Anniversary Sale Anniversary Sale

PUBLICIDAD

¿Debes utilizar un tazón elevado para alimentar a tu perro? La respuesta podría sorprenderte

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
tazones elevados

Historia en Breve -

  • Algunos dueños de perros son grandes creyentes de utilizar tazones alimentadores elevados, mientras que otros se niegan a utilizarlos
  • Un beneficio potencial de los alimentadores elevados es ejercer menos tensión en el cuello, espalda y patas de los perros grandes, así como los que padecen artritis u otros padecimientos dolorosos
  • Es probable que la posible relación entre los tazones alimentadores elevados y el riesgo de vólvulo de dilatación gástrica (hinchazón) en perros susceptibles sea un inconveniente muy serio
  • Otras consideraciones al seleccionar los tazones alimentadores para perros son el tamaño (cuanto más pequeño es mejor) y los materiales utilizados (el plástico puede ser problemático)

En particular, si tienes un perro de raza grande o gigante, es probable que hayas considerado o actualmente utilices tazones elevados para el agua y los alimentos. Para los principiantes, se trata de tazones con un soporte que los sostiene a cierta altura del suelo.

Algunos de los soportes tienen muescas por las que se deslizan los tazones, mientras que otros son soportes elevados donde se colocan estos tazones. Los soportes pueden ser de madera, metal o plástico. Incluso, algunos son ajustables. Podrás conocer diversos ejemplos en este enlace.

Si estás familiarizado con los tazones elevados para perros, también debes saber que existe una gran controversia sobre si son o no una buena idea, así que ahora analizaremos algunos de sus beneficios e inconvenientes.

Pros y contras de los tazones alimentadores elevados

Los dueños con perros de raza grande o gigante, perros de edad avanzada con artritis u otros problemas de movilidad, y perros con dolor de cuello o espalda indican que los tazones elevados son más fáciles y cómodos para que los miembros de la familia caninos puedan alimentarse. Ejercen menos presión en el cuello, espalda y patas porque el perro no tiene que inclinarse hasta el suelo para alimentarse o beber.

Otro posible beneficio es que ensucian menos el piso, ya que es más probable que los pedazos de alimento y gotas de agua caigan en el soporte que en el piso, en función del diseño.

El mayor y posiblemente más serio inconveniente de los tazones alimentadores elevados es el riesgo de inflamación, también conocido como vólvulo de dilatación gástrica (GDV), en razas grandes y gigantes de pecho profundo, como el gran danés.

Un estudio de la Universidad de Purdue, publicado en el año 2000, en el Diario de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria, relacionó los alimentadores elevados con la inflamación, concluyendo que alrededor del 20 % de los casos de GDV entre los perros de razas grandes y el 52 % de los casos en razas gigantes se atribuyeron a tener un tazón alimentador elevado.

No hace falta decir que no todos están de acuerdo con las conclusiones obtenidas por los investigadores de Purdue. En lo personal, estoy más inclinada a creer que el factor crucial es la velocidad con la que el perro se alimenta, junto con otros factores de riesgo, en vez del tazón del que come.

Sin embargo, si tienes un perro que podría estar predispuesto a la inflamación y no tienes una razón convincente para alimentarlo con un tazón elevado, podría ser mejor mantener los tazones de tu mascota al nivel del suelo.

Análisis sobre el tamaño del tazón alimentador de tu perro

Según un estudio realizado en 2012 y publicado en Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition, es muy probable que el tamaño del tazón alimentador de tu perro y dispositivos utilizados para medir o dosificar los alimentos contribuyan a la epidemia de obesidad de las mascotas.

Para el estudio, 54 perros y sus dueños participaron en un ensayo de cuatro tratamientos que incluyó croquetas para perros y las siguientes combinaciones de porciones:

  • Tazón pequeño y porción pequeña
  • Tazón pequeño y porción grande
  • Tazón grande y porción pequeña
  • Tazón grande y porción grande

Los dueños de perros utilizaron cada una de estas cuatro combinaciones durante todas las cuatro pruebas.

Como podrás imaginar, las porciones de alimentos proporcionadas a los perros que empleaban el tazón pequeño con la porción pequeña eran significativamente menores que todas las demás combinaciones de tazón y porción.

La combinación pequeña promediaba alrededor de 151 gramos versus 172, 173 y 185 gramos de las otras combinaciones. El tazón pequeño/porción grande y el tazón grande/porción pequeña fueron casi iguales (172 gramos versus 173 gramos). Utilizar un tazón grande con una porción grande resultó en una cantidad de 185 gramos.

Estos resultados son congruentes con los resultados en los ensayos realizados con la participación de humanos. De acuerdo con los autores del estudio, los resultados enfatizan la necesidad de que los dueños de mascotas utilicen tazas medidoras estándar y que las personas con mascotas con exceso de peso utilicen tazones más pequeños y cucharones.

Desecha el enorme tazón y las 'herramientas' de medición aleatoria

Por desgracia, hay una tendencia general entre muchos dueños de comprar tazones alimentadores de gran tamaño para sus perros. Dado que la cantidad correcta de alimento aparenta ser muy poca cuando se coloca en un tazón gigantesco, muchas personas agregan más alimento para mejorar el "aspecto" de la cantidad servida.

Si has comprado un tazón alimentador demasiado grande para tu mascota, considera utilizar ese tazón para proporcionarle agua fresca. Lo curioso es que, en muchos hogares con mascotas, el tazón alimentador empequeñece al tazón de agua, aun a pesar de que el agua es uno de los nutrientes más importantes para los perros.

Por lo tanto, existe un problema con el tazón alimentador gigante, y también con el dispositivo para dosificar. Ambos problemas pueden sabotear los esfuerzos para proporcionar los alimentos para mascotas controlados por porciones. En especial si aún le proporcionas croquetas (lo cual no recomiendo), cuando se trata de un dispositivo de dosificación, no uses un cucharón de plástico al azar de la parte posterior del cajón de tus utensilios de cocina.

No uses una taza de café o recipiente de yogur vacío. Tu perro obtendrá mucho más alimento del necesario. Utiliza cucharas o tazas medidoras de cocina para proporcionarle sus alimentos; puedes comprar un juego de tazas medidoras y cucharas de plástico económicas por solo unos cuantos dólares. Si lo alimentas por peso, también podría ser imprescindible contar con una báscula de cocina.

De nuevo, esto es especialmente importante si le proporcionas croquetas, porque la mayoría tiene alto contenido de calorías. Además, esto es de suma importancia si tienes un perro pequeño. Es increíblemente fácil ocasionar que una mascota pequeña tenga exceso de peso con unas cuantas croquetas adicionales a la hora de comer o unos pocos premios diarios.

Si no estás seguro de cuánta cantidad de alimento debe comer tu perro, utiliza esta calculadora diaria de calorías.

Finalmente, hablemos de los materiales utilizados para elaborar los tazones de alimento y agua para las mascotas

Los tazones de plástico para alimento y agua son probablemente los más populares entre los dueños de mascotas, pero no soy adepta a utilizarlos. Si bien, los tazones de plástico son económicos y convenientes, también son imposibles de desinfectar y, además, cuando el plástico comienza a descomponerse, puede filtrar químicos tóxicos en los alimentos y agua de tu perro.

Las bacterias y aceites también pueden quedar atrapados en el plástico pelado, lo que podría causar irritación cutánea o algo peor. Algunos perros pueden desarrollar alergias a los tintes y materiales en los tazones de plástico, y también se han relacionado con las manchas por lágrimas. De igual manera, se sabe que los masticadores agresivos roen sus tazones en trozos pequeños y se los tragan.

Recomiendo utilizar tazones de acero inoxidable, porcelana y vidrio para proporcionarle agua y alimento a tu perro, pero aún esas opciones tienen algunas advertencias. Los tazones de plástico sin BPA se pueden utilizar en caso de un apuro cuando viajas con tu familiar canino o en otras situaciones temporales, siempre que lo limpies a fondo después de cada uso y lo reemplaces al primer indicio de degradación del plástico.

Es importante comprar un tazón de acero inoxidable de calibre 18 y de preferencia a través de una empresa que haya realizado pruebas de pureza con terceros, ya que incluso el acero inoxidable ha demostrado que podría estar contaminado, como lo demostró el retiro comercial de tazones de metal de Petco hace muchos años.

Algunos tazones de porcelana pueden contener plomo y otros no han sido comprobados para usarse en productos alimenticios, así que asegúrate de comprar porcelana de buena calidad hecha para contener alimentos, de una empresa de confianza.

Los tazones de vidrio de Pyrex o Duralex son mis favoritos, ya que son duraderos y no son tóxicos, a diferencia de otros productos de vidrio fabricados a bajo costo que pueden contener plomo o cadmio.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario