¿Por qué los perros necesitan tiempo para olfatear?

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
perro olfatea

Historia en Breve -

  • Los perros se orientan por medio de su olfato, y si no les permites hacer esta actividad podría ser una experiencia frustrante para un cachorro ansioso por explorar los tentadores aromas que flotan en el aire
  • Al menos una vez al día debes permitirle "olfatear el entorno" y dirigir el camino, mientras olfatea hasta quedar satisfecho
  • Utiliza diferentes tipos de correas o arneses para indicarle a tu perro qué tipo de paseo será (ejercicios versus olfatear el entorno), y reserva un arnés especial solo para los momentos en que planees permitirle dirigir el camino

A menudo, cuando los dueños llevan a pasear a sus perros, es con la intención de darle la vuelta a la cuadra rápidamente. Es posible que hayas planeado una ruta establecida y límite de tiempo, con la expectativa de que serás el que dirija la caminata, y eso está bien... algunas veces. Pero, para fomentar la felicidad y salud mental de tu perro, debes darle la oportunidad de detenerse y olfatear las flores, lo cual es algo fundamental.

Los perros se orientan por medio de su olfato, y llevarlos a dar una caminata demasiado rápida podría ser una experiencia frustrante para un cachorro ansioso por explorar los tentadores aromas que flotan en el aire. Al menos una vez al día, debes permitirle "olfatear el entorno" y dejarle dirigir el camino, mientras olfatea hasta quedar satisfecho.

¿Por qué los perros necesitan 'olfatear el entorno' con regularidad?

Imagina dar un paseo sin poder ver las imágenes y sonidos a lo largo del camino. Esa es la sensación que podría tener tu perro si lo arrastras constantemente de forma apresurada sin permitirle percibir esos aromas intrigantes.

"Sería como si los humanos hicieran una caminata y fueran arrastrados demasiado rápido para percibir visualmente los árboles, flores y montañas", escribió Karen B. London, Ph.D., experta certificada en conductismo animal y profesional certificada en entrenamiento de perros, para The Bark. Los perros exploran el mundo con su olfato, se guían por aromas para dibujar una imagen vívida que los humanos no pueden percibir.

Alexandra Horowitz, autora e investigadora de cognición canina, explica en el video anterior cómo la estructura nasal de un perro se suma a su notable sentido del olfato. Incluso el más sensible de los rastreadores humanos solo cuenta con alrededor de 6 millones de receptores olfativos, en comparación con los 300 millones que tienen los perros. Eso les brinda a los perros una gran ventaja en cuestión del olfato, de modo que pueden detectar ciertos olores en partes por billón.

Si puedes percibir un olor a perfume en una habitación pequeña, dice Horowitz, tu perro puede olerlo en un estadio. Cuando caminas junto a un árbol, tu perro puede olerlo, junto con los pájaros e insectos que hay en este e incluso en qué dirección se mueven. Además, los perros tienen un órgano vomeronasal que les permite oler cosas que no se pueden percibir; es decir, las hormonas que liberan los animales.

Esto no solo puede ayudarlos a atraer pareja y distinguir amigos de enemigos, sino que también les proporciona información sobre nuestro estado emocional, salud e incluso si una mujer está embarazada. Horowitz explica que, incluso puede oler los eventos que sucedieron en el pasado o los que ocurrirán en el futuro:

"Lo más sorprendente de la nariz de tu perro es que puede ver a través del tiempo. El pasado aparece en las pistas dejadas por los transeúntes, el calor emitido por un automóvil recientemente estacionado, o los residuos de dónde has estado o lo que has hecho poco antes.

Objetos como un hidrante o bomba de agua y los árboles, funcionan como un tablón de anuncios aromáticos que guarda los mensajes de quiénes han pasado, lo que han comido y cómo se sienten. El futuro está plasmado en la brisa, alertándoles de algo o de alguien que se acerca mucho antes de que pueda verlo".

Marc Bekoff, Ph.D., profesor emérito de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Colorado, Boulder, incluso va más allá al indicar: "No permitir que los perros olfateen podría ser una forma de privación sensorial que les roba la información vital que necesitan para navegar por su entorno".

Publicidad
Clic aquí para aprende másClic aquí para aprende más

Indícale a tu perro cuáles son los paseos en los que podrá olfatear el entorno

Si te preguntas cómo podrás terminar un paseo o caminata con tu peludo compañero si se detiene a olfatear en cada esquina, recuerda que no todos los paseos deben destinarse a olfatear el entorno. Está bien llevar a tu perro a dar una caminata rápida para hacer sus eliminaciones o una caminata más larga en la que establezcas el ritmo, siempre y cuando también le des muchas oportunidades para satisfacer su capacidad olfativa.

Lo recomendable es dividir el tiempo al aire libre entre ejercicio aeróbico designado y caminatas estimulantes sensoriales (olfatear el entorno), ya que sirven para diferentes propósitos. Es necesario que tu perro haga las actividades de correr, nadar y recuperar todos los días para que pueda mantener su tono muscular, así como la salud de sus tendones y ligamentos a lo largo de su vida.

El "ejercicio aeróbico" se define como mantener el ritmo cardíaco de tu perro constantemente elevado y superior a los niveles normales durante un mínimo de 20 minutos (¡esto significa que no debe detenerse para olfatear las flores ni nada más!).

London sugiere utilizar diferentes tipos de correas o arneses para indicarle a tu perro qué tipo de paseo será, y reservar un arnés especial solo para los momentos en que planees permitirle dirigir el camino. Durante el paseo designado para olfatear el entorno, debes soltar la correa y dejarlo vagar libremente. Déjalo olfatear lo que desee, para que perciba el entorno que lo rodea en su totalidad.

Premia a tu perro con el trabajo de olfato K9

Tu perro se deleitará al seguir su nariz dondequiera que lo lleve, pero si quieres proveerle un poco más de estimulación y diversión, involúcrate con el trabajo de olfato K9, que fomenta el impulso natural de un perro para cazar, junto con su instinto natural para cazar y rastrear aromas.

La mayoría de los perros no utilizan sus olfatos para los fines que fueron diseñados. El trabajo de olfato K9, también conocido como trabajo de aroma, le proporcionará a tu perro un desfogue mental y físico para quemar energía, así como disfrutar de su naturaleza.

Lo ideal es que le proporciones a tu perro la mayor cantidad de oportunidades para que pueda olfatear, incluso no solo en paseos regulares para olfatear el entorno, sino también momentos para realizar un trabajo de olfato más estructurado.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario