Obtenga 15% de descuento en la venta del 4 de julio Obtenga 15% de descuento en la venta del 4 de julio

PUBLICIDAD

Lo que los humanos pueden aprender de los tumores cerebrales en los perros

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
perro con tumor en el cerebro

Historia en Breve -

  • Condiciones graves como los tumores cerebrales afectan tanto a perros como a humanos de manera similar, y estudiar el cáncer en perros puede ayudar a impulsar nuevas terapias para el cáncer en humanos
  • Los investigadores examinaron muestras de gliomas caninos de 83 perros, realizaron una secuenciación del genoma completo y compararon los resultados con los datos de tumores cerebrales de pacientes humanos
  • Se encontraron similitudes sorprendentes, en genes, vías, en el sistema de reparación del ADN que se altera en los tumores cerebrales humanos y en los cambios en el número de cromosomas
  • Los tumores cerebrales en perros son similares a los tumores cerebrales en niños humanos
  • También se observaron similitudes en la forma en que responde el sistema inmunológico de los perros a los tumores cerebrales, lo que sugiere que los tratamientos de inmunoterapia también se podrían usar en perros y proporcionar nuevas ideas sobre cómo funcionan en las personas

Los perros y los humanos comparten fuertes lazos, y además tienen similitudes cuando se trata de problemas de salud comunes.

De hecho, las afecciones graves como los tumores cerebrales, afectan tanto a perros como a humanos y es probable que el tratamiento canino proporcione información valiosa que algún día pueda ayudar a curar los tumores cerebrales en los humanos. Los investigadores analizaron los gliomas difusos, que son los tumores cerebrales y malignos más comunes.

Los gliomas, son una forma agresiva de tumor cerebral que a menudo afecta a las razas braquicefálicas como los boxers y los bulldogs. Los perros tienen tasas similares a las de los humanos y son excelentes sujetos de investigación por muchas razones, incluyendo el hecho de que su cáncer se desarrolla de forma natural, a diferencia de los estudios con roedores en los que el cáncer se debe inducir de forma artificial.

Además, en el estudio presentado y publicado en la revista Cancer Cell, los investigadores estaban muy interesados en caracterizar el genoma del glioma canino porque, aunque los perros son diagnosticados en la etapa adulta, la distribución por edad es comparable con la enfermedad pediátrica en humanos.

"De hecho, este aparente enigma crea una oportunidad para comparar los impulsores somáticos y su sincronización relativa del glioma canino con los del glioma humano", señalaron.

Se revelan similitudes entre los tumores cerebrales humanos y caninos

Los investigadores examinaron muestras de gliomas caninos de 83 perros, realizaron una secuencia del genoma completo y compararon los resultados con los datos de tumores cerebrales de pacientes humanos. Se encontraron similitudes sorprendentes, en genes, vías, en el sistema de reparación del ADN que se altera con los tumores cerebrales humanos y los cambios en el número de cromosomas.

Los tumores cerebrales en perros parecían muy similares a los tumores cerebrales en niños y los investigadores explicaron:

"Los gliomas caninos mostraron una gran similitud en los gliomas pediátricos humanos por aneuploidía robusta, tasas de mutaciones, tiempo relativo de mutaciones y metilación del ADN".

También se observaron similitudes en la forma en que el sistema inmunológico de los perros respondía a los tumores cerebrales, lo que sugiere que los tratamientos de inmunoterapia también se podrían usar en perros y proporcionar nuevas ideas sobre su funcionamiento en personas.

"Debido a que surgen tumores espontáneos en personas inmunocompetentes, los gliomas caninos representan un gran recurso a través del cual podemos mejorar nuestra comprensión de cómo el sistema inmunológico responde y afecta el desarrollo de tumores cerebrales", según el estudio.

Los gliomas caninos también fueron similares a los gliomas humanos en términos de tasa de mutación, metilación del ADN y microambiente, lo que sugiere que encontrar una cura para estos tumores en perros también podría funcionar para tumores humanos.

Los investigadores agregaron: "Los gliomas caninos se parecen a los gliomas humanos a niveles (epi) genéticos y recuerdan más a la enfermedad pediátrica que a la de los adultos, racionalizando así el glioma canino esporádico como un modelo preclínico adaptado para medir la eficacia del tratamiento en pacientes con glioma, ya sea humanos o caninos".

Publicidad
Clic aquí para obtén acceso a la guía GRATUITA de la Dra. Becker para vencer las alergias estacionales de las mascotas.Clic aquí para obtén acceso a la guía GRATUITA de la Dra. Becker para vencer las alergias estacionales de las mascotas.

Los programas de oncología comparativa tratan de ayudar a las mascotas y a los humanos

El estudio de Cancer Cell es uno de los últimos en mostrar que los perros añaden mucho valor al estudio de atención y de prevención del cáncer. Del mismo modo, en un estudio realizado en el año 2016, al analizar el genoma de las razas de perros relacionadas con un mayor riesgo de gliomas, los investigadores identificaron tres genes relacionados con el glioma que están presentes tanto en perros como en personas.

En el Centro de Investigación del Cáncer del Instituto Nacional de Cáncer (NCI por sus siglas en inglés), existe un programa de oncología comparativa que busca nueva información sobre el cáncer, incluyendo los conceptos biológicos y las nuevas terapias, al comparar el cáncer en perros y en humanos.

Cada año, se diagnostican alrededor de 6 millones de casos de cáncer en gatos y perros en los Estados Unidos. El cáncer se produce de forma espontánea en estos animales, al igual que en los humanos, y se investigan varios tipos de cáncer, incluyendo el linfoma no Hodgkin, carcinoma de próstata, de pulmón, de cabeza y cuello, de mama, melanoma, sarcoma de tejido blando y osteosarcoma. El NCI señaló las razones por las cuales el cáncer en las mascotas sirve como modelo confiable para el cáncer humano:

  • Las mascotas comparten muchos factores de riesgo ambiental con sus dueños humanos, lo que les permite actuar como centinelas de enfermedades.
  • El cáncer en los perros comparte la biología y el comportamiento del tumor con el cáncer en humanos e incluso puede tener características histológicas del tumor y tasas de respuesta idénticas en la quimioterapia.
  • La prevalencia del cáncer es suficiente para permitir ensayos clínicos y estudios biológicos.
  • La falta de tratamientos "estándar" para el cáncer en gatos y perros permite la evaluación temprana de nuevas terapias.

Por ejemplo, el NCI donó $ 11.5 millones en 2017 a seis escuelas de veterinaria para estudiar tratamientos de inmunoterapia en cuatro tipos de cáncer en perros. En un nivel más amplio, los oncólogos comparativos estudian tipos naturales de cáncer en mascotas para:

  • Descubrir riesgos ambientales del cáncer humano
  • Examinar los determinantes genéticos de las predisposiciones al cáncer
  • Mejorar la comprensión de la biología del cáncer
  • Evaluar estrategias terapéuticas y novedosas

La intervención nutricional también es transnacional

Uno de los enfoques nutricionales más efectivos para apoyar a los pacientes con glioma, tanto humanos como caninos, es la dieta cetogénica. La cetosis nutricional es una estrategia metabólica que ha demostrado ser muy útil para los mamíferos con tumores cerebrales.

Las células de glioma consumen una gran cantidad de glucosa (azúcar) y no compensan bien la restricción de glucosa, por lo que la investigación sobre este enfoque nutricional está en curso.

Ketopet Sanctuary también usó esto, como una poderosa arma metabólica para privar a los tumores cerebrales caninos de su fuente de energía favorita: el azúcar. Los efectos fueron tan profundos que nos inspiraron a filmar el documental de Dog Cancer Series.

Esta novedosa terapia se puede combinar con otras terapias y tratamientos contra el cáncer para tener un efecto sinérgico. Es obvio que los pacientes con cáncer deben comer, pero; ¿por qué no instituir una alimentación que pueda tratar de manera poderosa la fuente principal de combustible del cáncer?

Consejos para prevenir el cáncer en mascotas

Según la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (AVMA por sus siglas en inglés), alrededor de 1 de cada 4 perros desarrollará neoplasia en algún momento de sus vidas y casi la mitad de los perros mayores de 10 años desarrollarán cáncer. Con el aumento de las tasas de cáncer en los perros, es importante tomar medidas para prevenirlo. Esto comienza, de la misma forma que con los humanos, con una alimentación saludable.

Para ayudar a tu perro a evitar el cáncer, es importante ofrecerle una alimentación antiinflamatoria y de bajo índice glucémico con alimentos reales y enteros, junto con complementos y suplementos beneficiosos. También es importante reducir la exposición a toxinas ambientales como los pesticidas (incluyendo la aplicación continua de preventivos contra pulgas y garrapatas), químicos para el césped y contaminantes del aire.

Se recomienda mantener un peso saludable, pruebas de titulación en lugar de la revacunación automática y esperar a castrar o esterilizar a tu mascota hasta la edad de 18 meses o 2 años (también puedes usar formas alternativas para esterilizar a tu mascota sin alterar su equilibrio hormonal), existen pasos para reducir el riesgo de cáncer de tu perro. A medida que los perros ayudan a los investigadores a descubrir más sobre sobre el cáncer en humanos, también puedes seguir estos pasos proactivos para optimizar la salud y el bienestar de tu perro.

Ahora bien, si tu perro o gato es diagnosticado con cáncer, o si te preocupa la salud futura de tu mascota, mi primera recomendación es acudir con un oncólogo integrador y un veterinario de medicina funcional con conocimientos de inmunonutrición.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario