Obtenga 15% de descuento en la venta del 4 de julio Obtenga 15% de descuento en la venta del 4 de julio

PUBLICIDAD

Cómo es que tu perro logra identificar tu estado de ánimo

Análisis escrito por Dra. Karen Shaw Becker
perros detectan emociones humanas

Historia en Breve -

  • La investigación sugiere que es posible que los perros tengan la capacidad de identificar nuestro estado de ánimo
  • Un estudio de 2015 demuestra que los perros pueden distinguir entre rostros felices y enojados (¡y no les agradan las expresiones enojadas!)
  • La investigación también demuestra que los perros pueden identificar cómo nos sentimos por medio del tono de voz y por los sonidos que emitimos
  • Los perros también pueden usar su nariz para detectar las emociones humanas

Como padres de perros, estamos convencidos de que los perros tienen la capacidad de identificar nuestro estado de ánimo y responder en consecuencia. No hay otra cosa que pueda explicar la manera en la que trata de consolarte cuando estás triste, de escabullirse cuando estás enojado o ponerse feliz cuando estás feliz.

No te estás imaginando cosas, ya que es capaz de identificar tus emociones y reaccionar a tu estado de ánimo.

Los perros pueden distinguir las expresiones faciales

Un estudio del año 2015 confirmó que los perros pueden identificar las expresiones faciales de los humanos. Se entrenó a un grupo de perros para relacionar unas imágenes de caras felices o enojadas con una recompensa. Se les mostraron imágenes de la mitad de una cara (mitad superior o la mitad inferior) al mostrar emociones felices o enojadas.

A la mitad de ellos, se les recompensaba al identificar una cara feliz, mientras que a la otra mitad se le recompensaba por identificar las caras enojadas. Luego, los perros vieron imágenes que no habían visto antes o se les mostraban partes de la cara que eran nuevas para ellos (por lo que a un perro que había visto la mitad inferior de una cara se le mostraba la mitad superior).

Los resultados demostraron que los perros fueron capaces de diferenciar las emociones. Según el Dr. Kun Guo, psicólogo y experto en interacción de personas con animales en la Universidad de Lincoln:

"Mostrar solo la mitad de la cara y luego la otra mitad significa que no pueden confiar en la forma de los ojos o de la boca, ya que deben tener algún tipo de imagen en su mente. Por lo que parece que pueden distinguir entre estar feliz y enojado".

Los investigadores especularon que los perros usaron sus recuerdos para completar el experimento con éxito. Resulta curioso que, durante la parte de entrenamiento, los perros tardaron tres veces más en tocar una cara enojada. A los investigadores les pareció que a los perros no les gustaba y no querían tocar la cara enojada.

Nuestros perros identifican nuestras señales emocionales cuando hablamos

El perro promedio comprende cerca de 165 palabras diferentes, aunque puede aprender muchas más. Se sabe que los perros prestan atención al tono de voz y al ritmo en el habla humana. Además, la investigación sugiere que los perros también perciben una diferencia entre los componentes verbales y emocionales del habla.

Al parecer procesan señales emocionales y significados de palabras en diferentes hemisferios del cerebro, tal como los humanos. También prestan atención al lenguaje corporal humano, al prestar atención a la postura y el contacto visual.

Los perros siguen tu mirada como un bebé de 6 meses, pero solo si transmites la intención, lo que sugiere que están en sintonía con tus señales comunicativas. Incluso se ha demostrado que los perros sienten empatía entre especies, al responder al llanto de un bebé.

En los humanos, los niveles de cortisol (la hormona del estrés) tienden a aumentar en respuesta al llanto infantil, que se dice que es una forma primitiva de empatía. La investigación demuestra que los perros también experimentan mayores niveles de cortisol como respuesta al llanto de un bebé. También demuestran una combinación de comportamiento sumiso y de alerta en respuesta a los gritos. Según el estudio, publicado en Behavioral Processes:

"Estos hallazgos sugieren que los perros experimentan una emoción en respuesta al llanto de un bebé y proporcionan la primera evidencia de una forma primitiva de empatía entre especies."

Publicidad
Clic aquí para obtén acceso a la guía GRATUITA de la Dra. Becker para vencer las alergias estacionales de las mascotas.Clic aquí para obtén acceso a la guía GRATUITA de la Dra. Becker para vencer las alergias estacionales de las mascotas.

Los perros también detectan la emoción a través del olor

Lo creas o no, además de sentir nuestras emociones a través de nuestras expresiones, nuestro tono de voz y los sonidos que emitimos, los perros también usan su sentido del olfato para saber cómo nos sentimos.

En el año 2018 visité al Dr. Biagio D'aniello y su equipo de investigadores italianos que querían saber si los olores corporales (quimioseñales) producidos en condiciones emocionales de felicidad y miedo ofrecen información que los perros pueden detectar (en este caso, labrador y golden retrievers).

Para el estudio, 8 personas vieron un video de 25 minutos diseñado para provocar miedo o felicidad. Se recolectó el sudor de los voluntarios en toallitas, mientras observaban el video; luego, dichas muestras se agruparon para obtener muestras de "sudor de felicidad" y "sudor de miedo". Además, hubo una muestra de control sin olor.

Los perros en el estudio tenían monitores de frecuencia cardíaca. Cada perro fue colocado en una pequeña habitación con su dueño y un extraño que no había proporcionado una muestra de sudor. Las dos personas estaban sentadas, leyendo revistas y no interactuaban con el perro de forma deliberada.

Las muestras (ya sea de felicidad, miedo o sin olor) se esparcieron en la habitación por medio de un frasco abierto que contenía las toallitas. Los perros pudieron oler el frasco, pero no lograron tener contacto directo con las toallitas.

Por otro lado, los investigadores evaluaron su frecuencia cardíaca, lenguaje corporal, movimientos, así como los comportamientos relacionados con el estrés. El objetivo era conocer si los perros mostrarían un conjunto consistente de comportamientos en respuesta a dichas condiciones.

Los perros expuestos a la muestra de sudor feliz tuvieron menos interacciones con sus dueños, así como más interacciones con los extraños en la habitación, lo que indica que se sintieron tan relajados como para interactuar con extraños y no necesitaron buscar la tranquilidad de sus dueños.

Los perros expuestos a la muestra de sudor con miedo mostraron comportamientos relacionados con el estrés de mayor duración y, en algunos casos, durante todo el período de cinco minutos. Estos perros buscaron a sus dueños en lugar de los extraños, lo que indica que estaban buscando tranquilidad porque se sentían estresados, y también tenían una mayor frecuencia cardíaca que los perros que se expusieron a la muestra de sudor feliz y a la muestra de control.

Según indicó el experto en perros, Stanley Coren Ph.D.:

"aunque era claro que los perros respondían de forma emocional al olor de miedo, parecía que su respuesta reflejaba la emoción que detectaban en el momento y ellos mismos actuaban con temor. No hubo evidencia de agresión hacia el dueño, persona extraña o dispositivo dispensador de olor".

Ahora que la ciencia ha demostrado que los perros pueden ver, oír e incluso oler nuestras emociones y que reaccionan a toda esa información, es posible tomar medidas para aumentar la comodidad y la felicidad de tu mascota y disminuir su estrés. Tu objetivo debe ser ganar y mantener su confianza al hacerlo sentir seguro y amado.

Con este fin, es importante prestar atención a cómo te sientes cuando estás cerca de tu perro, así como a las emociones que diriges hacia él. Esto es muy importante en situaciones que sabes que serán estresantes para él, como las visitas al veterinario.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo
Publique su comentario