Comprador cuidado, este mineral en los alimentos para mascotas daña la función renal

comida comercial para gatos

Historia en Breve -

  • Un nuevo estudio ha concluido que los altos niveles de fósforo en los alimentos comerciales para gatos podrían dañar la función renal de los especímenes sanos, además de acelerar la progresión de la enfermedad renal crónica (CKD, por sus siglas en inglés) en los gatos diagnosticados
  • Se ha encontrado que los alimentos enlatados para gatos producidos en Alemania y analizados en el estudio contenían hasta 9 veces la dosis de fósforo requerida por los gatos
  • Otro tipo de ingredientes y alimentos para gato que debes evitar para proteger los riñones de tu mascota incluyen a las croquetas, harinas de carne, y alimento prescrito para enfermedades renales
  • Los gatos con CKD deben llevar una alimentación a base de alimentos frescos y de grado humano, formulada para enfermedades renales (¡junto con la receta!); los gatos con riñones sanos deben llevar una alimentación variada, casera y cruda (o cocida); alimento comercial equilibrado y crudo; alimento crudo y/o alimento enlatado de grado humano
  • El apoyo adicional para los gatitos con CKD incluye un suplemento apropiado, ambiente libre de estrés y monitoreo regular de sus órganos

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Se estima que más de la mitad de los gatos domésticos de 10 años y mayores padecen una enfermedad renal crónica (CKD, por sus siglas en inglés [es decir, una enfermedad renal crónica e insuficiencia renal crónica]).

Existen muchas causas de CKD en gatos, y un estudio reciente publicado en Journal of Feline Medicine and Surgery1 sugiere que los altos niveles de fósforo en los alimentos comerciales para gatos exacerban la enfermedad renal existente y también dañan la función renal en gatos sanos. Los resultados de este estudio podrían representar una pieza crucial en el rompecabezas de la CKD felina.

Si bien, la investigación previa ha concluido que el elevado consumo de fósforo podría agravar la enfermedad renal existente, los investigadores de LMU examinaron el efecto del exceso de fosforo en gatos adultos y sanos con riñones normales.

Los resultados demostraron la presencia de glucosuria (altos niveles de glucosa en la orina) y albuminuria (cantidades anormalmente elevadas de la proteína albúmina en la orina)--ambos indicadores de daño renal--en gatos que llevaban una alimentación alta en fósforo.

Además, la depuración de la creatinina en gatos (un indicador del rendimiento general de los riñones) disminuyó significativamente durante los 28 días que llevaron una alimentación alta en fósforo. El equipo de investigación se sorprendió al observar que la depuración de la creatinina era muy fuertemente afectada en tan poco tiempo.

De acuerdo con la líder del estudio, Ellen Kienzle, profesora de Ludwig-Maximillian University (LMU) en Munich, Alemania, “los resultados del nuevo estudio sugieren que el exceso de fosfato tiene un efecto perjudicial sobre los indicadores de la función renal en gatos, y podría contribuir a la alta incidencia de enfermedades crónicas renales en gatos mayores“.

Los alimentos enlatados para gatos en Alemania contienen hasta 9 veces la cantidad de fosforo que requieren los gatitos

Las pruebas realizadas en los alimentos comerciales para gatos que se venden en Alemania revelaron que, en promedio las fórmulas enlatadas contenían varias veces la cantidad de fósforo requerida para mantener a los gatos saludables.

Por lo general, este nivel de fósforo en los alimentos para gatos es considerado inofensivo; sin embargo, ahora los investigadores creen que el máximo nivel comprobado (casi nueve veces la cantidad requerida) "... podría ser suficiente para dañar los riñones de los felinos sanos en unas cuantas semanas".2

Los fosfatos presentes en los alimentos para mascotas analizados provienen de fuentes “naturales” (principalmente de hueso y cereales), así como de los fosfatos inorgánicos que los fabricantes de alimentos para mascotas añaden en sus fórmulas para lograr cierta textura y vida útil.

Ahora, Kienzle y su equipo estudian el impacto de las diversas fuentes de fosfato en la función renal felina, así como la solubilidad del elemento para evaluar la biodisponibilidad del mismo en la alimentación.

Podríamos predecir si el fosfato monopotasico hidrosoluble tiene un gran efecto sobre la función renal, en comparación con el fosfato derivado de la sal de calcio”, indica Kienzle.

A diferencia del fosfato unido que proviene de fuentes naturales en los alimentos procesados para mascotas, los aditivos de fosfato inorgánico e hidrosoluble se encuentran inmediatamente disponibles para su absorción.

Además, los investigadores evalúan el impacto del exceso de fosfato alimenticio en la salud de los perros, y sus resultados iniciales sugieren que la concentración de este elemento en la sangre se eleva de manera significativa después de consumir fosfato inorgánico.

Para preservar los riñones de tu gato, también debes evitar estos tipos de alimentación

Alimento seco para gatos (croquetas)

Si eres un lector habitual de la página de Mercola Healthy Pets, de seguro ya sabes que estoy totalmente en contra de las croquetas para perros y gatos—en especial, en el caso de los gatos. Como ya mencioné al inicio de este artículo, existen muchas causas de la enfermedad renal crónica en gatos, y una de las influencias más comunes y prevenibles son las croquetas.

Los gatitos están diseñados para satisfacer la mayoría o todos los requerimientos de agua de su cuerpo a través de su alimentación, no a través del tazón de agua, por lo que no manifiestan la misma sed que otras especies.

Las croquetas les proporcionan un porcentaje muy pequeño del agua que necesitan en su alimentación diaria. Los gatitos que llevan una alimentación exclusivamente seca sufren deshidratación crónica leve, que con el tiempo les ocasiona un estrés significativo en sus riñones.

Como la Dra. Lisa Pierson, practicante que trata únicamente felinos y experta en alimentación para gatos, escribe en su maravilloso sitio web CatInfo.org:

Es preocupante pensar en el rol que la deshidratación crónica podría jugar al causar o exacerbar la enfermedad renal felina”.

Además, la mayoría de las croquetas para mascotas contiene una calidad proteica muy deficiente. Es una proteína procesada para croquetas, que creo que es más difícil de digerir y procesar para los gatos. Proporcionar alimento dos veces al día (o todo el día), todos los días durante años, podría causar estrés en el hígado y riñones.

Alimento para gato con harina de carne (harina de pollo, pescado, pavo, conejo, cordero, etc.)

En el caso de las proteínas, las investigaciones recientes demuestran que las mascotas de edad avanzada, incluyendo a las que padecen una enfermedad renal, necesitan más proteínas.3 Pero, deben ser proteínas de muy alta calidad, sin cantidades excesivas de fósforo.

Según mi amiga y veterinaria, la Dra. Elisa Katz, en su artículo para la revista Feline Nutrition Foundation, esta norma descarta las harinas de carne, que principalmente son elaboradas a base de huesos triturados y tejido conectivo.

La carne muscular es retirada antes del procesamiento, por lo que las harinas de carne pueden contener niveles de fósforo (y calcio) tan elevados que podrían dañar los riñones.4

Alimento prescrito para enfermedades renales

En cuanto a los alimentos prescritos para enfermedades renales, muchos de estos consisten en croquetas (por ejemplo, Hill's k/d), y son recomendados habitualmente para gatos con enfermedades renales.

Sin embargo, nunca me ha parecido lógico, ya que estas fórmulas no cumplen con los requerimientos alimenticios de hidratación para los gatos, en especial en los gatitos que pierden grandes cantidades de agua debido a una deficiencia renal.

"Debo decir que, realmente me parece sorprendente cuando escucho sobre la gran cantidad de gatos que reciben líquidos subcutáneos mientras se les proporciona una alimentación a base de croquetas", escribe Lisa Pierson.

"Esta es una práctica extremadamente ilógica y poco saludable, y debe hacerse todo lo posible para que estos gatos lleven una alimentación que tenga un mayor contenido de humedad".

Por lo general, los alimentos prescritos para enfermedades renales también contienen bajos niveles de proteínas, lo cual no es ideal para los gatos, que son carnívoros obligados (estrictos), que requieren altos niveles de proteína animal de alta calidad para optimizar su salud.

De acuerdo con Pierson:

"La alimentación para enfermedades renales restringen la cantidad de proteína hasta el punto en que muchos gatos—todos los que no consumen suficiente cantidad a través de su alimentación para cumplir con sus requerimientos diarios de calorías proteicas--catabolizarán (usarán como combustible) su propia masa muscular, lo que podría provocarles desgaste muscular y pérdida de peso.

Esta desintegración interna de la propia masa muscular del gato incrementará los niveles de creatinina (y BUN) que debe ser eliminada por los riñones. El aumento en los niveles de creatinina y BUN, así como el desgaste muscular, podría originar la conclusión a menudo errónea de que la CKD del paciente ha empeorado".

El tipo de alimentación que recomiendo para sustentar la función renal de tu gato

Si tu gatito ha sido diagnosticado con CKD, te recomiendo proporcionarle una alimentación a base de alimentos frescos de grado humano, formulada para enfermedades renales, ya sea casera o elaborada, como Darwin's Intelligent Design.

Esta marca ha creado un tipo de alimentación única a base de alimentos frescos de excelente calidad, específicamente formulada para gatos con CKD. Contiene quitosano, un aglutinante natural de fósforo, junto con mayores cantidades de calcio para reducir al mínimo la absorción del fósforo. Esta alimentación puede ser proporcionada ligeramente cocida o cruda.

A menos que tu gato se niegue a comer absolutamente todo lo demás, no recomiendo proporcionarle croquetas prescritas para enfermedades renales. Este tipo de alimentación está formulada con bajos niveles de fosforo; sin embargo, hay formas de beneficiarlo con alimentos frescos mucho más saludables y de alta calidad.

Recomiendo que los gatos sanos (con riñones saludables) lleven una alimentación variada con una combinación de alimento casero y crudo (o cocido); alimento disponible comercialmente balanceado y crudo; alimento deshidratado y/o alimento enlatado de grado humano.

Para obtener una lista completa de los niveles de fósforo que contienen los alimentos enlatados para gatos, consulte la tabla Cat Food - Nutritional Composition de la Dra. Lisa Pierson. Además, esta tabla enlista el porcentaje de proteínas, grasas y carbohidratos de cada alimento, así como también sus calorías.

La alimentación que le proporcionas a tu gatito debe ser nutricionalmente balanceada, apropiada para su especie y elaborada con fuentes de proteínas de alta calidad.

Recomendaciones adicionales para gatos con CKD

Algunas veces, las vitaminas y minerales podrían ser beneficiosos para los gatitos con CKD. Con frecuencia añado diversas vitaminas B en los fluidos intravenosos de un gato. Las vitaminas B pueden ayudar a tratar la anemia, aliviar las náuseas y mejorar la sensación general de bienestar de un gato.

Los antioxidantes, L-carnitina y triglicéridos de cadena media (aceite de coco), también podrían ser beneficiosos. Incluir una fuente de supervegetales para estimular la producción sanguínea, como clorofila o chlorella, puede ayudar a combatir el bajo recuento de glóbulos rojos.

Asimismo, se recomienda incluir un apoyo para desintoxicación, tal como el diente de león y SOD (superóxido dismutasa), si sabes que tu gatito lo consumirá.

Los probióticos que contienen cepas específicas para el apoyo renal, como Lactobacillus acidophilus, casei y plantarum, Streptococcus thermophilus y Bifobacterium longum, también podrían ser extremadamente beneficiosas.

Estas cepas, que apoyan el saludable metabolismo de la urea, están disponibles en productos “específicos para problemas renales”, así como en probióticos de venta libre, por lo que, lo recomendables es leer las etiquetas de forma cuidadosa.

Asimismo, Feline Renal Support de Standard Process podría ser muy útil, así como los aglutinantes de fósforo y bicarbonato de sodio, en caso de ser apropiados. Tu veterinario te ayudará a decidir si estas son las opciones indicadas en función de la situación específica de tu gato.

También es sumamente esencial que el entorno de tu gatito sea tan libre de estrés como sea posible.

Y lo más importante, tratar o prevenir una enfermedad renal, significa monitorear atentamente los sistemas orgánicos. El objetivo debe ser identificar los riesgos y cambios sutiles mucho antes de que ocurra una insuficiencia renal. Muchos gatos tienen vidas longevas cuando su enfermedad renal es detectada de manera temprana y controlada de forma proactiva.

Publique su comentario
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo