Una bella amistad entre amigos: el pequeño pulpo rojo y el buzo

Mientras un buzo exploraba el fondo del océano no se esperaba que un pequeño pulpo rojo, se iba convertir en su amiguito. El pequeño pulpo quedo completamente intrigado con el buzo y sus guantes. El pulpo nunca iba visto o tocado un guante, y cada vez que podía con sus tentáculos le tocaba los guantes al buzo. Así, se cómo empezó esta bella amistad de amigos.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo