Recomendaciones importantes para mantener a las mascotas a salvo durante la temporada invernal

mascotas en el invierno

Historia en Breve -

  • El invierno trae consigo un conjunto único de desafíos para las mascotas como, por ejemplo, las temperaturas frías y condiciones climáticas severas, como el hielo y la nieve
  • Incluso las mascotas que normalmente pasan largos períodos al aire libre, como los gatos de exteriores o perros de trabajo, deben contar con una cama caliente en el interior cuando el clima se torne frío
  • Los perros con pelaje fino, de edad más avanzada y de tamaño pequeño podrían sentirse más cómodos con una capa de protección adicional cuando salen al aire libre durante el invierno
  • El anticongelante para automóviles contiene etilenglicol, un tóxico que puede causar insuficiencia renal y muerte en los perros y gatos, al consumir tan solo 1 cucharadita

Por la Dra. Karen Shaw Becker

El invierno trae consigo un conjunto único de desafíos para las mascotas (al igual que para las personas) como, por ejemplo, las temperaturas frías y condiciones climáticas severas, como el hielo y la nieve.

Algunas mascotas, como los perros husky siberiano, son especialmente adecuadas para el invierno, ya que cuentan con una doble capa de pelaje que pueden mantenerlos calientes, al contrario de la mayoría.

Además del clima, la temporada de festividades y las herramientas para el invierno, como el anticongelante, representan mayores desafíos para las mascotas durante esta época del año. Por lo cual, para mantener a tus mascotas a salvo, enseguida se encuentran los factores más importantes que debes tomar en consideración.

7 principales consejos de seguridad para cuidar a las mascotas durante el invierno

1. Deja a tu mascota en el interior — Incluso las mascotas que normalmente pasan largos períodos al aire libre, como los gatos de exteriores o perros de trabajo, deben contar con una cama caliente en el interior cuando el clima se torne frío. Una buena regla general es que, si sientes que el ambiente al aire libre se encuentra tan frío como para necesitar estar en un entorno cerrado, es probable que tu mascota también sienta lo mismo.

Hay muchos factores que pueden influir en la capacidad de tu mascota para tolerar el frio, incluyendo la edad, raza, alimentación y estado de salud, pero en general, los perros de razas grandes responden mejor al frío que las razas más pequeñas, y las mascotas de edad más avanzada son más vulnerables al frío que los más jóvenes (a excepción de los cachorros y gatitos).

Del mismo modo, los perros con pelaje fino, al igual que los galgos, sentirán frío más rápido que los que tienen pelajes gruesos, como los samoyedos. Las siguientes son señales que podrían indicar que tu mascota necesita un lugar cálido debido al frío:

Temblores

Levantar una pata

Ansiedad

Buscar calor

Gimoteos

Debilidad

Movimientos lentos

Falta de agilidad mental

2. Mantente atento a los signos de hipotermia — En función de los factores que mencioné anteriormente, tu perro podría comenzar a sentirse incómodo al aire libre cuando la temperatura sea inferior a los 45 °F; sin embargo, es realmente importante estar atento a los signos de incomodidad a los 32 °F y temperaturas inferiores, especialmente en perros más vulnerables al frío (cachorros, perros de edad avanzada, con pelaje fino y enfermedades crónicas).

Sin embargo, cuando las temperaturas descienden a menos de 20 °F, puede haber un riesgo real de hipotermia para todas las mascotas. Estas son las señales a las que debes estar atento:

Piel pálida

Escalofríos fuertes

Letargo

Debilidad

Baja frecuencia cardiaca

Dificultad para respirar

Ilan Frank, DVM, residente de medicina deportiva y rehabilitación en el Hospital de enseñanza veterinaria de la Universidad Estatal de Colorado, dijo para Reader's Digest que en particular es importante vigilar a los perros de edad avanzada que podrían tener disfunción cognitiva:1

"Realmente, es posible que no comprendan la situación por completo, o que olviden que se encuentran en el exterior. No se debe asumir que simplemente les gusta tumbarse en la nieve durante un par de horas. Si tienes un perro de edad avanzada es probable que necesites empezar por llevarlo al interior".

3. Considera ponerle ropa de invierno — En la mayoría de los casos, la mejor manera de limitar el riesgo de lesiones en tu mascota por el clima invernal es al mantenerlo principalmente en el interior del hogar.

Sin embargo, seguirá necesitando hacer ejercicio y salir para hacer sus evacuaciones; por lo tanto, algunas mascotas podrían beneficiarse al llevar ropa de invierno para tal propósito. En particular, los perros con pelaje fino, de edad avanzada y razas pequeñas, podrían sentirse más cómodos al tener una capa adicional cuando salen al exterior durante el invierno.

Busca suéteres o abrigos sencillos (sin cremalleras, botones o capuchas) hechos de materiales orgánicos, y asegúrate de que no interfieran con los movimientos naturales de tu perro. Incluso, algunos perros podrían disfrutar al utilizar un suéter en espacios cerrados durante los días fríos; no obstante, debes asegurarte de que tu mascota no se caliente excesivamente.

4. Vigila cuidadosamente a los gatos de exteriores — Si tienes un gato que pasa su tiempo al aire libre o si algún gato silvestre vive cerca, debes mantenerte atento a los signos de congelamiento, que con frecuencia primero afecta a las orejas, nariz, patas y cola; así como la hipotermia, que al igual que en los perros podría provocar escalofríos, letargo o sollozos.

Los gatos podrían arrastrarse por debajo del cofre de un automóvil, para buscar calor en el motor, así que debes golpear el cofre antes de arrancar cualquier vehículo que permanezca en el exterior. También, debes considerar que el agua del gato se congelará si se enfría demasiado, lo cual podría ser potencialmente mortal.

5. Protege a tu perro durante las caminatas más largas — Si tienes un perro que disfruta del clima frío, está bien adaptado y planeas una caminata más larga, asegúrate de llevar agua e incluso algún refrigerio saludable para proporcionarle energía a tu perro.

Las botas especialmente diseñadas para perros pueden ayudar a mantener sus patas a salvo del hielo y la nieve, pero debes quitárselas de vez en cuando para asegurarte de que no tengan hielo o piedras en el interior.

6. Almacena el anticongelante de forma segura y verifica si hay fugas — El anticongelante para automóviles contiene etilenglicol, un tóxico que puede causar insuficiencia renal y muerte en los perros y gatos, al consumir tan solo 1 cucharadita. Si bien, es lógico almacenar botellas de anticongelante de manera segura fuera del alcance de las mascotas, la mayoría de las intoxicaciones ocurren cuando el líquido gotea de los radiadores de los automóviles y algún perro lame del suelo.

Los gatos también podrían intoxicarse al caminar sobre un charco de anticongelante y luego lamerse las patas. Aunque algunos fabricantes han comenzado a agregar un agente de sabor amargo en el anticongelante para desalentar a las mascotas (y los niños) de ingerir este tóxico, que por lo regular es de sabor dulce, eso no garantizará que tu mascota no lo consuma.

Asegúrate de verificar el radiador de tu automóvil con regularidad y reparar las fugas de inmediato y no permitas que tu mascota deambule sin supervisión por áreas donde pueda tener acceso al anticongelante.

7. Ten cuidado con los peligros durante las festividades — La época de festividades puede traer una serie de peligros, incluso aquellos que los humanos consideran como premios, como ciertos restos de comida de los días festivos. El alcohol, chocolate y nueces de macadamia son algunos ejemplos de alimentos básicos de las festividades que las mascotas no deben consumir.

Las decoraciones navideñas, como las guirnaldas, también pueden ser riesgosas, ya que podrían causar obstrucción gastrointestinal si son ingeridas (las guirnaldas pueden ser especialmente atractivas para los gatos).

Otra fuente de estrés que a menudo es omitida en las mascotas son las personas que visitan el hogar. Asegúrate de que tu mascota tenga un espacio tranquilo y seguro para resguardarse si los invitados desconocidos la ponen nerviosa, y de que no pueda escaparse de la casa cuando los invitados entren y salgan.

Al tomar algunas precauciones para mantener a tu mascota a salvo cuando hay clima frío y durante las reuniones navideñas, juntos podrán disfrutar de la temporada de invierno.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario