la cola de los perros de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA por sus siglas en inglés), mayoría de los veterinarios y público en general consideran que esta es una práctica inaceptable.1 Este procedimiento está sumamente restringido y prohibido en muchos países de Europa, Australia, Islandia, Israel, Noruega, Sudáfrica, Suiza y las Islas Vírgenes.

En el Reino Unido, amputar la cola es una práctica ilegal, excepto en el caso de ciertos perros de trabajo y razas, pero los dueños que reciben una exención legal deben proporcionar un certificado completado por el veterinario que realizará el procedimiento y el perro debe tener un microchip. Además, cualquier perro que haya sido sometido a este procedimiento después de la prohibición de 2007 no puede presentarse en ningún evento en donde el público pague una tarifa de entrada.

En los Estados Unidos, tanto la AVMA como la Asociación Americana de Hospitales de Animales se han manifestado oficialmente en contra de la amputación de cola con fines cosméticos. Sin embargo, el American Kennel Club (AKC) sigue siendo un firme defensor al declarar que la práctica es "integral para definir y preservar las características de la raza y/o optimizar la salud."2

Afortunadamente, otras organizaciones más progresivas, como el United Kennel Club (UKC), están incluyendo en sus eventos a animales no han sido alterados quirúrgicamente.

Es difícil comprender por qué después de todo lo que se sabe sobre la amputación de la cola siga siendo una práctica de rutina aceptada en los Estados Unidos.

Amputar la Cola es un Procedimiento Doloroso

La amputación de la cola es la eliminación intencional de un parte de la cola de un perro. La cola se amputa de dos formas. Un método involucra amarrar una banda elástica tipo ligadura alrededor de la base con el fin de cortar el suministro de sangre y hacer que la cola se caiga en cuestión de días. Este método es utilizado por muchos criadores.

El otro método es amputar la cola con tijeras quirúrgicas o con un bisturí.

Por lo general, este procedimiento se realiza en cachorros de 2 a 10 días de edad, sin anestesia. El corte atraviesa la piel, el cartílago, las terminaciones nerviosas y el hueso.

Los defensores de esta práctica creen que los cachorros muy jóvenes no sienten dolor durante este procedimiento. Creen que los perros nacen menos desarrollados que otros animales, con sistemas nerviosos menos sensibles.

Las personas que se oponen a esta práctica no están de acuerdo con esto y afirman que los cachorritos, al igual que los bebés humanos, tiene un sistema nervioso completamente desarrollado y sienten dolor. También señalan que hay marcadores biológicos que demuestran que los cachorros sienten dolor durante y después de un procedimiento como este.

Y de acuerdo con la Real Sociedad Australiana para la Prevención de la Crueldad Animal (RSPCA por sus siglas en inglés):

"La evidencia indica que en comparación con los perros adultos, los cachorros tienen una sensibilidad similar, de no ser que mayor, al dolor. La práctica de amputar la cola consiste en cortar los músculos, tendones, hasta siete pares de terminales nerviosas altamente sensibles, así como las conexiones óseas y cartilaginosas.

Por lo general, este procedimiento se realiza sin anestesia o analgesia (alivio del dolor). Los cachorritos hacen repetidos e intensos ruidos cuando les están cortando la cola y durante el cosido de la herida, lo que significa que experimentan mucho dolor.

A medida que la herida va sanando, la inflamación y el daño a los tejidos también provocan dolor. También existe el riesgo de infección y otras complicaciones relacionadas con esta cirugía innecesaria."3

El método de la ligadura elástica, en el que se corta el suministro de sangre en la cola a través de la estrangulación, también causa un dolor considerable en el cachorro. Imagínate que te enredan fuertemente una banda elástica alrededor del dedo del pie hasta perder el flujo sanguíneo y la sensibilidad. No es difícil imaginar la molestia extrema que sentirías.

La Cola es una de las Principales Herramientas de Comunicación Canina

Hasta hace poco, muchos de nosotros asumíamos que cuando los perros movían la cola era porque estaban felices. Sin embargo, una reciente investigación sugiere que cuando un perro se siente estresado, tiende a mover la cola hacia la izquierda, como un reflejo de lo que está sucediendo en su cerebro.4

La activación del hemisferio izquierdo del cerebro hace que la cola se mueva hacia el lado derecho, la activación del hemisferio derecho provoca que la cola se mueva hacia el lado izquierdo.

La investigación demuestra que los perros mueven la cola hacia el lado derecho cuando algo le parece agradable. Mientras que cuando ven algo amenazador, por ejemplo, un perro extraño con comportamientos dominantes, mueven la cola hacia el lado izquierdo. Estos resultados sugieren que los perros observan el movimiento de la cola de otros perros y utilizan esa información para decidir si el perro es amigo o no.

Los investigadores concluyeron que los perros no mandan intencionalmente las señales con sus colas, sino que el movimiento de la cola es una consecuencia del funcionamiento interno del cerebro canino. Los comportamientos de movimiento de cola son causados por las diferentes señales emocionales que se activan en las diferentes partes del cerebro de los perros.

Por lo que ahora podemos entender que quitarle la cola a un perro no solo es muy doloroso, sino que también puede afectar significativamente su capacidad para comunicarse con otros perros, así como con los humanos.

Desacreditando el Argumento a Favor Este Procedimiento Sobre las "Lesiones en la Cola"

Una de las principales excusas que se dan para la amputación de cola de forma "preventiva" es evitar las lesiones en la cola. Sin embargo, de acuerdo con la revisión de la literatura de la AVMA, las lesiones en la cola son muy poco comunes, con un rango de .0021 a .0039% en la población canina cada año.

Curiosamente, un estudio encontró que las razas Lurchers, Whippets y Galgos tuvieron el mayor riesgo de lesión de cola – tres razas cuyas colas no son tradicionalmente amputadas.5 El mismo estudio reportó que los perros de trabajo (perros de caza, principalmente) no tenían un riesgo significativamente mayor en comparación con los demás perros.

De acuerdo con la AVMA, no hay evidencia que sugiera que las razas de perros a las que por tradición les cortan la cola tengan un riesgo significativo de trauma en la cola que pudiera justificar el someterlos a este procedimiento. Además, según los datos más recientes disponibles, para prevenir una sola lesión de cola se tendría que amputar la cola de 500 perros.

El Principal Argumento: La Amputación de Cola es Necesaria para Cumplir con los Estándares de Raza

Los defensores de este procedimiento argumentan que la mayoría de los estándares de raza no permiten animales con cola. Aunque el AKC no tiene reglas que requieran específicamente esta característica, es muy poco probable ver a un perro con cola en uno de sus eventos.

Los estándares de raza establecen sanciones severas para los perros con cola, por lo que los dueños que quieren mostrar a sus animales pueden sentirse presionados para amputar la cola de su perro con el fin de poder competir en estos eventos.

En mi opinión, los estándares ideales para la apariencia y función de nuestros compañeros caninos son bastante evidentes desde su nacimiento. Sus colas fueron creadas exactamente de la manera que deberían ser – no como un exceso de carne que debería cortarse.

Y como lo señala la AVMA, la pregunta más importante aquí es si hay una justificación suficiente para la amputación profiláctica (preventiva) de la cola:

"Realizar un procedimiento quirúrgico con fines cosméticos (es decir, solo por la apariencia) implica que el procedimiento no está medicamente indicado.

Porque no se ha demostrado que los perros aumenten su autoestima o estén más contentos con su apariencia cuando les amputan la cola (razones por las que los humanos se someten a procedimientos estéticos), este procedimiento no tiene ningún beneficio obvio.

El único beneficio aparente de este procedimiento cosmético de amputación de cola en perros es la impresión del dueño de una apariencia más agradable. En la opinión de la AVMA, esta no es una razón suficiente para realizar un procedimiento quirúrgico."

Articulo AnteriorEsta Mujer no Puede Dejar de Rescatar Perros Siguiente ArticuloUna Perrita Abandonada: Una Historia de Rescate

[+] Fuentes y Referencias [-] Fuentes y Referencias

  • 1 Literature Review on the Welfare Implications of Tail Docking-Dogs, January 2013
  • 2 AKC Position Statement – Tail Docking
  • 3 RSPCA
  • 4 Current Biology, Vol. 23, Issue 22, November 2013
  • 5 Veterinary Record 2010, Vol. 166, Issue 26