Duke y el paparazzi

Después de un largo día de jugar y salir a caminar Duke se estaba preparando para tomar una linda siesta. Y cuando estaba a punto de cerrar los ojos llego un paparazzi, con su video cámara. Pobre de Duke le tocara encontrar otro sitio para su siesta.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario