Muy pronto los perros realizaran escaneos de cuerpo completo en humanos

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
perro olfateador

Historia en Breve -

  • El sentido del olfato canino es uno de los muchos regalos irremplazables que los perros nos ofrecen
  • Puede ser solo cuestión de tiempo que los perros de detección de olores se empleen con frecuencia como la última tecnología en consultorios médicos
  • Los caninos detectores de cáncer tienden a captar todos los titulares, pero es probable que puedan detectar muchas otras enfermedades y trastornos humanos

Entre los innumerables regalos que los perros ofrecen a los humanos está su milagroso sentido del olfato. La mayoría de nosotros reconoce que los caninos tienen narices inteligentes, pero está más allá de nuestra comprensión el grado en que son capaces de detectar "moléculas de olor".

Algunos de los detalles específicos de los perros rastreadores se describen en un estudio realizado en 2012 que compara la capacidad canina de detectar el olor del cáncer con las pruebas de laboratorio:

  • Los perros poseen una dimensión extraordinaria de su epitelio olfativo (hasta 170 cm vs. 10 cm en humanos) (el epitelio olfativo es un tipo especializado de tejido dentro de la nariz)
  • También poseen una gran cantidad de receptores olfativos (más de 200 millones vs. 5 millones en humanos)
  • También hay una "inervación densa de la mucosa olfativa [de los perros] y su capacidad para" clasificar "los olores nuevos de aquellos que no son deseados o innecesarios"

En pocas palabras: estas características anatómicas muy especiales de la nariz canina les dan a los perros la capacidad de detectar pequeñas cantidades de un odorante en particular, una habilidad estimada un millón de veces más eficiente que en humanos.

Los perros son capaces de detectar olores de cáncer con mucha precisión

En un artículo para la publicación veterinaria dvm360, el investigador Ed Kane, PhD, compiló una muestra de fascinantes informes de casos y estudios de perros que detectan el cáncer humano:

Año Informe de caso o estudio

1989

Una cruza de Border Collie-Doberman, olfateó el muslo izquierdo de una persona de 44 años de edad, más tarde le hicieron una biopsia y se le diagnosticaron un melanoma maligno.

2001

El Labrador Retriever de un hombre de 66 años olfateó repetidamente la pierna a través de los pantalones y después se descubrió que tenía un carcinoma basocelular.

2004

Entrenaron a dos perros, un Schnauzer estándar de 4 años y un Golden Retriever de 6 años, para identificar muestras ocultas en la piel de tejido con melanoma en voluntarios sanos. Uno de los perros identificó positivamente las muestras en un primer resultado negativo, pero un examen histológico posterior reveló una pequeña cantidad de células cancerosas.

Entrenaron a seis perros de diferentes razas y edades para detectar cáncer de vejiga en la orina de pacientes enfermos. Los perros determinaron correctamente el cáncer de vejiga en la orina del 41 % de los casos.

2006

Los investigadores utilizaron un sistema de recompensa alimentaria para entrenar a cinco perros domésticos e identificar muestras de aliento en pacientes con cáncer de pulmón y de mama, con la distinción de los controles sanos. La sensibilidad y especificidad fueron del 99 % en pacientes con cáncer de pulmón y del 88-98 % en pacientes con cáncer de mama; los resultados fueron notablemente similares en las cuatro etapas de la enfermedad.

2008

Se le enseñó a un perro a identificar muestras de carcinoma de ovario que constan de 31 tipos histopatológicos diferentes de diversos grados y etapas. En las pruebas doble ciego, el perro fue capaz de identificar correctamente todas las muestras de cáncer con 100 % de sensibilidad y 97.5 % de especificidad, así como descartar carcinomas de ovario de otros carcinomas ginecológicos con 100 % de sensibilidad y 91 % de especificidad.

2010

Se entrenó a dos perros para detectar cáncer de ovario del tejido ovárico normal y distinguir el plasma sanguíneo de pacientes con carcinomas de ovario. La sensibilidad de la prueba de tejido fue del 100 % y la especificidad del 95 %; la sensibilidad al plasma sanguíneo fue del 100 % y la especificidad del 98 %.

2011

Se entrenó a un belga Malinois con un marcador para oler e identificar a los pacientes con cáncer de próstata de su orina. El perro identificó correctamente el cáncer en 31 de 33 pacientes, con 91 % de sensibilidad y especificidad.

Se entrenó a un Labrador Retriever para detectar el olor del cáncer colorrectal en muestras de aliento y heces acuosas. En comparación con la colonoscopia, los perros mostraron su capacidad para detectar cáncer a partir de muestras de aliento con una sensibilidad del 91 % y una especificidad del 99 %. Con las muestras de heces, la sensibilidad fue del 97 % y la especificidad del 99 %. La precisión fue alta incluso para el cáncer temprano.

2012

Los perros entrenados detectaron con éxito el cáncer de pulmón en el aliento humano con una sensibilidad del 90 % y una especificidad del 72 %.

2015

Se entrenó a dos pastores alemanes de tres años para identificar el cáncer de próstata humano a partir de compuestos volátiles específicos en muestras de orina de 362 pacientes con cáncer de próstata. Para el primer perro, la sensibilidad fue del 100 % y la especificidad del 98 %; en el segundo perro, la sensibilidad fue del 99 % y la especificidad del 98 %.

2017

Los investigadores examinaron la viabilidad de si los perros podrían usar señales olfativas para descartar las muestras de orina de perros con carcinoma de células de transición del tracto urinario diagnosticado.

Investigaron la detección del carcinoma hepatocelular del aliento humano con el olfato canino. Los resultados mostraron una tasa de precisión del 78%.

El primer elemento de la lista anterior (un caso reportado en 1989) fue también el primer informe que se publicó sobre la capacidad de los caninos para detectar el cáncer y, como puedes ver, el perro olfateó espontáneamente la enfermedad. Fue el primer caso que creó la duda en los científicos de que, si los perros pueden expresar de forma natural el comportamiento entonces podrían entrenarlos para que lo hicieran al momento de darles la orden.

En un futuro podríamos disponer de escaneos por medio del olfato

Al leer esto, los veterinarios entrenados ayudan a entrenar a los perros para la detección de cáncer en todo el mundo, como en Costa Rica, Canadá, Eslovenia, Finlandia, Noruega, el Reino Unido, Francia, Alemania, los Países Bajos y Polonia.

Con lo que parece ser una evidencia clara de que los perros rastreadores y entrenados pueden ser tan efectivos o, en algunos casos, más efectivos que otros métodos de detección del cáncer, como señala el investigador Michael McCulloch, PhD, dvm360, el siguiente paso es que los empresarios y científicos colaboren para convertir los resultados científicos en un servicio comercial, si es posible.

Mientras que los perros que pueden detectar el cáncer tienden a ocupar los titulares, el agudo sentido del olfato canino también puede ser útil para detectar otras enfermedades con olores característicos, que incluyen:

Infecciones del tracto urinario

Trastornos gastrointestinales (GI) (por ejemplo, gastritis debido a infección de una H. pylori)

Diabetes

Trastornos psicológicos

Trastornos endocrinos (p. ej., síndrome de Cushing)

Trastornos de la tiroides

Cirrosis

Esofagitis por Cándida

Sinusitis

Abuso de alcohol

Entonces, tal vez un día en el futuro, mientras visites el consultorio de tu médico, ¡un asistente médico de cuatro patas y cubierto de pelaje realizará un examen de olfato en todo tu cuerpo! No sé tú, pero, yo me dejaría olfatear por un perro ya que es una alternativa no invasiva.

+ Fuentes y Referencias
Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario