Enfermedad del gusano del corazón en perros

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
gusano del corazon en perros

Historia en Breve -

  • Esta es la época del año en la que es más probable que los padres de mascotas conozcan las recomendaciones de los veterinarios y de numerosos medios de comunicación para prevenir el gusano del corazón
  • Dichas recomendaciones generalmente fomentan la administración de preventivos (insecticidas químicos con efectos secundarios) a todos los perros y gatos durante todo el año, en todos lados
  • Mi recomendación alternativa es evaluar el riesgo real de la mascota de contraer gusanos del corazón basándose principalmente en el lugar donde reside, lo cual puede determinar la población de mosquitos existente
  • Si reside en un área con numerosos mosquitos, es recomendable consultar a un veterinario integral para desarrollar un protocolo de prevención adecuado y así mantener a su mascota segura y saludable
  • También es importante que tu mascota sea examinada para detectar los parásitos del corazón y otras enfermedades parasitarias, al comienzo y al final de la temporada de plagas en las zonas endémicas de mosquitos

Esta es la época del año en la cual incrementa la presión para aplicar preventivos de gusanos del corazón en las mascotas. La American Heartworm Society, fabricante de medicamentos contra los gusanos del corazón y muchos veterinarios convencionales recomiendan administrar preventivos durante los 12 meses del año, sin importar el riesgo individual de exposición de tu mascota o dónde te encuentres.

Este no es un planteamiento sabio o lógico, en mi opinión, ya que donde sea que te encuentres es la consideración más importante para evaluar el riesgo de tu mascota. No concuerdo en que se les debe de administrar insecticidas químicos a todas las mascotas, en todas partes, una vez al mes, año con año.

Ningún medicamento es completamente inofensivo. Los preventivos contra los gusanos del corazón son insecticidas químicos con el potencial de crear efectos secundarios a corto y largo plazo que pueden dañar la salud de tu mascota. Además, muchos padres de mascotas no notan que estos preventivos en realidad no previenen nada. Envenenan a las larvas del gusano del corazón en la etapa de desarrollo de la microfilaria, lo que causa que se mueran dentro del cuerpo.

Además de las preocupaciones sobre la toxicidad de estos insecticidas, también existen evidencias de que los gusanos del corazón se están volviendo mucho más resistentes a ellos.

La sobreexposición a los preventivos contra los gusanos del corazón puede ser un problema mucho mayor que la amenaza de la enfermedad en sí

De acuerdo con el mapa de prevalencia de gusanos del corazón del 2019 publicado por el Companion Animal Parasite Council (CAPC, por sus siglas en inglés), solo 1 de cada 75 perros en los Estados Unidos, aproximadamente el 1.3% resulta positivo al parásito.  A pesar de que los gatos no son huéspedes naturales del gusano del corazón, también se recomienda el uso de preventivos durante todo el año.

Además, solamente en 11 estados se considera que los perros muestran un alto riesgo de infección por gusanos del corazón. Estas cifras no han cambiado desde que se creó el primer mapa en el 2012. Los 11 estados se encuentran principalmente en el sureste, donde las elevadas temperaturas y la alta humedad en los meses más cálidos del año brindan un entorno ideal para el desarrollo de mosquitos.

El problema con las recomendaciones veterinarias convencionales sobre la prevención del gusano del corazón es que, en lugar de enfocarse en la probabilidad de infección y los riesgos frente a los beneficios de administrar productos químicos tóxicos durante todos los meses de cada año de vida, se centran en la naturaleza aterradora de una enfermedad que se presenta en tan solo un pequeño porcentaje de perros.

Es importante comprender que los preventivos contra los gusanos del corazón son, como mencioné anteriormente, insecticidas químicos. Además de las preocupaciones sobre la toxicidad, también existe evidencia de la creciente resistencia a los preventivos, la cual suele ser el resultado del uso excesivo de ciertas clases de medicamentos.

Quizás la comunidad veterinaria tradicional tenga buenas intenciones en las recomendaciones anuales para la prevención del parásito, pero además de los inconvenientes ya mencionados, el enfoque también asume que los padres perrunos no pueden averiguar cuándo es apropiado proteger a sus mascotas de las picaduras de mosquito.

Los mejores momentos para comenzar y detener los preventivos en las zonas endémicas de mosquitos

Existen solo unas pocas áreas en los Estados Unidos en las que se recomienda administrar un medicamento preventivo contra los gusanos del corazón, lo que significa que el riesgo de infección puede superar los riesgos asociados con la exposición diaria durante todo el año a un insecticida químico. Dichas áreas se encuentran en el sur de Texas, en el sur de Florida y en algunos otros lugares a lo largo de la costa del Golfo.

El resto de los Estados Unidos varía de 3 a 7 meses de alto riesgo de exposición. La mayoría de los estados cuentan con 6 meses o menos. Si te preocupa que tu perro se encuentre en riesgo de contraer una infección por gusanos del corazón, consulta a tu veterinario integral para verificar los siguientes mapas y así saber cuándo comenzar y detener los preventivos contra el parásito.

>>>>> Clic aquí <<<<<

>>>>> Clic aquí <<<<<

Por ejemplo, si resides en la costa del Golfo, ya sea en Texas o Florida, donde los mosquitos son un problema, el mapa sugiere comenzar a administrar el medicamento preventivo durante el día 1 del mes 1 (enero) y que sea administrado durante todo el año. Sin embargo, si resides en el oeste de Oregón o Washington, el mapa sugiere comenzar la dosificación en julio-agosto y terminar en octubre-noviembre.

Es importante recordar que estos mapas son únicamente un instrumento de la caja de herramientas. Digamos que resides en el sur de Nevada, donde los mosquitos son casi desconocidos, pero el mapa sugiere comenzar el preventivo en mayo y continuar hasta fin de año. Si eso no tiene sentido para ti, utiliza tu sentido común.

Básate en tu propio conocimiento y experiencia del área en la que vives al evaluar el riesgo para tu mascota.

Consejos importantes para la prevención del gusano del corazón

Si resides en un área de los Estados Unidos donde los mosquitos son comunes y conoces que el riesgo de exposición a la enfermedad del gusano del corazón es importante, mis recomendaciones para proteger a tu peludo amigo son las siguientes:

Si no se encuentran en una zona endémica de garrapatas (como en Dakota del Norte, por ejemplo), junto con la ayuda de un veterinario integral, procura utilizar preventivos naturales como nosodes para el parásito del corazón en lugar de productos químicos. Asegúrate de realizar pruebas del gusano del corazón cada 3 a 4 meses (no cada año), ya que los preventivos naturales no pueden garantizar que tu mascota nunca obtendrá la enfermedad.

Es importante recordar que, como los gusanos del corazón habitan en el torrente sanguíneo, los desparasitantes GI (gastrointestinales) naturales como la tierra de diatomeas y las hierbas antiparasitarias (como ajenjo, semilla de calabaza y tinturas de nogal negro) no son tan eficaces para eliminar a las larvas dentro del torrente sanguíneo.

Enfócate en mantener la función inmunológica de tu mascota resistente al ofrecer una dieta personalizada de alimentos frescos y balanceados nutricionalmente, que ayuden a reforzar las defensas naturales. Las carnes sin procesar son ricas en vitaminas B (y son una opción menos alergénica que la levadura de cerveza). Además, se pueden agregar alimentos antiparasitarios específicos, en pequeñas cantidades para brindar apoyo adicional como el ajo fresco.

Si los riñones y el hígado de tu perro se encuentran saludables, intenta utilizar productos químicos preventivos en la dosis efectiva más baja. Esto podría significar tener la ivermectina compuesta de ser necesario, para perros con el menor peso indicado en las instrucciones de dosificación. Administra el tratamiento en intervalos de 6 semanas en lugar de cada 4, por el mínimo de meses necesarios durante la temporada de mosquitos.

Evita los productos químicos multifuncionales que pretenden deshacerse de numerosos tipos de gusanos gastrointestinales y parásitos externos. El objetivo es utilizar la menor cantidad de productos químicos necesarios para tratar con éxito al gusano del corazón. Agregar otros productos químicos a la mezcla aumenta la carga tóxica que el cuerpo canino puede enfrentar. También evita los productos químicos preventivos para las pulgas y garrapatas durante la misma semana.

Realiza un seguimiento de todos los medicamentos contra el gusano del corazón con agentes naturales de desintoxicación hepática, como el cardo mariano y la SAM, durante una semana después del tratamiento, con la ayuda del veterinario.

Siempre insiste en una prueba de gusano del corazón antes de comenzar cualquier tratamiento preventivo. Si resides o convives con tu mascota en zonas de prevalencia de mosquitos y otras plagas, especialmente garrapatas, solicita una prueba SNAP-4Dx o una prueba Accuplex a tu veterinario, las cuales controlan la enfermedad de Lyme, la ehrlichiosis y la anaplasmosis, junto con el gusano del corazón.

Prefiero utilizar la prueba SNAP-4Dx cada 6 meses en perros que pasan mucho tiempo al aire libre durante los climas cálidos porque los parásitos se están volviendo resistentes a los químicos contra los gusanos del corazón, pulgas y garrapatas. Cuanto antes se identifique una infección en tu mascota, cuanto antes se podrá establecer el protocolo para tratarlo de manera segura y con menores efectos secundarios a largo plazo.

Si resides en el medio oeste o la costa este de los Estados Unidos, es recomendable verificar la existencia de estas enfermedades a principios de año y al final de la temporada de plagas, ya que pueden crear resistencia a los preventivos y son relativamente fáciles de tratar cuando se identifican antes de crear enfermedades crónicas.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario