¿Aliento de Perro? Por Favor, No Cometas Este Error

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 04, 2018 | 3,999 vistas

Historia en Breve

  • Febrero es el Mes Nacional de la Salud Dental de las Mascotas, cuyo objetivo es crear conciencia y recordarles a los dueños de mascotas la importancia de cuidar la salud oral de su compañero animal
  • A los 3 años, el 80 % de los perros y el 70 % de los gatos tienen algún grado de enfermedad gingival
  • Todos los dueños deben estar al pendiente de los 10 síntomas de las enfermedades dentales y los 5 signos de dolor dental en perros y gatos
  • La placa que se acumula en los dientes de tu mascota puede dañar tanto su salud oral como su salud cardíaca
  • Las áreas prioritarias para cuidar la salud oral de tu mascota son su alimentación, huesos crudos, cepillado diario y exámenes orales habituales en casa y en la clínica veterinaria

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Febrero es el Mes Nacional de la Salud Dental de las Mascotas, esto significa que es el momento perfecto para recordarles a los dueños de mascotas la importancia de cuidar la salud oral de su perro o gato.

He aquí una rápida prueba para evaluar tu conocimiento respecto al estado de los dientes y encías de tu mascota:

Pregunta #1: ¿Verdadero o falso? La mayoría de las enfermedades dentales en perros y gatos se producen debajo de la línea gingival, donde son imperceptibles.

Si respondiste verdadero, has acertado. Las bacterias que son imperceptibles pueden dañar los tejidos que conectan los dientes y la mandíbula. Por este motivo es importante que tu veterinario examine el hocico de tu mascota durante cada revisión de bienestar

Pregunta #2: De las 4 opciones que se muestran a continuación, ¿cuál es el factor más importante para cuidar la salud dental de tu mascota entre las limpiezas profesionales?

  1. Alimentarlo con croquetas crujientes
  2. Cepillar sus dientes
  3. Usar enjuague bucal seguro para mascotas con el fin de controlar el mal aliento
  4. Darle huesos masticables

Si eliges el número 2, has acertado. Cepillar regularmente los dientes de tu mascota es lo más eficaz para mantener sus dientes y encías en buenas condiciones. El cepillado diario es ideal, sin embargo, si esto no es posible, establece un objetivo para que lo realices 4 o 5 veces por semana.

Pregunta # 3: ¿Qué porcentaje de perros y gatos tienen enfermedad periodontal a la edad de 3 años?

  1. Menos del 10 %
  2. 20 - 30 %
  3. 50 - 60 %
  4. 70 - 80 %
  5. 90 - 100 %

Aunque sea difícil de creer, la respuesta correcta es la número 4: el 80% de los perros y el 70% de los gatos tienen alguna forma de enfermedad periodontal a la edad de 3 años.

Síntomas de una Posible Enfermedad Dental en Tu Mascota

Enrojecimiento de las encías

Sensibilidad alrededor del hocico y/o los dientes

Mal aliento

Babear o dejar caer la comida

Dientes flojos

Sangrado en el hocico

Dientes decolorados

Pérdida del apetito/Falta de apetito

Dientes rotos

Pérdida de peso

Obviamente, si notas que tu mascota tiene alguno de estos problemas, haz una cita con tu veterinario para evitar que un problema dental tenga un impacto negativo en la salud y calidad de vida de tu perro o gato.

Los 5 Principales Signos de Dolor Dental en las Mascotas

Nuestros compañeros animales no pueden hablar con nosotros y se mantienen estoicos incluso ante un gran dolor, por este motivo es fundamental aprender a buscar otros indicios.

Existen 5 principales signos de dolor dental en las mascotas:1

1. No Muestra Signo Alguno

En muy pocas ocasiones los perros, gatos y otros animales de compañía muestran signos de dolor dental. Este es un mecanismo de supervivencia, un comportamiento instintivo que nuestros animales domesticados tienen en común con sus ancestros silvestres.

2. Mal Aliento

El mal olor se deriva del proceso metabólico bacteriano. Las mascotas con enfermedad periodontal, tienen más bacterias en la boca, por lo que su olor aumenta. El "aliento de perro" o "aliento de atún" no es normal y debe ser evaluado.

3. Comportamiento Alterado

Mordisquear un lado de la boca, dejar caer la comida, huir del tazón donde come, llorar al bostezar, esconderse, no acicalarse y estar "de mal humor" son signos de dolor dental. Conoces a tu mascota mejor que nadie, así que debes estar al pendiente de comportamientos anormales.

4. Sangrado

Por lo general, el sangrado en el hocico se debe a la enfermedad periodontal, sin embargo, también podría ser evidencia de una fractura dental, laceraciones o úlceras en la lengua o tejido gingival, o bien, la presencia de un bulto oral.

Debes estar al pendiente de la saliva gruesa y viscosa, manchas de sangre en los juguetes o camas, y gotas de sangre en el agua o el tazón de comida. Si la enfermedad periodontal es lo suficientemente grave, quizás notes sangrado por la nariz o secreción con sangre cuando tu mascota estornuda.

5. Regresa a la Normalidad

Una vez que tu veterinario se ocupa de los problemas orales de tu mascota, tu perro puede mostrar que se siente mejor al actuar como un cachorro otra vez o bien, tu minino podría buscar más atención.

Todavía cabe señalar que, si notas encías rojas e inflamadas en el hocico de tu mascota, o bien, dientes con una evidente acumulación de sarro y placa marrón o verdosa, ten por seguro que tú perro o gato pronto sentirá dolor sin intervención alguna si no es que ya lo está sufriendo.

La Placa en los Dientes de Tu Mascota Puede Causar una Enfermedad Gingival Irreversible y Otros Graves Problemas de Salud

Cuando la placa se acumula en los dientes de tu perro o gato, en pocos días se endurecerá y se convertirá en sarro. El sarro se adhiere a los dientes e irrita las encías. Las encías irritadas producen una afección inflamatoria llamada gingivitis. Las mascotas con gingivitis tienen encías rojas en lugar de rosas, y a menudo también tienen mal aliento.

Si el sarro no se elimina de los dientes de tu mascota, este se acumulará debajo de las encías, lo que eventualmente hará que se despeguen de los dientes. Esto creará pequeños bolsillos en el tejido de las encías que atraparán bacterias adicionales en el hocico.

En esta etapa, tu mascota ya habrá desarrollado una afección irreversible llamada enfermedad periodontal, la cual causa un dolor intenso y también puede causar abscesos, infecciones, pérdida de dientes y pérdida ósea.

La rapidez con que se lleva a cabo este proceso en el hocico de tu mascota depende de una serie de factores, que incluyen su edad, estado general de salud, alimentación, raza, genética, además de la frecuencia y calidad de la atención dental que recibe.

La salud bucal de tu mascota no solo afecta su hocico. Los estudios han demostrado un vínculo contundente entre la enfermedad gingival y la enfermedad cardíaca en humanos y perros (los estudios en gatos son escasos, sin embargo, resulta lógico pensar que existe un vínculo similar para los felinos).

Asimismo, los investigadores sospechan que ciertas cepas de bacterias orales pueden provocar problemas cardíacos. Algunos tipos de bacterias que se encuentran en el hocico de los perros producen proteínas aglutinantes que pueden adherirse a las paredes de las arterias, lo que las hace engrosar.

De igual forma, se sabe que las bacterias orales favorecen la formación de coágulos sanguíneos que pueden dañar el corazón.

5 Tips para Ayudar a Mantener los Dientes y Encías de Tu Mascota en Buenas Condiciones

1. Alimentación. La alimentación de tu mascota desempeña un papel importante en la cantidad de sarro que acumula en sus dientes. Los alimentos crudos – incluso los alimentos preparados, molidos y crudos – ayudan a controlar el sarro. El hueso crudo y molido es un abrasivo dental suave que actúa como fino papel de lija cuando se mastica, lo que ayuda a eliminar la suciedad adherida a los dientes.

La carne contiene enzimas naturales y, además, los alimentos crudos no se adhieren a los dientes, a diferencia de las croquetas de almidón. Es completamente falso que la croqueta ayuda a mantener limpios los dientes de tu mascota. La croqueta no es buena para los dientes de tu mascota, de la misma forma que la comida crujiente para humanos no es buena para tus dientes.

Ahora bien, incluso las mascotas alimentadas con carne cruda adquieren placa y sarro, por este motivo, no puedes asumir que la comida por sí sola salvará a tu mascota de enfermedades dentales.

Además, de acuerdo con las investigaciones, existen algunos suplementos que mejoran la salud gingival y el microbioma oral, como el ubiquinol y los probióticos. Añadir estos suplementos al protocolo alimentario de tu mascota puede mejorar sus defensas orales y reducir la tasa de degeneración.

2. Huesos Crudos. Para perros y gatos, el acto de masticar desempeña un papel importante en la eliminación de la placa y el sarro de los dientes. A pesar de que existen muchos juguetes y productos alimenticios en el mercado que pueden ser útiles hasta cierto punto, los huesos crudos son la mejor opción, y solo algunos perros los rechazarán.

Es importante que los huesos estén crudos, porque los huesos cocidos pueden astillarse y dañar el tracto gastrointestinal (GI) de tu mascota. El tamaño del hueso dependerá del tamaño de tu mascota, además, si mastica de manera ansiosa, corre el riesgo de lesionarse o incluso de romper sus dientes.

Invariablemente debes supervisar a tu perro cuando roe un hueso con el fin de minimizar el riesgo de asfixia o daño dental, asimismo, debes refrigerar los huesos después que los ha masticado para la próxima ocasión.

3. Cepillado Diario. Cepilla los dientes de tu mascota, de preferencia todos los días. Dedicar algo de tiempo a diario para cepillar los dientes de tu perro o gato puede generar grandes beneficios en lo referente a la salud oral y bienestar general.

4. Inspecciones Orales Habituales en el Hogar. Tu mascota debe permitir que abras su hocico, inspecciones su interior y busques dientes flojos, bultos inusuales o protuberancias en la lengua, debajo de ella, a lo largo de la línea gingival y en el paladar.

Tras hacer esto continuamente, te darás cuenta de cualquier cambio que se presente en la siguiente inspección. Asimismo, debes estar al pendiente de cualquier cambio en el olor de su aliento que no esté relacionado con la alimentación.

5. Revisiones Veterinarias. Agenda con tu veterinario exámenes orales de forma periódica. Él o ella te informará cualquier posible problema, o uno existente, en el hocico de tu mascota, asimismo, te recomendará una limpieza dental profesional, si lo cree necesario.

Si eres minucioso con el cuidado dental en casa de tu mascota y no tiene ninguna situación particular que la predisponga a la acumulación de sarro u otros problemas dentales, es posible que nunca vaya a necesitar de una limpieza profesional por parte de un veterinario.

Sin embargo, las mascotas con acumulación extrema de sarro, encías muy inflamadas o infecciones orales necesitan ayuda adicional.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 dvm360 Dental Pain Handout