10 maneras excepcionales en las que tu perro mejora tu vida

Análisis escrito por Dr. Karen Shaw Becker

Historia en Breve -

  • Todos los amantes de los perros saben lo mucho que aportan a nuestras vidas
  • En la actualidad, los estudios científicos confirman lo que ya sabíamos o al menos sospechábamos sobre los beneficios de la compañía canina
  • Entre los hallazgos de las investigaciones recientes se encuentra que los perros pueden ayudarnos a incrementar nuestra longevidad, aliviar el estrés, potenciar nuestra actividad física y agregar estructura a nuestros días
  • Además, pueden ayudarnos a ahorrar en costos de salud, aliviar la depresión severa en adultos, disminuir la ansiedad en niños, crear un sentido de comunidad y enseñar a los niños lecciones invaluables sobre la vida

Todos los amantes de los perros saben lo mucho que aportan a nuestras vidas. En la actualidad, los estudios científicos confirman lo que ya sabíamos o al menos sospechábamos sobre los beneficios de la compañía canina

Entre los hallazgos de las investigaciones recientes se encuentran que los perros pueden ayudarnos a incrementar nuestra longevidad, aliviar el estrés, potenciar nuestra actividad física y agregar estructura a nuestros días.

Además, pueden ayudarnos a ahorrar en costos de salud, aliviar la depresión severa en adultos, disminuir la ansiedad en niños, crear un sentido de comunidad y enseñar a los niños lecciones invaluables sobre la vida.

10 beneficios comprobados sobre el compañerismo canino

1. Tu perro puede ayudarte a vivir más tiempo — Esto es especialmente cierto si eres soltero o de la tercera edad. Los perros pueden ayudar a reducir los riesgos cardiovasculares brindándole apoyo social y una mayor actividad física. Los resultados de un estudio reciente demostraron que los dueños solteros mostraban un riesgo 33 % menor de muerte prematura y 36 % menor de enfermedades cardíacas que las personas sin perros.

Otra manera en la que los perros pueden mejorar la salud cardiaca y la longevidad es a través de efectos beneficiosos sobre la presión arterial y los niveles de triglicéridos.

2. Convivir con tu perro puede relajarte y satisfacerte — Convivir con tu perro puede ayudarte a sentirte más tranquilo y feliz, gracias a los beneficios asociados con la liberación de oxitocina, la "hormona del amor". Cuando tú y tu compañero peludo intercambian miradas, los niveles de oxitocina aumentan. Esto explica por qué se ha demostrado que las visitas regulares con perros de terapia mejoran la salud mental y el bienestar.

3. Si eres padre de familia, tu perro puede reducir el riesgo de eccema y asma en los niños — Un nuevo cuerpo de investigación sugiere que los perros dentro del hogar disminuyen el riesgo de enfermedades alérgicas en niños. En otro estudio, la exposición canina durante el embarazo se asoció con un menor riesgo de eccema en bebés a los 2 años.

La exposición temprana a diversas bacterias y otros microbios de los perros puede beneficiar a los bebés al preparar su sistema inmunológico para un funcionamiento óptimo. La exposición a mascotas mientras se encuentran en el vientre o hasta los 3 meses de edad se vincula con niveles más altos de ciertos microbios intestinales relacionados con un menor riesgo de alergias y obesidad.

4. Los adultos mayores con perros caminan más y descansan menos — Un reciente estudio del Reino Unido comparó dos grupos de adultos mayores de 65 a 81 años. Un grupo poseía perros mientras que el otro no. Los dos grupos fueron evaluados por el tiempo que caminaron, medidos por los rastreadores individuales de actividad. El grupo con perros caminó un promedio de 22 minutos más por día, lo suficiente para cumplir con las recomendaciones mundiales y de los Estados Unidos para obtener importantes beneficios de salud.

Además, los investigadores encontraron que las personas con perros experimentaban menos períodos continuos de inactividad en comparación con los demás.

5. Las personas jubiladas reciben importantes beneficios emocionales al tener perros — Para las personas jubiladas, los perros proporcionan una excelente compañía y alivian la soledad. Además, los perros se convierten en el objetivo principal de su atención y requieren una cierta estructura para cada día.

Los perros también son para interactuar, lo que puede ser especialmente beneficioso para los jubilados que viven solos. Las personas obtienen consuelo con la presencia de un perro acostado en su regazo o a un lado. Los perros deben de ser atendidos, y el hecho de cuidar a una mascota mejora la relajación emocional y física.

Los perros son, por supuesto, divertidos y graciosos, lo que puede brindar alegría y risas muy necesarias a las vidas de las personas mayores. Además, los estudios muestran que al pasear a las mascotas existen mayores probabilidades de interactuar socialmente con otras personas al encontrarse fuera de casa.

6. Tu compañero canino puede ahorrarte gastos médicos — Un estudio realizado en el 2015 en nombre de la Human Animal Bond Research Initiative (HABRI, por sus siglas en inglés) encontró que las personas ahorran $ 11.7 mil millones de dólares al año en costos de atención médica debido a la posesión de mascotas. El Director Ejecutivo de HABRI, Steven Feldman, menciono: "Pensando en las cosas necesarias para mantener su salud, 'el tener una mascota' es una de ellas".

El ahorro de costos es gracias a una menor incidencia de visitas al médico. Los dueños de mascotas (132.8 millones en total), visitaron a un médico 0.6 veces menos que las personas sin mascotas.

Cerca de 20 millones de dueños también pasearon a su mascota cinco o más veces por semana, lo que redujo la incidencia de obesidad en este grupo, lo que llevó a otros $ 419 millones en ahorros en atención médica.

7. Adoptar un perro puede ofrecer un efecto dramático en adultos con trastornos depresivos mayores — Un estudio del 2018 concluyó que adoptar una mascota puede resultar en tasas de recurrencia más bajas en personas que sufren de depresión severa. Los beneficios son tan importantes que incluso los pacientes resistentes a los medicamentos antidepresivos o a la psicoterapia reportaron una mejoría en la salud mental.

Los investigadores evaluaron los efectos en 33 pacientes que aceptaron el desafío de adoptar a una mascota (perros principalmente) entre las 80 personas a quienes se les realizo dicha sugerencia. 33 de los participantes que no adoptaron ni tuvieron mascotas previamente, sirvieron como grupo de control. Los pacientes que adoptaron mejoraron hasta el punto en que sus síntomas se consideraron leves.

8. Los niños con perros pueden tener menos ansiedad — Un estudio del 2015 que incluía 643 niños de 6.7 años concluyó que, en comparación con los niños sin mascotas, un porcentaje menor de niños con perros alcanzó el valor de suspensión clínica de la Prueba de Ansiedad Infantil y Trastornos Relacionados (SCARED-5, prueba utilizada para detectar trastornos de ansiedad infantil).

Únicamente el 12 % de los niños con perros sufrían de posibles casos de ansiedad en comparación con el 21 % de aquellos sin mascota. El estudio descubrió que la propiedad canina se asoció con una reducción del 9 % en la probabilidad de una puntuación de tres o más en la evaluación de SCARED-5, el cual es el punto en el que se recomienda una evaluación adicional para diagnosticar la ansiedad.

9. Ser padre de un perro aumenta el "capital social" — Los resultados de una encuesta reciente de 2 700 personas en tres de las principales ciudades de los Estados Unidos y Perth, Australia, encontraron que la posesión de mascotas se asocia significativamente con niveles más altos de capital social, definida como las relaciones entre personas que viven y trabajan juntas, que le permite a la sociedad funcionar de manera efectiva y realizar beneficios productivos.

Los dueños que pasearon a sus perros experimentaron unos niveles de capital social promedio más altos, siendo cinco veces más propensos a conocer a otras personas en su vecindario que a individuos con otro tipo de mascotas.

10. Cuidar a un perro puede enseñar a los niños lecciones de vida importantes — Los niños les ofrecen mucho a sus perros, como juegos integrales y abrazos. Pero las recompensas funcionan en ambos sentidos. Tu hijo puede aprender mucho al tener una mascota, incluyendo estas valiosas lecciones de vida:

  • Responsabilidad — Las mascotas requieren alimentación, ejercicio y afecto diario sin mencionar el cuidado y el tiempo para ir al baño (y la limpieza). Los niños mayores pueden aprender a cuidar a otro ser vivo e incluso los niños más pequeños pueden ayudar con la alimentación y el tiempo de juego.
  • Compasión — Cuidar a una mascota requiere compasión, comprensión y empatía. Los niños aprenden la amabilidad y a atender las necesidades básicas de los demás.
  • Autoestima — Las mascotas muestran amor incondicional, el cual puede ser un gran estímulo para la autoestima de un niño. Así también, puede ser la satisfacción que se obtiene al contar con la responsabilidad y cuidar las necesidades de una mascota.
  • Paciencia — La conexión con una nueva mascota a menudo toma tiempo. Tu hijo desarrollará la paciencia mientras la nueva mascota se siente cómoda en tu hogar y durante el entrenamiento.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario