5 pasos simples para evitar los problemas relacionados con la caja de arena

Escrito por Dr. Karen Shaw Becker
caja de arena para gatos

Historia en Breve -

  • La mayoría de los gatitos de alrededor de 4 semanas de edad pueden comenzar a usar una caja de arena, y por lo general, no necesitan mucho "entrenamiento" formal para dominarla
  • Con el fin de evitar problemas relacionados con la caja de arena en gatos de cualquier edad, hay pasos que puedes seguir para que el uso de la caja sea lo más atractivo posible para tu gato
  • Deja que tu gato elija su arena favorita y busca una caja de arena que tenga el tamaño adecuado para tu mascota y que sea fácil de limpiar
  • Coloca la caja de arena en un lugar tranquilo, semiprivado, mantenla muy limpia y jamás castigues a un gatito o gato adulto por accidentes fuera de la caja

Muchos dueños novatos tienen muchas preguntas sobre cómo darles a sus gatitos el mejor comienzo en la vida, y con frecuencia, una de esas preguntas es, "¿Cómo le enseño a mi nuevo  gatito a usar la caja de arena?"

La mayoría de los gatitos de alrededor de 4 semanas de edad pueden usar una caja de arena, siempre y cuando las paredes de la caja sean lo suficientemente bajas como para que pueda entrar y salir por sí solo. Por lo general, es así de simple: después de que coma, colócalo en la caja y deja que la naturaleza tome su curso. Puede tomar algunos intentos, pero tu gatito aprenderá rápidamente y comenzará a buscar la caja por sí solo.

La buena noticia es que los gatitos no necesitan mucho entrenamiento para usar su caja, porque estas pequeñas y adorables criaturas parecen entender de forma natural cómo hacer lo que se tiene que hacer.

Dicho lo anterior, hay algunas cosas que puedes hacer para evitar esos temidos problemas relacionados con la caja de arena a los que se enfrentan muchos padres de felinos, así como para garantizar que tu gatito desarrolle buenos hábitos de eliminación que le servirán a partir de hoy hasta el resto de su vida.

# 1 - Deja que tu gatito elija su arena

Los gatos, incluidos los pequeños, tienen preferencias individuales y esto también aplica para el tipo de arena que prefieren. Los estudios sobre el tipo de arena que prefieren los gatos, han demostrado que son bastante exigentes con respecto al tamaño de las partículas. El sustrato evolutivo del gato, para fines de eliminación, es la arena. Cuando los gatitos empezaron a vivir en espacios cerrados, apareció la arena de arcilla y la mayoría de los gatos parecieron aceptarla sin ningún problema. Sin embargo, al igual que la arena a base de trigo y maíz, la arcilla tiene algunas desventajas.

En estos días, hay una gran variedad de tipos de arena orgánica disponibles en el mercado, pero muchos de estos productos tienen partículas grandes, algo que no le gusta a la mayoría de los gatos. A los gatitos tampoco les gustan los aromas sintéticos, ni los aditivos para controlar el olor de su arena.

La arena que uso para mis propios gatos es un producto hecho con biochar o biocarbón orgánico. El biochar tiene una larga área de superficie y es recalcitrante, lo que significa que el carbón se adhiere a cosas como el agua y los olores.

Este tipo de arena también tiene excelentes propiedades de aglutinamiento, lo que significa que dura más tiempo y alberga menos humedad y suciedad en general. También es 100 % biodegradable y compostable. Además, no contiene fragancias, porque el carbono ayuda a bloquear los olores.

Puedes descubrir qué tipo de arena prefiere tu gato al comprar la menor cantidad disponible de varios tipos de arena y varias bandejas de plástico económicas. Coloca las bandejas con diferentes tipos de arena (alrededor de 4 pulgadas de profundidad por bandeja) juntas y observa cuál usa con mayor frecuencia. Una vez que descubras qué tipo de arena es su favorita, considera donar la arena que ya no utilizarás, así como las bandejas de plástico a un refugio o centro de rescate para gatos.

# 2 - Selecciona la caja de arena ideal para tu gato

Aunque la mayoría de los gatos son menos exigentes con la caja que con la arena, a algunos no les gustan las cajas de arena con techo. La buena noticia es que, si compras una caja con techo y notas que no le gusta a tu gato, lo único que tienes que hacer es quitarle la parte de arriba.

Tu mejor opción es una caja de arena que sea fácil de limpiar, ya que la limpieza es un componente clave para garantizar que tu gatito la use para hacer sus necesidades. Es muy importante que tu gato pueda entrar y salir de la caja con facilidad y debe ser lo suficientemente grande como para que pueda moverse dentro de ella con libertad.

Si a tu gato le gusta sacar la arena de la caja, entonces una buena opción sería comprar una caja con los lados más altos, siempre y cuando tu gatito, sin importar su edad o condición física, pueda entrar y salir con facilidad. Si en tu casa viven varios gatos, debes recordar que la regla de oro es: una caja de arena por gato, más una extra.

Además, dado que casi todas las cajas son de plástico, debes planear reemplazar su caja de arena a intervalos regulares, porque aunque las cajas de plástico son baratas, livianas y fáciles de limpiar, también tienen sus desventajas, que incluye el hecho de que son fáciles de rasguñar, por lo que se desgastan más rápido.
Cuando tu gatito cava en su caja de arena para cubrir sus heces o sus orines, sus garras afiladas pueden romper el plástico de la caja.

Así que después de un tiempo, se desgasta, lo que atrae gérmenes y olores que pueden permanecer incluso después de desinfectar la caja. Es una buena idea, que después de las limpiezas, revises su caja de arena en busca de plástico rasgado o desgastado. Hacer un presupuesto para comprar una caja cada año es una muy buena idea.

# 3 - Encuentra el mejor lugar para colocar la caja de arena

Los gatos evolucionaron como depredadores y presas de animales más grandes, por lo que se sienten más vulnerables cuando comen o hacen sus necesidades. Por esta razón, debes colocar la caja de arena en un lugar que esté un poco apartado, en un área poco concurrida de tu casa, lejos de maquinaria y aparatos electrodomésticos ruidosos. Elije un lugar cálido en lugar del sótano o la cochera y asegúrate de que la caja no esté demasiado cerca de los tazones de comida o agua de tu gato.

Hoy en día, muchos dueños ocupan los baños que no utilizan para colocar las cajas de arena dentro de la bañera, lo que ayuda a mantener la arena en orden y hace que la limpieza sea más sencilla. Si tu gatito no tiene problemas para entrar y salir de la bañera, entonces podrías poner esta idea en práctica.

# 4 - Mantén la caja de arena muy limpia

Los gatos de todas las edades son criaturas muy quisquillosas y dado a que tu nuevo mejor amigo felino no puede hacerse cargo de la limpieza de su caja de arena, este es un trabajo que te corresponde a ti.

Es importante tener en cuenta que muchos gatitos, en particular a medida que crecen, pueden desarrollar una aversión por las cajas de arena que no están como ellos desean. En especial, si utilizas un tipo de arena sin aroma, debes ser muy disciplinado con respecto a la limpieza de la caja de arena. Esto significa que debes limpiarla dos veces al día, todos los días.

Al hacerlo debes recoger todos los desechos y con ayuda de una toalla de papel húmeda quitar toda la arena que se encuentra atorada a los lados o en la parte inferior de la caja. Antes de volver a poner arena limpia, seca bien toda la caja con otra toalla de papel. Mantener los lados y el piso de la caja limpios y secos puede ayudar a extender el tiempo entre la limpieza total de la caja.

Desecha toda la arena usada y limpia la caja tantas veces como sea necesario, pero en definitiva cada dos semanas, como mínimo. Es importante lavar bien la caja con el fin de eliminar la mayor cantidad de olor posible para que tu gatito no se vuelva reacio a usar su caja debido a un olor persistente.

Lava la caja con agua caliente. Si usas jabón, elije una variedad natural, sin perfume. Evita cualquier producto de limpieza que esté perfumado o que contenga toxinas potenciales. Como ya te lo había mencionado, las cajas de plástico deben reemplazarse cada uno o dos años. El secreto para controlar el olor de la caja de arena, para el beneficio de todos los miembros de la familia, incluido a tu gatito, es mantener la caja de arena en perfectas condiciones.

# 5 - Nunca castigues a tu gatito (o gato adulto) por no hacer sus necesidades dentro de la caja de arena.

Si tu gatito tarda en dominar el uso de la caja de arena y lo encuentras haciendo sus necesidades en otro lugar, levántalo suavemente y colócalo en su caja. Si te topas con los desechos que acaba de eliminar, límpialos y ya.

Por favorno levantes la voz, no lo manejes bruscamente ni le frotes la cara contra su accidente. Lo único que conseguirás es asustar al pequeño, y tu gato no hará la conexión entre su error y tu comportamiento. Lo que provocarás al gritarle y regañarlo es que te tenga miedo.

En algún momento de sus vidas, muchos gatos desarrollan algún problema relacionado con la caja de arena. Así que debes tomar eso en cuenta a medida que tu gato madura y a lo largo de toda su vida, y recuerda que depende de ti encontrar y resolver la causa del problema.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario