7 razas en alto riesgo de enfermedades dentales--¿tu perro es uno de ellos?

salud oral canina

Historia en Breve -

  • La mala salud dental en tu mascota puede afectar sus órganos vitales, como el corazón, riñones y cerebro
  • Algunas razas son más propensas a desarrollar enfermedades dentales que otras, estas son las razas pequeñas, las miniatura, las razas de caras chastas como los pugs, y ciertas razas grandes como el boxer y el labrador retriever
  • Si tu perro es propenso a desarrollar alguna enfermedad dental, hay muchas acciones que puedes tomar para conservar su salud bucal, ´como es alimentarlo adecuadamente, ofrecerle huesos crudos para masticar, cepillar sus dientes todos los días, y realizar exámenes regulares en casa o con un veterinario

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Muchos padres de mascotas dan por hecho que el estado de los dientes y encías de sus perros no afecta su salud, pero esto podría ser solo una suposición.

De acuerdo con lo que comentó en una entrevista con PetMD, el Dr. Jan Bellows, veterinario dentista del Hospital Animal Hometown y de la Clínica Dental en Weston, Florida:

“Las toxinas de la enfermedad periodontal son absorbidas por el torrente sanguíneo. A medida que los riñones, el hígado y el cerebro filtran la sangre, pueden presentarse infecciones pequeñas que provoquen daño permanente y algunas veces mortal a los órganos.”1

Las bacterias presentes en la enfermedad periodontal producen toxinas que pueden dañar el tejido cardiaco, renal y cerebral. También es posible que las bacterias viajen por el torrente sanguíneo y se establezcan en los tejidos de las válvulas cardiacas, riñones e hígado.

Cuando se acumula placa en los dientes de los perros, en pocos días se endurece y se convierte en sarro. El sarro se adhiere a los dientes e irrita las encías. Las encías irritadas son el resultado de un padecimiento conocido como gingivitis. Las mascotas con este padecimiento presentan encías rojas en lugar de rosas, y frecuentemente tienen muy mal aliento.

Si no se elimina el sarro de los dientes de tu mascota, este se acumula debajo de las encías, que eventualmente se separen los dientes. Esto crea pequeños bolsillos en el tejido de las encías que atrapan aún más bacterias en la boca.

En esta etapa, tu perro ya desarrolló enfermedad periodontal irreversible, la cual no solamente le provoca mucho dolor, sino que provoca abscesos, infecciones, pérdida de dientes y hueso.

¿Podría tu perro estas en riesgo de desarrollar una enfermedad dental?

La rapidez con la que se desarrollan los problemas dentales y de encías en la boca depende de diversos factores como la edad, la salud general, la alimentación, la genética y la frecuencia y calidad del cuidado dental que reciba.

Y aunque las enfermedades periodontales son las más prevalentes en todos los perros, algunas razas poseen mayor riesgo, como son las siguientes, según PetMD:2

Collies y Pastores de Shetland: Estas razas tienden a tener una mordida adicional en la que la mandíbula inferior es más corta de lo normal en relación con la mandíbula superior.

Pugs y otras razas braquiocefálicas: Las razas braquiocefálicas (como los Shih Tzus, Bulldogs, Lhasa Apsos, Boston Terriers) generalmente presentan malocusiones, es decir que sus dientes no se alienan como deberían, también podrían estar amontonados.

Perros Yorkshire y otras razas pequeñas y miniaturas: Estos perritos tienden a tener dientes de “leche” permanentes, es decir que nunca los mudan, sino que los dientes permanentes nuevos simplemente nacen por debajo de los primeros.

Chihuahuas: Los chihuahuas tienen bocas pequeñas y la misma cantidad de dientes que todos los perros (42 dientes). A menudo no hay espacio suficiente para que quepan en esas bocas tan pequeñas, por lo que puede presentarse el hacinamiento.

Dachshunds: Los doxies tienen hocicos estrechos que los hacen propensos a desarrollar bolsas en las encías creadas por la pérdida de dientes y huesos. Las bacterias se desarrollan en esos bolsillos periodontales.

Boxers: Los boxers, así como el gran danés, mastín, buldog, y collie generalmente presentan un crecimiento excesivo o engrosamiento de las encías–un trastorno conocido como hiperplasia gingival. La hiperplasia gingival generalmente es la respuesta inflamatoria a la placa y bacteria dental, o como reacción a ciertos medicamentos.

Shih Tzus: Esta raza pequeña, así como el Lhasa Apsos, el maltés y el habanero, son propensas a desarrollar aparición dental tardía. En otras palabras, sus dientes nacen más tarde de lo normal. El problema surge cuando ningún diente nace, o les falta alguno.

Labrador retriever: Los labradores y otras razas grandes y activas tienden a presentar más fracturas dentales.

Sólo porque tu compañero canino es propenso genéticamente a problemas dentales no quiere decir que esté destinado a una vida de problemas bucales. Hay muchas cosas que puedes hacer para mantener su dentadura limpia y sus encías sanas.

5 Consejos para conservar la salud bucal de tu perro

1. Alimentación. La alimentación que lleve tu perro interviene de manera importante en el sarro que acumule en sus dientes. Alimentos crudos–así como una alimentación cruda preparada–ayuda a controlar el sarro. El hueso molido crudo es un limpiador dental suave que actúa como una lija fina cuando es masticado, lo que ayuda a eliminar la suciedad atorada en los dientes.

Además, la carne contiene enzimas naturales y los alimentos crudos no se pegan a los dientes, a diferencia de las croquetas de almidón. Es definitivamente un mito el que las croquetas mantienen los dientes de tu mascota limpios. Las croquetas no son mejores para los dientes de tu mascota, al igual que los alimentos crujientes no son buenos para tus dientes. Dicho esto, incluso las mascotas que consumen alimentos crudos desarrollan placa y sarro, así que no des por sentado que con sólo cuidar sus alimentos evitas enfermedades dentales.

Además, existen algunos suplementos que las investigaciones han mostrado que mejoran la salud de las encías y el microbioma oral, así como el ubiquinol y los probióticos. Añadir estos suplementos a la rutina de tu perro puede mejorar sus defensas orales y reducir la velocidad con la que aparece la degeneración.

2. Huesos crudos. Para los perros, masticar huesos es importante para la eliminación de placa y sarro de los dientes. A pesar de que existe una gran cantidad de juguetes y productos en el mercado que pueden ayudar, la mejor opción sin duda son los huesos crudos, y son muy pocos los perros que los rechazan.

Es esencial que los huesos estén crudos pues los que están cocidos pueden astillarse y dañar el tracto gastrointestinal de tu mascota. El tamaño del hueso depende del tamaño de tu perro y en si le encanta masticar tanto que corre peligro de lastimarse o romperse un diente.

Tu perro siempre debe estar supervisado cuando mastica hueso, con el fin de reducir el riesgo de asfixia o daño dental, los huesos crudos deben refrigerarse entre cada sesión de mastique.

3. Cepillado diario. Cepilla los dientes de tu mascota, de preferencia diario. Darte un poco de tiempo para cepillar todos los días tus dientes de tu mascota puede beneficiar enormemente su salud bucal y su bienestar general.

4. Realizar inspecciones bucales regulares en casa. Tu perro debe dejar que abras su boca, mires adentro y toques sus dientes en busca de protuberancias en las encías o debajo de la lengua, así como dientes sueltos, y a lo largo de la encía superior y el paladar.

Una vez que realices esto unas cuantas veces, te darás cuenta más fácil de cualquier cambio que pueda surgir en la inspección siguiente. También debes percatarte de cualquier cambio en el olor de su aliento que no esté relacionado con su alimentación.

5. Revisiones veterinarias. Agenda exámenes orales regulares con tu veterinario. Él estará alerta de cualquier problema actual o futuro que pueda aparecer en la boca de tu mascota, y también puede recomendarte limpiezas dentales profesionales en caso de ser necesario.

Si estás al tanto de la salud dental de tu perro en casa y no presenta ningún problema que lo predisponga a la acumulación de sarro, es probable que nunca necesite limpieza profesional veterinaria. Sin embargo, los perros que tienden a acumular mucho sarro, poseen encías inflamadas o infecciones orales sí necesitan ayuda adicional.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario